Los sistemas alimentarios que ignoran las necesidades de la población rural pobre están destinados a fracasar, advierte el Presidente del FIDA a poco del acto previo a la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

Los sistemas alimentarios que ignoran las necesidades de la población rural pobre están destinados a fracasar, advierte el Presidente del FIDA a poco del acto previo a la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios

©FIDA/ David Paqui

Roma, 23 de julio de 2021. Si ignoramos los desafíos y las necesidades de los habitantes de las zonas rurales de los países más pobres del mundo, nuestros intentos de crear sistemas alimentarios más equitativos y sostenibles están destinados a fracasar, dijo el Presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) a poco de la reunión previa a la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios que comenzará en Roma el lunes.

“Hace mucho tiempo que la población rural está al margen de las cadenas de valor alimentarias. A pesar del enorme esfuerzo que hacen para producir gran parte de nuestro alimento, a menudo reciben migajas por su trabajo y están desprotegidos contra las perturbaciones”, dijo Gilbert F. Houngbo, Presidente del FIDA, el organismo de las Naciones Unidas que encabeza la lucha contra el hambre y la pobreza rurales.

“Estamos ante una coyuntura crítica para corregir las desigualdades en nuestros sistemas alimentarios. Si no se adoptan medidas concretas que promuevan cambios reales para los productores rurales, la pobreza y el hambre continuarán aumentando, y con ellas, la inestabilidad y la migración”, añadió.

Los agricultores en pequeña escala producen alrededor de un tercio del suministro mundial de alimentos, y abastecen hasta un 80 % de los alimentos que se consumen en ciertas regiones de África y Asia. Pese a su papel clave en mantener el funcionamiento de los sistemas alimentarios, a menudo ellos pasan hambre. Esta situación se vio agravada en 2020 a raíz del cambio climático, los conflictos y las repercusiones de la pandemia de la COVID-19, lo que produjo un drástico aumento del hambre en el mundo, según un informe conjunto divulgado la semana pasada por cinco organismos de las Naciones Unidas, entre ellos el FIDA. Ahora, una de cada diez personas pasa hambre.

En la reunión previa a la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios (26 al 28 de julio), el FIDA se unirá a miles de Gobiernos, empresas, organismos de desarrollo, agricultores y organizaciones de la sociedad civil para hablar sobre cómo transformar nuestra manera de cultivar, procesar, vender y consumir los alimentos para que sean más sostenibles y equitativos. Esta precumbre tiene por objeto promover una visión común, establecer compromisos y crear asociaciones para brindar financiación.

“Si queremos encontrar soluciones para los sistemas alimentarios, es necesario escuchar a las personas que trabajan en ellos”, señaló Houngbo. “Los pequeños productores rurales son quienes entienden sus propios desafíos y pueden orientarnos en cuanto a las soluciones que se necesitan”.

Para recabar las apreciaciones de los productores rurales de todo el mundo, esta semana el FIDA presentó su plataforma “Las voces del campo”. Shirley Casachagua, que vive en una zona remota del Perú, ha aportado sus comentarios.

“Sin importar el continente, el país o la república donde uno viva, todos somos hijos de la tierra y vivimos gracias a ella”, afirmó. “Me gustaría pedir a los líderes mundiales que vigilen a las grandes industrias, que son quienes más contribuyen al cambio climático, algo que nos perjudica a todos los que vivimos en la tierra”.

El FIDA también ha colaborado con Farm Radio International para realizar encuestas radiales entre las personas que viven en zonas rurales remotas, y ha apoyado la organización de más de 40 diálogos independientes dirigidos por organizaciones de agricultores y grupos de pueblos indígenas que se tendrán en cuenta en el proceso de la Cumbre.

El FIDA está haciendo un llamamiento para impulsar una serie de cambios fundamentales en los sistemas alimentarios, entre ellos, los siguientes:

  • Comprometer financiación y voluntad política para asegurarse de que las personas del medio rural puedan acceder a los insumos, los mercados, los servicios financieros, la tecnología y la información que necesitan para hacer crecer sus negocios, adaptarse al cambio climático, proteger el medio ambiente y la biodiversidad y mejorar su resiliencia ante las perturbaciones económicas, sanitarias y climáticas.
  • Lograr que los sistemas alimentarios sean más justos y equitativos Los sistemas alimentarios dependen del trabajo de las personas, y quienes trabajan en ellos deben poder ganarse la vida decentemente.

El FIDA, que también está liderando una iniciativa para aprovechar el potencial de los bancos públicos de desarrollo en todo el mundo, con miras a financiar la transformación de los sistemas alimentarios y ayudar a canalizar las inversiones hacia sistemas más justos y sostenibles desde el punto de vista ambiental, será el anfitrión de la sesión oficial titulada: “Movilizar billones para transformar los sistemas alimentarios: promover la financiación de impacto y aprovechar la función clave de los bancos públicos de desarrollo”.

Tras la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios en septiembre, los países diseñarán sus propias trayectorias para transformar los sistemas alimentarios, y el FIDA apoyará a sus Estados Miembros en el desarrollo y puesta en marcha de sus estrategias.

 

Nota para el redactor:

Regístrese para la reunión previa a la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios. La acreditación de los medios de comunicación se extiende hasta el domingo 25 de julio.

Siga las actividades organizadas por el FIDA el 27 de julio:

9.00 a 9.50 horas (CET) Medidas audaces para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer en los sistemas alimentarios (con la participación de Sabrina Elba, Embajadora de Buena Voluntad de las Naciones Unidas por el FIDA)

11.30 a 13.30 horas (CET) Vía de Acción 4: Garantizar que nadie quede atrás: medios de vida equitativos en los sistemas alimentarios

13.30 a 14.20 horas (CET) Las voces del campo: escuchar a los pequeños productores y agroempresarios

17.30 a 18.20 horas (CET): Movilizar billones para transformar los sistemas alimentarios: promover la financiación de impacto y aprovechar la función clave de los bancos públicos de desarrollo


Comunicado de prensa No.: FIDA/42/2021

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado USD 23 200 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 518 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura. 

Contacto de medios

Image of Antonia Paradela

Antonia Paradela

Communication Officer to Senior Management

a.paradelatorices@ifad.org