Saltar al contenido
X
Libros , Investigación

El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2019
julio 2019

Protegerse frente a la desaceleración y el debilitamiento de la economía

En el informe de este año se presentan evidencias de que la cifra absoluta de personas que padecen hambre sigue aumentando lentamente. El informe también destaca que la inseguridad alimentaria es algo más que solamente hambre. Por vez primera, el informe proporciona datos según los cuales hay muchas personas en el mundo que, si bien no padecen hambre, experimentan inseguridad alimentaria moderada, ya que se enfrentan a incertidumbres en cuanto a su capacidad para obtener alimentos y se ven obligadas a aceptar menos calidad o cantidad en los alimentos que consumen. Este fenómeno se observa a nivel mundial, no solamente en países de ingresos bajos y medianos, sino también en países de ingresos altos.

El informe también pone de manifiesto que el mundo no está en camino de cumplir las metas mundiales de nutrición, incluidas las relativas al bajo peso al nacer y a la reducción del retraso del crecimiento en los niños menores de cinco años. Además, el sobrepeso y la obesidad siguen aumentando en todas las regiones, especialmente entre los niños en edad escolar y los adultos. El informe destaca que no hay ninguna región libre de la epidemia del sobrepeso y la obesidad, y subraya la necesidad de enfoques multifacéticos y multisectoriales para detener y revertir estas inquietantes tendencias.

Ante la frágil situación de la economía mundial, el informe presenta nuevos datos que confirman que el hambre ha estado aumentando en muchos países en los que la economía se ha desacelerado o contraído. Explicando los vínculos entre las desaceleraciones y debilitamientos de la economía y la inseguridad alimentaria y la malnutrición, en el informe se sostiene que los efectos de los primeros en las segundas solo pueden contrarrestarse abordando las causas profundas del hambre y la malnutrición: la pobreza, la desigualdad y la marginación. El informe concluye recomendando políticas de corto a largo plazo que afrontan estas causas subyacentes y protegen la seguridad alimentaria y la nutrición ante las desaceleraciones y los debilitamientos de la economía.

Temas

Nutrición