bootstrap templates
Mobirise

Razones para invertir en el FIDA
_________

Invertir en la prosperidad rural, en la alimentación y en la resiliencia para reducir la pobreza y el hambre en un contexto de cambio climático.

Estamos actualmente ante una encrucijada decisiva

Incluso antes de la pandemia del coronavirus, los progresos históricos logrados en la reducción del hambre se habían estancado y la pobreza seguía obstinadamente arraigada en algunas zonas. Pese a la reducción de la pobreza extrema de casi 2 000 millones de personas en 1990 a 736 millones en 2015, a la disminución del hambre durante varias décadas, las personas más pobres y marginadas siguen quedando atrás.

La pandemia del coronavirus ha devastado aún más las comunidades, los países y las economías alrededor del mundo. Pero en todas partes son los pobres, los hambrientos y los vulnerables los que más sufren.

Al mismo tiempo, el cambio climático amenaza nuestros sistemas alimentarios, y los alimentos son nuestra necesidad más básica.

La población rural, especialmente los pequeños agricultores, es la que más sufre los efectos del cambio climático. También se ve afectada de manera desproporcionada por la pobreza, el hambre y la desigualdad.

Si bien los desafíos son grandes, tenemos una oportunidad histórica de reavivar el progreso hacia la eliminación de la pobreza extrema y el hambre y de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Se estima que el 63 % de las personas pobres del mundo trabajan en la agricultura, una gran mayoría de ellas en pequeñas explotaciones.

El desarrollo rural, con la agricultura como eje, puede difundir prosperidad por las comunidades y las sociedades. Los medios de vida rurales y la producción de alimentos deben protegerse para evitar una crisis alimentaria.

El crecimiento económico en la agricultura es entre dos y tres veces más eficaz para reducir la pobreza y la inseguridad alimentaria que el generado en otros sectores.

Las pequeñas explotaciones prósperas no solo pueden proporcionar alimentos, sino también crear puestos de trabajo, y conducir a una mayor demanda de bienes y servicios producidos localmente. Esto, a su vez, estimula las oportunidades y el crecimiento económico y da lugar a sociedades más estables.

Responder a los desafíos
_________

El objetivo del FIDA es duplicar con creces su impacto en los próximos diez años, con un programa de trabajo de unos USD 30 000 millones para el año 2030.

Poner fin a la pobreza extrema y al hambre será difícil si no se realizan más inversiones y se adoptan enfoques más innovadores. Pero con la financiación y el apoyo adecuados, podemos acercarnos mucho más.

Conozca más sobre cómo pretendemos lograrlo en nuestras Razones para invertir.

Hay muchas maneras de colaborar y respaldar la Duodécima Reposición de los Recursos del FIDA

Herramientas y recursos

¿Busca información más detallada? Hemos elaborado un conjunto de herramientas y otros recursos para las actividades de promoción.

Boletín

Suscríbase a nuestro boletín para recibir las últimas noticias y novedades sobre el FIDA.

Entretanto, usted puede hacer que se escuche su propia voz en sus redes sociales usando la etiqueta #FundAgriculture.