Según un informe del FIDA, la diversidad biológica resulta esencial para la agricultura sostenible

Cancún, 7 de diciembre de 2016. En un nuevo informe publicado hoy por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de las Naciones Unidas se confirma que la diversidad biológica mundial juega un papel importante para garantizar el futuro del desarrollo agrícola sostenible.

“La diversidad biológica, incluida la diversidad biológica agrícola, es el pilar que sostiene la vida en la tierra y una parte esencial de toda la agenda de desarrollo sostenible”, ha señalado Margarita Astralaga, Directora de la División de Medio Ambiente y Clima del FIDA. “En nuestro informe se demuestra que la pérdida de diversidad biológica es una de las mayores amenazas para los pequeños agricultores y sus comunidades. Sin diversidad biológica, los medios de vida serían insostenibles y la seguridad alimentaria y la nutrición en todo el planeta se encontrarían en una situación precaria.”

El valor de la diversidad biológica. Los beneficios mundiales de las acciones de los pequeños agricultores demuestran que mediante los proyectos respaldados por el FIDA se está trabajando con los pequeños agricultores para proteger la diversidad biológica en cinco países, lo cual contribuye tanto al bienestar de las comunidades como al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, al prestarse ayuda para erradicar la pobreza, mejorar la nutrición y promover prácticas agrícolas sostenibles.

Según Margarita Astralaga, los conocimientos y las prácticas de los pequeños agricultores constituyen recursos sin aprovechar en los esfuerzos mundiales por lograr una agricultura más resiliente al cambio climático. Asimismo, añadió que los proyectos respaldados por el FIDA ayudan a aprovechar ese potencial mediante la participación de los agricultores en iniciativas destinadas a restituir la productividad de la tierra, adoptar prácticas que, en lugar de erosionar, enriquezcan la base de recursos naturales y buscar cultivos capaces de resistir a los retos que plantea el cambio climático.

Entre los países que se citan como ejemplo en el informe figura el Irán, donde los agricultores han estado trabajando en asociación con las autoridades nacionales para determinar cuáles son las mezclas de semillas más adecuadas mediante métodos fitogenéticos evolutivos, lo cual ha demostrado tener efectos positivos en la diversidad biológica agrícola y en los medios de vida de las mujeres y los hombres. El informe también muestra la labor que realiza el FIDA para proteger los manglares en Djibouti y las zonas de amortiguación de Santo Tomé, así como los bosques de México, un país rico en diversidad biológica.

Al subrayar uno de los mensajes más importantes del informe, Margarita Astralaga dijo que “Conciliar las iniciativas de conservación con las necesidades de las personas es un reto muy difícil que exige ideas innovadoras y soluciones adaptadas a las circunstancias locales.”

Nota para los redactores:

Entrevistas: Margarita Astralaga, Directora de la División de Medio Ambiente y Clima, está disponible para realizar entrevistas con medios de comunicación.

Descargar el informe


Comunicado de prensa n.º: FIDA/79/2016

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, les ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado alrededor de 18 000 millones de dólares estadounidenses en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a unos 462 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura. Si desea obtener más información, consulte la página www.ifad.org.