Enabling poor rural people
to overcome poverty



Excelentísimo Señor Vicepresidente del 30o Consejo de Gobernadores,
Excelentísimo Señor Presidente del FIDA,
Señoras y Señores Gobernadores,
Delegados y Observadores,

Señor Presidente:

En nombre de Guatemala, me permito manifestar nuestro agradecimiento al FIDA y al Pueblo y Gobierno de Italia por su generosa hospitalidad durante este período de sesiones del Consejo de Gobernadores del FIDA.

Es necesario trabajar en la lucha contra la pobreza, haciéndolo a través de medios innovadores para mejorar la productividad y calidad de vida de nuestros agricultores.  En momentos como el actual, en que todos los países son actores de la globalización, la agricultura a nivel mundial transita por un cambio estructural e histórico, particularmente en lo concerniente a:

  • La agro energía
  • La biotecnología
  • El cambio climático, y
  • Las negociaciones comerciales de la Ronda Doha.

Guatemala se honra en ser sede para el próximo mes de julio de la XIV Junta Interamericana de Agricultura y IV Conferencia Ministerial sobre Agricultura y Vida Rural que reunirá a 34 Ministros y Secretarios de la Agricultura del continente americano para discutir sobre los temas antes mencionados y coordinar acciones a nivel continental, que permitan enfrentar los retos que la nueva agricultura demanda.

Asimismo, durante el mes de agosto también en Guatemala se llevará a cabo el Diálogo Interamericano del Agua, evento en el cual se discutirá su estado y sus implicaciones para la producción, el ambiente, la salud y, en resumen, de la vida misma.

También, en marzo próximo, Guatemala hospedará la Reunión de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo, evento que servirá para revisar nuevas y mejores formas de financiar programas de desarrollo para el continente.

En este marco es oportuno reflexionar sobre el papel de los organismos multilaterales de cooperación y financiamiento, y cómo las acciones de estos organismos deben dirigirse a crear y fortalecer instituciones que soporten la gobernanza.

Para Guatemala, la experiencia de trabajo con el FIDA ha sido satisfactoria, pues no sólo ha cumplido el papel deseado sino que ha apoyado la recuperación del tejido social en comunidades afectadas por el conflicto armado interno que vivió el país.

Por último, un tema al interior de la relación entre el FIDA y los países beneficiarios, las magnitudes de los desafíos y la velocidad de los cambios en el entorno de la agricultura y la vida rural nos llevan a sugerir que el tiempo de revisión en la calificación de los indicadores en el Sistema de Recursos Basado en los Resultados (PBAS) se reduzca o fraccione el período actual de tres años; que además del entorno cambiante, debe enfrentar características de gestión técnica y política al interior de sus aparatos estatales y del diseño de los programas por el mismo FIDA.

Gracias.