El ex primer ministro de Togo dirigirá la agencia de la ONU especializada en desarrollo rural

Roma, 14 de febrero de 2017 – Gilbert Fossoun Houngbo, ex primer ministro de Togo, se convertirá en el sexto presidente del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA), agencia especializada de la ONU e institución financiera internacional dedicada a la erradicación del hambre y la pobreza en las zonas rurales de los países en desarrollo.   

"Yo procedo del mundo rural y he experimentado en mis carnes la dureza de este tipo de vida", ha manifestado Houngbo, que ha sido elegido hoy por los estados miembros del FIDA en el encuentro anual del Consejo de Gobernadores de la organización.

Houngbo toma el relevo en un momento en el que las necesidades derivadas de distintas crisis humanitarias (desastres naturales, conflictos y refugio) podrían suponer una reducción de los fondos para proyectos de desarrollo a largo plazo.

En mitad de una creciente demanda global de alimentos, un aumento de la migración a las ciudades y el impacto del cambio climático, la inversión en agricultura y en desarrollo rural es esencial para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible y terminar con la pobreza y el hambre.

"Debemos continuar siendo ambiciosos, pero al mismo tiempo realistas y pragmáticos", ha señalado Houngbo. "Tenemos que demostrar que de cada dólar invertido obtenemos el máximo valor".

Houngbo cuenta con más de 30 años de experiencia en política, desarrollo internacional, diplomacia y gestión financiera. Desde 2013, ha sido director general adjunto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), encargado de los programas exteriores y las alianzas. Antes de eso, Houngbo fue subsecretario general, director regional para África y director de la Oficina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Además, es miembro del Instituto Canadiense de Contadores Certificados (CICA). Su candidatura ha sido unánimemente respaldada por los gobiernos de la Unión Africana.

Nacido y criado en el Togo rural, Houngbo asegura que en ningún caso es aceptable la desigualdad en el mundo actual y destaca el rol fundamental del FIDA para ofrecer oportunidades a la población más pobre y excluida.

"El privilegio de haber podido acceder a una formación de alto nivel me ha ayudado a desarrollar un fuerte sentido de responsabilidad para mejorar las condiciones de quienes no tienen o no han tenido las mismas oportunidades que yo", aseguró cuando presentó su candidatura. "Creo que a través de un liderazgo dinámico del FIDA, puedo contribuir a que se produzca un cambio visible en las vidas llenas de dificultades de las personas más pobres del mundo rural".

Houngbo es uno de los ocho candidatos –incluidas tres mujeres- que se postulaban para dirigir la organización y suceder al actual presidente Kanayo F. Nwanze, quien ha dirigido la organización desde abril de 2009, durante dos mandatos. Houngbo asumirá el cargo el próximo 1 de abril de 2017.

NOTA- Es posible descargar fotografías a través de este enlace:

Comunicado de prensa n.º: IFAD/14/2017

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, les ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado alrededor de USD 18 500 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a unos 464 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.