¿Por qué el consentimiento libre, previo e informado es tan importante para los pueblos indígenas?

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

¿Por qué el consentimiento libre, previo e informado es tan importante para los pueblos indígenas?

©FIDA/Francesco Cabras

El “consentimiento libre, previo e informado” es el tema central del período de sesiones de este año del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas. ¡Qué expresión tan complicada! ¿Pero qué significa realmente? ¿Y por qué es importante?

¿Qué es el consentimiento libre, previo e informado?

Los pueblos indígenas tienen derecho a la libre determinación, así como a establecer prioridades y formular estrategias para ejercer su derecho al desarrollo; en otras palabras, tienen derecho a una participación plena y efectiva en los procesos de adopción de decisiones que los afectan.

El FIDA tiene el deber de garantizar que pueden ejercer esos derechos, lo cual comprende obtener el consentimiento libre, previo e informado de nuestros receptores de préstamos y donaciones. Analicemos cada uno de los elementos.

Libre significa que el consentimiento se obtuvo sin ejercer coacción, intimidación ni manipulación.

Previo implica que se solicitó con suficiente antelación, concediendo tiempo bastante en aras de respetar los procesos de consenso de los pueblos indígenas.

Informado denota que la información que se proporciona da cuenta (al menos) de la naturaleza, la envergadura, el ritmo, la duración, el carácter reversible y el alcance de la actividad o proyecto que se propone.

¿Qué importancia tiene el consentimiento libre, previo e informado?

Los pueblos indígenas tienen sus propias y singulares organizaciones, tradiciones y maneras de vivir. Sin embargo, los proyectos de desarrollo a veces no tienen en cuenta estas peculiaridades. El consentimiento libre, previo e informado facilita el diálogo y el reconocimiento mutuo entre los agentes de desarrollo y los pueblos indígenas.

Cuando hablamos de “desarrollo rural”, solemos referirnos a lograr el bienestar de las comunidades rurales a las que prestamos apoyo a través de nuestras inversiones. Con todo, como destaca el Dr. Filiberto Penados, activista comunitario e investigador indígena, también debemos ser conscientes de que el agente de desarrollo y el participante del proyecto pueden tener una idea diferente del significado de “bienestar”. De ahí que resulte fundamental escuchar las opiniones de los pueblos indígenas para comprender mejor su realidad.

Esto permite tanto aumentar la eficacia de las inversiones como potenciar el sentido de apropiación de la inversión por parte de las comunidades, sus resultados y, sobre todo, su sostenibilidad.

¿Cómo procura obtener el FIDA el consentimiento libre, previo e informado?

En su colaboración con los pueblos indígenas, el FIDA siempre ha sido proactivo en la formulación de estrategias definidas por las identidades, valores y culturas de estos pueblos. Tras la aprobación de la Política de Actuación en relación con los Pueblos Indígenas en 2015, el Fondo publicó una guía práctica en la que se describe cómo diseñar y respaldar la ejecución de proyectos contando con la participación plena y efectiva de los pueblos indígenas.

A través de las consultas con instituciones representativas avaladas por las comunidades, el FIDA se esfuerza constantemente para garantizar que el consentimiento libre, previo e informado se respete y se dé participación plena y efectiva a los pueblos indígenas en el proceso de adopción de decisiones.

Por ejemplo, este enfoque fue el aspecto central del Programa para el Fomento de la Resiliencia en las Zonas Rurales de Belice, una iniciativa diseñada para ayudar a los pequeños productores y los pueblos indígenas de Belice a aumentar su resiliencia económica, social y ambiental ante los efectos del cambio climático. Durante la fase de diseño, se elaboró un marco de planificación al que contribuyeron los pueblos indígenas, y se solicitó el consentimiento libre, previo e informado, lo cual se tradujo en la formulación de un acuerdo entre las comunidades y la unidad de ejecución del programa.

Reconocer el valor y la singularidad de las prácticas, las tradiciones y los conocimientos de los pueblos indígenas y, al mismo tiempo, obtener el consentimiento libre, previo e informado puede ofrecer soluciones a importantes retos mundiales, como el cambio climático.

 

Consulte más información sobre el apoyo del FIDA a los pueblos indígenas