El Fida Apoya un Programa de Reconstruccion y Modernizacion Rural en la Republica de El Salvador

IFAD Asset Request Portlet

Asset Publisher

El Fida Apoya un Programa de Reconstruccion y Modernizacion Rural en la Republica de El Salvador

Comunicado de prensa IFAD 24/02

Roma, 3 de mayo de 2002 – El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) concederá un préstamo de 20 millones de dólares para el Programa de Reconstrucción y Modernización Rural, de 30,5 millones de dólares, en la República de El Salvador. El Excmo. Joaquin Rodezno Munguía, por la República de ElSalvador, y el Sr. Lennart Båge, Presidente del FIDA, firmaron hoy un acuerdo de financiación.

La zona del programa abarca el 25%, aproximadamente, del territorio nacional y comprende cinco departamentos (Ahuachapán, Chalatenango, La Libertad, Santa Ana y Sonsonate) situados en las regiones occidental y central de El Salvador. Alrededor de 21400 personas se beneficiarán directamente de la asistencia técnica del programa. Se impartirá capacitación técnica a un total de 15000 jóvenes (de ambos sexos) sin tierra, y 3600 personas recibirán apoyo técnico y financiero para la creación de pequeños negocios y empresas rurales.

La mayoría de la población rural de El Salvador vive en condiciones de pobreza extrema, por lo que es necesario que el FIDA siga concentrando sus actividades en beneficio de los pequeños agricultores, los campesinos sin tierra y las mujeres rurales. Las injusticias sociales y económicas que sufren los habitantes de las zonas rurales dieron origen a un conflicto interno de doce años que supuso una disminución aún mayor de sus ingresos y un empeoramiento de sus condiciones de vida.

El conflicto creó un enorme desafío a la hora de atender las demandas de los ex combatientes y satisfacer las necesidades básicas de amplios sectores de la población. El deterioro del sector agrícola y su pérdida de competitividad han reducido los niveles de ingresos y las oportunidades de trabajo de los habitantes de las zonas rurales. Las principales causas de la pobreza de los hogares rurales son la escasez de recursos productivos y de organizaciones económicas productivas, el analfabetismo y la carencia de conocimientos técnicos y empresariales, la falta de acceso a los mercados, y la insuficiencia de políticas de desarrollo rural coherentes y de servicios de apoyo técnico. La situación se agravó aún más debido a los daños causados por el huracán Mitch y dos violentos terremotos en 2001.

El objetivo general del Programa de Reconstrucción y Modernización Rural es lograr, de manera sostenible y equitativa desde una perspectiva de género, la integración económica efectiva de la población-objetivo en el contexto económico regional y nacional mejorando sus oportunidades comerciales y su acceso a los recursos técnicos y financieros y a los mercados local y nacional de trabajo.

El FIDA ha financiado hasta la fecha 6 proyectos en la República de El Salvador, de un costo total de 182millones de dólares, con préstamos por un total de 78 millones de dólares, aproximadamente.


El FIDA es un organismo especializado de las Naciones Unidas con el mandato específico de luchar contra el hambre y la pobreza en las regiones más desheredadas del mundo. Desde 1978, el FIDA ha financiado 603 proyectos en 115 países y en la Ribera Occidental y Gaza, para los que ha proporcionado 7300 millones de dólares a título de préstamo y donación. Mediante esos proyectos, alrededor de 250 millones de campesinos han podido salir de la pobreza. El FIDA facilita la mayor parte de sus recursos en condiciones muy favorables a países de bajos ingresos, con plazos de reembolso de hasta 40 años, incluido un período de gracia de hasta 10, y un cargo por servicios del 0,75% anual.