Saltar al contenido
X
In Brief

El FIDA de un vistazo
Enero 2020

El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) es la única institución multilateral de desarrollo que se centra exclusivamente en transformar las economías rurales y los sistemas alimentarios. El FIDA opera en regiones remotas de países en desarrollo y en situaciones de fragilidad, donde pocos organismos de ayuda o instituciones financieras internacionales se aventuran.

La mayoría de las personas más pobres y que padecen hambre del mundo viven en zonas rurales. El FIDA invierte en las personas que más probabilidades tienen de quedarse atrás: los pequeños productores pobres, las mujeres, los jóvenes, los pueblos indígenas y otros grupos vulnerables. La inversión en las zonas rurales promueve la prosperidad, la seguridad alimentaria y la resiliencia. De hecho, el crecimiento económico en el sector agrícola es entre dos y tres veces más eficaz para reducir la pobreza y la inseguridad alimentaria que el crecimiento generado en otros sectores.

El FIDA actúa como catalizador para aumentar las inversiones públicas y privadas en la agricultura y el desarrollo de empresas rurales. Además, coloca a las mujeres y los hombres pobres de las zonas rurales en el centro de sus actividades y los incluye como participantes en el diseño y la ejecución de los proyectos.