Sri Lanka and IFAD partner to reduce poverty and increase food and nutrition security in the face of climate change

IFAD Asset Request Portlet

Asset Publisher

Sri Lanka and IFAD partner to reduce poverty and increase food and nutrition security in the face of climate change

Roma, 15 de junio de 2021 – El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Gobierno de Sri Lanka firmaron la semana pasada un convenio de financiación para poner en marcha el Proyecto de Fomento de la Resiliencia y el Desarrollo de Agronegocios de los Pequeños Agricultores. El proyecto pretende hacer frente a los efectos del cambio climático en unas 40 000 familias de pequeños agricultores, aumentando su resiliencia y promoviendo la comercialización de productos agrícolas.

La mejora de los medios de vida rurales, el impulso de la seguridad alimentaria y el aumento de la resiliencia al cambio climático en la zona árida del país son fundamentales para que Sri Lanka pueda erradicar las persistentes bolsas de pobreza en todo el país. Los objetivos de desarrollo del proyecto están en consonancia con las prioridades nacionales y son fundamentales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“En Sri Lanka, cada vez vemos lluvias más intensas y menos predecibles, además de olas de calor y períodos secos prolongados. Los hogares rurales de la zona árida se ven muy afectados por estos cambios en el clima”, dijo Sherina Tabassum, Directora del FIDA en el País para Sri Lanka. “Los agricultores de estos puntos críticos están muy expuestos y son vulnerables y necesitan nuestro apoyo. En colaboración con el Gobierno, el FIDA les ayudará a aumentar la resiliencia, responder al cambio climático y crear vínculos con los mercados”, añadió.

El 80 % de los 21,6 millones de habitantes de Sri Lanka viven en zonas rurales, lo que supone la mayor proporción de Asia Meridional. La mayoría de los hogares rurales de la zona árida basan sus medios de vida en la agricultura de regadío mediante el uso de pequeños depósitos. Los pequeños agricultores que cultivan con estos sistemas de riego en las comunidades rurales son más pobres y más vulnerables a los efectos del cambio climático que los agricultores de las zonas áridas con acceso a grandes sistemas de riego. La variabilidad climática y los fenómenos extremos afectan aún más a la productividad y al rendimiento de los cultivos, lo que los arrastra a una mayor pobreza. Para compensar el déficit de alimentos, los pequeños agricultores tienen que comprar alimentos para comer, lo cual conlleva un mayor endeudamiento y disminuye su capacidad para hacer frente a los riesgos climáticos.

El proyecto, que durará seis años, movilizará inversiones que tengan en cuenta las cuestiones climáticas y trabajará con los pequeños productores para crear y ampliar actividades agrícolas resilientes al clima de cadenas de valor inclusivas. El proyecto se desarrollará en seis distritos de la zona árida, a saber, Anuradhapura, Vavuniya, Matale, Mannar, Puttalam y Kurenagala. Entre los productos básicos que podrían incluirse se encuentran las cabras, los productos lácteos, el chile y las frutas y hortalizas, así como cultivos más especializados como el aloe vera y la moringa, apostando por la variedad a fin de mitigar los riesgos del cambio climático.

Las organizaciones de productores y las asociaciones de cuencas hidrográficas aprenderán a gestionar los riesgos climáticos. Las mujeres, los jóvenes, las organizaciones grupales y las empresas sociales también se beneficiarán del apoyo en la gestión de las empresas de forma económicamente rentable y sostenible.

El costo total del nuevo proyecto será de USD 42,7 millones, y el FIDA proporcionará un préstamo de USD 41,7 millones y una donación de USD 1 millón. Por su parte, el Gobierno de Sri Lanka aportará USD 12,7 millones, mientras que los participantes en el proyecto realizarán una contribución de USD 13,2 millones. El sector privado aportará USD 1,7 millones, mientras que el PNUD, el PMA y la UNOPS también contribuyen con 8,8, 2,6 y 0,3 millones de USD, respectivamente.

El FIDA ha sido un asociado importante para el programa de desarrollo rural de Sri Lanka durante décadas: su primer convenio de préstamo con el Gobierno de Sri Lanka data de 1978. Desde entonces, el Fondo ha apoyado 19 proyectos de desarrollo rural por valor de USD 340 millones. Estas intervenciones han beneficiado de manera directa a 654 832 familias rurales.

Consulte más información sobre la actuación del FIDA en Sri Lanka.

Síganos en Twitter: @IFADSouthAsia

 


Comunicado de prensa n.º: FIDA/28/2021

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado USD 23 200 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 518 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.

Media contact

Image of Yamini Lohia

Yamini Lohia

Communication Division

y.lohia@ifad.org