IFAD Asset Request Portlet

ناشر الأصول

Intervención de España en el 34 Consejo de Gobernadores del FIDA

Distinguido presidente, distinguidos representantes ante el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, amigos y amigas,

Es para mí un honor estar hoy con ustedes en la trigésimo cuarta sesión del consejo de gobierno de FIDA.

Este Consejo de Gobierno, cuyo tema central es el papel de la juventud rural en el desarrollo, llega en un momento especialmente oportuno: todos los indicadores nos alertan de que estamos entrando, a gran velocidad, en una nueva crisis alimentaria global, debida al alza en el precio de los alimentos.

Sabemos bien que el problema de la inseguridad alimentaria global no es una cuestión de mera producción, sino de afirmación y respeto de los derechos humanos, y especialmente, del acceso a los alimentos. Trabajar hoy por superar esta crisis es fundamental, pero establecer políticas a medio y largo plazo es imprescindible. Para hacer frente a estos retos, contar con la juventud rural es determinante.

Nos encontramos ante la generación de jóvenes más numerosa de nuestra historia. La juventud no es sólo el futuro, sino también una parte muy importante de nuestro presente, y su rol no puede ser subestimado. Sin embargo, en muchas ocasiones, la falta de oportunidades de desarrollo nos impide aprovechar adecuadamente su potencial, o favorecer su participación plena en la sociedad. La situación de la juventud rural requiere de una especial dedicación y de una acción concertada más decidida, que los incorpore como actores en los procesos de desarrollo que queremos potenciar.

Como bien conocen, España ha hecho del desarrollo rural, la lucha contra el hambre y la seguridad alimentaria una de las prioridades fundamentales de su política de desarrollo. Así, entre 2008 y 2009, el presidente del Gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero, comprometió la suma de 1500 millones de euros para el período 2009-2012 en materia de seguridad alimentaria, nutrición y desarrollo agrícola. Este compromiso financiero se ha visto reforzado por la organización en Madrid, en Enero de 2009, de la Reunión de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria.

De igual manera, España también ha estado presente en los debates en L'Aquila y en el G20 en materia de lucha contra el hambre y por el desarrollo agrícola.

También hemos fortalecido nuestros lazos con iniciativas regionales en América Latina y África y hemos contribuido decisivamente a la puesta en marcha de nuevos mecanismos de apoyo a la seguridad alimentaria, como el Programa Global de Seguridad Alimentaria y Agricultura, conjuntamente con nuestros socios en Estados Unidos, Canadá y otros.

Distinguidos representantes, son tiempos complejos los que nos toca administrar. La crisis financiera global, ahora empeorada con la crisis alimentaria y energética, nos obliga a tomar decisiones audaces, y a reconocer que ha llegado el momento de proponer medidas innovadoras. Hacer lo de siempre ya no es una opción, porque el planeta espera de nosotros, comunidad internacional, una acción más decidida en la lucha contra el hambre, la pobreza y la desesperación de más de mil millones de personas. En la cumbre de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Nueva York, el año pasado, España se comprometió con la búsqueda de mecanismos innovadores, incluyendo la puesta en marcha de una tasa de transacciones financieras internacionales, entre otras. Nuevos retos requieren de nuevas soluciones.

Y es dentro de esta búsqueda de mecanismos innovadores, en la que España se precia de poder presentarles hoy la Facilidad Financiera de Cofinanciación acordada entre el FIDA y el Gobierno de España. La facilidad, fruto de un intenso trabajo conjunto entre el Gobierno de España y el FIDA, permitirá movilizar 300 millones de euros para la cofinanciación de programas durante la presente octava reposición, atendiendo a las necesidades de financiación en materia de desarrollo rural, agrícola y seguridad alimentaria. 

En septiembre de 2010, en el marco de la Junta de Gobierno de FIDA, tuvieron ustedes la oportunidad de discutir y valorar la puesta en marcha de la Facilidad Financiera que hoy presentamos. Ustedes tuvieron la audacia de apostar por un mecanismo innovador que puede multiplicar el alcance de nuestro trabajo. Un modelo de trabajo conjunto que nos dice que es posible hacer frente a las necesidades acuciantes en materia de seguridad alimentaria al tiempo que sorteamos las dificultades presupuestarias impuestas por la crisis financiera. España quiere agradecer la confianza que depositaron en el secretariado del FIDA, y en el equipo de la Cooperación Española, para poner en marcha este nuevo mecanismo.

Hoy, todos podemos felicitarnos porque todos y todas lo hemos hecho posible: un mecanismo financiero de nuevo cuño, que fortalece el papel de FIDA y sus procedimientos, que apuesta por los principios de la declaración de París por una ayuda más eficaz, y que genera, de manera flexible y previsible, una cofinanciación imprescindible para alcanzar los objetivos de esta octava reposición. Y sobre todo, un mecanismo que refuerza su propio papel, como Junta de Gobierno del FIDA, para gobernar el presente y el futuro de esta organización, de acuerdo a sus propias normas y mecanismos de trabajo.

Queda todavía mucho trabajo por hacer. Nuestra confianza en la calidad de la labor desarrollada por FIDA desde su fundación ha sido plena. De ahí que España reafirme su interés en firmar un Marco de Asociación Estratégico con FIDA para los próximos 4 años, que complemente el acuerdo firmado en 2007. La puesta en marcha de la facilidad necesitará de un trabajo conjunto y un diálogo continuado que permita aprovechar al máximo su potencialidad. España está dispuesta a ello, como ya ha demostrado en anteriores ocasiones.

Quisiera terminar agradeciendo el trabajo del equipo de FIDA y de su vicepresidenta Yukiko Omura, por el empeño y la dedicación que pusieron en la idea desde su propia concepción hasta la firma definitiva. Este empeño, y el respaldo político que ustedes, como países miembros del FIDA, han dedicado a nuestro objetivo, es gran parte del logro conseguido. Tengan bien presente que, en este y en otros caminos, siempre podrán contar con España como un aliado en la lucha contra el hambre y la pobreza.

Muchísimas gracias.

19 de febrero 2011