Enabling poor rural people
to overcome poverty



Discurso del gobernador por la República de Guatemala en el 27o período de sesiones del consejo de gobernadores del FIDA

Roma, 18 de febrero del 2004

Excelentísimo Señor,
Presidente del Consejo de Gobernadores,
Excelentísimos Señores Gobernadores,
Señor Lennart Båge, Presidente del FIDA,
Amigos todos,

Quiero reiterar, antes que nada, nuestro apoyo total a la Declaración hecha por el Excmo. Señor Don José Pablo Morán, Embajador de Perú en nombre del Grupo Regional de América Latina y el Caribe, GRULAC. Estamos seguros que logrará esta Asamblea honrar el mandato que le da razón de ser al FIDA: el fomento de la agricultura en las naciones en desarrollo como medio para combatir el hambre, erradicar la pobreza y promover el desarrollo.

Vemos con gran preocupación la presentación del Proyecto de Programa de Labores y Presupuesto, que vendría a dar como resultado una disminución de más del 15% en el financiamiento de programas para el desarrollo del FIDA. Sería lamentable que esto llegase a suceder.

Guatemala, país agrícola y forestal por excelencia, ha tenido y tiene ahora más que nunca una gran preocupación por el desarrollo de las áreas rurales de los pequeños agricultores pertenecientes a las comunidades en pobreza y pobreza externa.

En el pasado reciente podemos contar que Guatemala se ha beneficiado de los proyectos/préstamos del FIDA, habiéndolos ejecutado con éxito y absoluta transparencia. Mencionamos, por ejemplo, el de Generación y Transferencia de Tecnología Agrícola y el Proyecto de Producción de Semillas, que finalizaron el 31 de diciembre de 1994.

El ejecutado en las regiones de Zacapa-Chiquimula donde se llevó a cabo el Proyecto de Desarrollo Rural de Pequeños Agricultores y que finalizó el 31 de diciembre de 1998.

El de Desarrollo Rural del Altiplano de los Cuchumatanes, que finalizó el 30 de junio del 2000.

En la actualidad tenemos tres proyectos en proceso de ejecución, que abarcan áreas importantes y sumamente sensibles del país: el Programa Rural para el Desarrollo y Reconstrucción del Quiché, que por su importancia tuvo una ampliación hasta el año 2006; el Programa de Desarrollo Rural de las Verapaces y el Programa Nacional de Desarrollo Rural – Fase I en la Región Occidental.

Estos proyectos constituyen un instrumento real que nos ayuda para alcanzar el objetivo principal que se ha propuesto el recién instalado Gobierno de Guatemala presidido por Don Oscar Berger Perdomo: la erradicación del hambre y la pobreza, con atención especial del área rural que constituye la gran mayoría de los guatemaltecos.

Es por eso que nuestra preocupación es evidente ante una propuesta de proyecto que pueda llevar a una reducción en el financiamiento de proyectos como los que han triunfado y triunfan en Guatemala y que los fondos se desvíen hacia instrumentos de control, recursos siempre escasos que deben dirigirse a más proyectos financiados por la institución a favor del desarrollo agrícola de los países en desarrollo, puesto que constituyen el único medio para realmente erradicar algún día el hambre y la pobreza de este mundo.

Guatemala, Señor Presidente, es un país dispuesto a cumplir con sus compromisos. Ha completado íntegramente la Quinta Reposición y tiene un adelanto muy significativo para la Sexta Reposición.

El cumplimiento con el compromiso de las Reposiciones es la mejor muestra de solidaridad y responsabilidad compartida de todos los Estados con esta noble institución. Es importante que todos contribuyamos, tanto los pequeños contribuyentes como los mayores contribuyentes, ya que así se fortalece al FIDA y se fortalece su capacidad de cumplir fielmente con sus fines. Es la demostración concreta y tangible del interés habido en la erradicación del hambre y la pobreza en el mundo, tal y como ha sido proclamado por unanimidad por los Estados en las recientes reuniones de las Cumbres +5 de FAO, en Monterrey y Johannesburgo.

Mencionamos con aprecio el trabajo realizado, en el 2003, por el Mecanismo Mundial de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, siendo éste de vital importancia ante la amenaza ambiental producida por los cambios climáticos, que todos los aquí presentes hemos sufrido en nuestros propios países.

El Sistema de Asignación de Recursos Basado en Resultados es un tema de sumo interés. Informar en esta Asamblea sobre la evolución de las negociaciones, que dieron lugar al Sistema y las perspectivas de su aplicación, lo consideramos muy importante y estaremos atentos junto a los otros países de nuestra Región, principalmente en cuanto a las repercusiones que en la práctica tendrá este sistema para que sea una herramienta que fortalezca el mandato del FIDA. Esperamos mantener vivo este diálogo y poder evaluar su evolución en un futuro próximo.

De nuevo, Señor Presidente del Consejo, en mi nombre y en nombre de Guatemala, le reitero mi aprecio y le congratulo al verlo presidir este período de sesiones del Consejo.

Muchas gracias.