IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

Asegurando un medio ambiente sostenible y aumentando la resiliencia al cambio climático

©Pexels

Los pequeños agricultores y las personas pobres de las zonas rurales son quienes más se ven afectados por el cambio climático y la degradación de los recursos naturales. Los fenómenos meteorológicos extremos, como las sequías, las tormentas y las inundaciones, ejercen presión sobre los ecosistemas de los que dependen los agricultores, al igual que lo hacen los procesos graduales, como el aumento del nivel del mar y el deshielo de los glaciares.

©FIDA/G.M.B. Akash

Las malas cosechas y la muerte del ganado provocan pérdidas económicas y destruyen la seguridad alimentaria de la población rural con una frecuencia cada vez mayor, especialmente en algunas partes del África Subsahariana. Los ecosistemas de los que dependen los pequeños agricultores están cada vez más debilitados. El acceso a tierras agrícolas adecuadas está disminuyendo, y los bosques, el suelo y los recursos hídricos están cada vez más restringidos y degradados.

©FIDA/Roger Arnold

Los agricultores y pescadores pobres son guardianes de los recursos naturales. Mediante la prestación de asistencia específica, los sectores de la agricultura, la silvicultura y la pesca pueden desempeñar un papel clave en la lucha contra la degradación ambiental y el cambio climático.Mejorar la gestión de la tierra y la adaptación de las prácticas agrícolas puede ayudar a a reducir la presión sobre el medio ambiente y las emisiones de gases de efecto invernadero. Los sistemas agrícolas que adoptan prácticas de intensificación sostenibles pueden aumentar la tolerancia de los cultivos, diversificar la producción y frenar la degradación ambiental.

©FIDA/Nana Kofi Acquah

El FIDA promueve un crecimiento agrícola que sea ecológicamente sostenible y se integre en los ecosistemas. Ayudamos a los agricultores y pescadores a ser más resilientes a los efectos del cambio climático. El Programa de Adaptación para la Agricultura en Pequeña Escala del FIDA es el programa de mayor envergadura a nivel mundial sobre adaptación al cambio climático dirigido a pequeños agricultores. Orientamos recursos financieros destinados al clima y el medio ambiente a fin de ayudar a los pequeños agricultores a reducir la pobreza, mejorar la biodiversidad, aumentar el rendimiento de los cultivos y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.