Fotografía del FIDA por Franco Mattioli
Honduras: Proyecto de Desarrollo Rural de la Región Occidental
Campesinos venden sus excedentes en el mercado de Belén Gualcho
.

El Salvador: Proyecto de Desarrollo Agrícola para Pequeños Productores de la Región Paracentral. Una mujer muele trigo en un molino de maíz y trigo que pertenece al grupo de solidaridad de mujeres “Las Tres Rosas”, en el Departamento de Cabañas. El objetivo del proyecto es otorgar un crédito para la compra de aproximadamente 30 molinos, con la finalidad de facilitar el desarrollo de actividades que generen ingresos para las mujeres sin tierras.

Zona del programa. Desde una perspectiva nacional, la zona del programa abarcará regiones y zonas seleccionadas y localizadas y municipios prioritarios con gran potencial para la intensificación y diversificación de la producción, así como aquellos con una concentración mayor de grupos-objetivo del FIDA, es decir, polígonos de desarrollo territorial rural.

Grupo-objetivo. El grupo-objetivo estará integrado por productores agrícolas de subsistencia, entre otros, familias sin tierra y arrendatarias de tierras; pequeños productores agrícolas con posibilidad de acceso a los mercados; pequeños productores agrícolas con nuevos vínculos a los mercados y las cadenas de valor; pequeños productores rurales y microempresarios que trabajan en las esferas de la elaboración y la agregación de valor en el sector agrícola y en otros sectores; productores de artesanías; empresarios de turismo rural basados en las comunidades, y mujeres, jóvenes y pueblos indígenas de las zonas rurales. En general, con el programa se prevé beneficiar a 40 000 familias.

Meta y objetivos del programa. La meta general del programa es contribuir a mejorar las oportunidades de empleo y a generar ingresos mediante el aumento y la diversificación de la producción y el acceso a mercados competitivos, garantizando de este modo la seguridad alimentaria de las familias de pequeños productores agrícolas. Para lograrlo se recurrirá a la expansión de las unidades de producción (asociaciones agroempresariales) y a la creación y consolidación de negocios y microempresas rurales en el sector agrícola y otros sectores.

Descripción del programa. El programa constará de dos componentes, además de la gestión del programa:

  • Competitividad empresarial y acceso a los mercados. Con este programa se apoyarán las cadenas de valor alimentarias y comerciales del grupo-objetivo (entre otros, cereales básicos, horticultura, pequeños ganaderos —leche—, anacardos, pesca artesanal (tilapia), productos artesanales, y turismo rural comunitario). Las actividades variarán en función del potencial económico de las regiones y cuencas de producción, las necesidades de desarrollo específicas de las zonas vulnerables y el potencial de los grupos-objetivo locales, entre ellos, mujeres y jóvenes con capacidad empresarial. Asimismo, se invertirá en los ejes de acción siguientes: a) desarrollo de vínculos empresariales; b) fondos para la acumulación de activos en apoyo de la competitividad, la seguridad alimentaria y la adaptación al cambio climático, y la solidaridad en favor de la protección contra los riesgos de endeudamiento, y c) servicios financieros rurales.
  • Creación de asociaciones y gestión territorial. En este ámbito se respaldará la creación de asociaciones y de iniciativas empresariales para jóvenes. Las actividades se centrarán en: a) la creación de asociaciones agroempresariales, y b) la promoción del liderazgo, el fomento de las capacidades empresariales de mujeres y jóvenes de las zonas rurales (hombres y mujeres) y su integración en las asociaciones. Se fortalecerá el desarrollo municipal y territorial mediante: a) la facilitación del desarrollo local; b) el apoyo a la planificación municipal y territorial, como por ejemplo, la capacitación técnica para el personal de los municipios y el apoyo a las oficinas municipales para la planificación del desarrollo y territorial dirigido a mujeres y jóvenes; c) el fortalecimiento institucional y el aumento de la capacidad para la promoción del desarrollo rural por parte del Ministerio de Agricultura y Ganadería, y d) las inversiones en desarrollo humano (infraestructura social) y la expansión de la infraestructura comunitaria básica. El programa fomentará la seguridad alimentaria y la adaptación al cambio climático mediante el apoyo a la producción agrícola sostenible, lo que permitirá fortalecer las cadenas de producción de las poblaciones vulnerables. El punto de mira de las inversiones será la asistencia técnica agrícola en general; la conservación del suelo y las obras de conservación del suelo y del agua designadas; la introducción de técnicas agrícolas y variedades de cultivos adecuadas para las regiones secas, y un proyecto piloto sobre el pago por servicios ambientales.

Fotografía del FIDA por Louis Dematteis
El Salvador: Proyecto de Desarrollo Agrícola para Pequeños Productores de la Región Paracentral
Domingo Alvarado, pequeño agricultor, despeja la zona de árboles frutales facilitada por el proyecto en Cabañas. El señor Alvarado plantó en la ladera para prevenir la erosión del suelo

.

Características importantes. El programa propuesto está plenamente en conformidad con el Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno y sus prioridades para el desarrollo rural y la reducción de la pobreza, según lo establecido en el documento “Áreas Prioritarias del Quinquenio 2010-2014 de El Salvador” y el Plan Estratégico Sectorial para 2010-2014 “Modernización y Ampliación de la Base Productiva Agroalimentaria”. El programa también se ajusta a las nuevas orientaciones estratégicas de la estrategia del FIDA en el país, que se centran en generar ingresos y empleo para los grupos-objetivo del Fondo mediante los siguientes ejes de acción estratégica: a) el fomento de vínculos empresariales y la promoción del acceso a los mercados para negocios y microempresas rurales, y b) la creación de capital humano y social, entre ellos, el reforzamiento de las capacidades de planificación organizativa, empresarial y territorial en las zonas rurales, de acuerdo con las prioridades de desarrollo del país. El programa resulta innovador en diversos temas: a) centra sus ejes de acción en las distintas dimensiones de los territorios del país —social, económico y agroecológico—, promoviendo de este modo su capacidad y potencial productivos (polígonos de desarrollo) a nivel nacional, y b) centra sus actividades de producción primaria sostenible (cadenas de valor alimentarias y comerciales) en la mitigación y la adaptación del impacto del cambio climático respecto de las condiciones de producción de los grupos-objetivo del Fondo.


Posibles cofinanciadores y contribución nacional. Se prevé que el Fondo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para el Desarrollo Internacional proporcione USD 15,0 millones. Se está examinando una posible colaboración con el Fondo para el Medio Ambiente Mundial para el pago por servicios ambientales y las actividades relacionadas con el cambio climático. Se prevé que la contribución nacional represente el 21% de los costos totales del programa.

Valid CSS! Valid XHTML 1.0 Transitional