Enabling poor rural people
to overcome poverty




Nuevas realidades, nuevos desafíos: nuevas oportunidades para la generación del mañana

El Informe sobre la pobreza rural 2011 ofrece una visión coherente e integral de la pobreza rural, sus consecuencias mundiales y las perspectivas respecto de su erradicación.

Desde que el FIDA diera a conocer su último Informe sobre la pobreza rural en el año 2001, se ha avanzado hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. No obstante, 1 400 millones de personas siguen viviendo en situación de pobreza extrema: más del 70 por ciento de esas personas residen en zonas rurales de países en desarrollo, mientras que las últimas mediciones ponen de relieve que 925 millones de ellas padecen subnutrición.


Los jóvenes y los niños constituyen el grupo más grande entre la población rural pobre, y en el informe se destaca la importancia de crear oportunidades nuevas y mejores para ellos, centrando la atención sobre todo en ampliar las oportunidades educativas dirigidas específicamente a ofrecer a los jóvenes las competencias que necesiten para tener éxito en el contexto rural.

El desafío mundial más importante que constituye el núcleo del presente informe es que, para alimentar a los 9 000 millones de personas que habitarán el planeta Tierra de aquí a 2050, la producción de alimentos tendrá que aumentar un 70 por ciento, y la producción agrícola en los países en desarrollo tendrá que duplicarse. Para hacer frente a este desafío, será necesario que los pequeños agricultores desempeñen un papel mucho más eficaz en estos países, que las zonas rurales aprovechen al máximo las oportunidades de crecimiento del empleo no agrícola que se presenten, y que se renueven los esfuerzos, de manera más eficaz, para atender las preocupaciones de la población rural pobre en cuanto compradores de alimentos.

Gracias a las extensas investigaciones realizadas por un equipo de expertos internacionales, regionales y nacionales en el ámbito de la reducción de la pobreza —así como a los estudios de casos y las entrevistas mantenidas con la población rural pobre— el informe ofrece una visión singular de la pobreza rural en todo el mundo y de la manera en que están cambiando los medios de subsistencia de la población rural pobre. Se estudian los desafíos que hacen tan difícil para la población rural salir de la pobreza, y se determinan una serie de oportunidades y caminos que podrían seguirse para conseguir una mayor prosperidad. Por último, se destacan las políticas y medidas que los gobiernos y los profesionales que se ocupan del desarrollo pueden adoptar para respaldar el empeño de la propia población rural por salir de la pobreza.

¿Desea saber más acerca del Informe sobre la pobreza rural 2011? Siga FIDA en Facebook y también @ifadnews en Twitter. Si desea tuitear sobre el informe, utilice #rpr2011.