El Grupo de los 20 reconoce el liderazgo del FIDA y la importancia de la financiación de los bancos públicos de desarrollo para combatir la pobreza y el hambre en las zonas rurales

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

El Grupo de los 20 reconoce el liderazgo del FIDA y la importancia de la financiación de los bancos públicos de desarrollo para combatir la pobreza y el hambre en las zonas rurales

Matera, 29 de junio de 2021 - En la primera declaración conjunta de los Ministros de Relaciones Exteriores y Desarrollo, los países del Grupo de los 20 han reconocido hoy el importante papel que pueden desempeñar los bancos públicos de desarrollo para subsanar el déficit de financiación y combatir de manera sostenible la pobreza y el hambre en las zonas rurales, así como el liderazgo del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) a la hora de reunirlos con el fin de potenciar sus inversiones a largo plazo en la alimentación y la agricultura.

En la Declaración de Matera sobre la Seguridad Alimentaria, la Nutrición y los Sistemas Alimentarios adoptada hoy, se pone de relieve la necesidad de que haya más financiación disponible y accesible para apoyar la transformación hacia sistemas alimentarios más sostenibles. Los Ministros acogieron con satisfacción la creación de un grupo de trabajo sobre la financiación de los sistemas alimentarios sostenibles, dirigido por el FIDA y que reúne a los bancos públicos de desarrollo que invierten en la agricultura y la alimentación.

“Mientras afrontamos los desafíos del cambio climático, la pandemia de la COVID-19 y el aumento previsto de la pobreza y el hambre, debemos redoblar nuestro compromiso con las soluciones a largo plazo —declaró Gilbert F. Houngbo, Presidente del FIDA—. Los bancos públicos de desarrollo pueden reorientar sus inversiones para lograr un impacto duradero en la erradicación de la pobreza y el hambre, y el FIDA está decidido a trabajar con ellos para construir un futuro sostenible para los 2 000 millones de personas que viven en zonas rurales y cultivan gran parte de los alimentos que ingerimos”.

En la Declaración de Matera se pone de relieve el papel fundamental de los bancos públicos de desarrollo para potenciar las inversiones del sector privado con el fin de mejorar la seguridad alimentaria y nutricional, crear empleo y aumentar la productividad, los ingresos y la resiliencia de los pequeños productores.

Hay unos 450 bancos públicos de desarrollo en todo el mundo con un volumen de actividad en todos los sectores que asciende a cerca de USD 2 billones al año, es decir, el 10 % del monto total invertido cada año en todo el mundo por todas las fuentes públicas y privadas.

Se estima que para llevar a cabo la transición hacia prácticas más sostenibles y equitativas dentro de los sistemas alimentarios, que mejorarán considerablemente la seguridad alimentaria y acabarán con la desnutrición, podrían necesitarse entre USD 300 000 y 350 000 millones al año hasta 2030 en inversiones específicas, pero se generaría un rendimiento social y económico de USD 5,7 billones al año.

En la cumbre Finance in Common celebrada el año pasado, el FIDA organizó una reunión de bancos públicos de desarrollo en la que contrajeron un compromiso conjunto histórico para potenciar las inversiones en alimentación y agricultura con el fin de ayudar a la población rural a recuperarse de los efectos de la COVID-19 y aumentar su resiliencia al cambio climático.

Ese compromiso condujo a la creación de un grupo de trabajo coordinado por el FIDA e integrado por bancos públicos de desarrollo que se han comprometido a estudiar nuevas soluciones para catalizar las inversiones del sector privado hacia las zonas rurales con el fin de lograr un impacto ecológico y social, lo que abarca medidas para asumir más riesgos y destinar más inversiones a los pequeños productores y los empresarios del medio rural.

El FIDA avanzará en esta iniciativa el 27 de julio, con un debate de alto nivel sobre el papel de los bancos públicos de desarrollo para financiar la transformación de los sistemas alimentarios en la Precumbre de los Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas, un encuentro en el que los líderes mundiales, la sociedad civil, los productores, los pueblos indígenas, las organizaciones de jóvenes, los grupos de consumidores, el sector privado y otras partes interesadas clave adoptarán medidas para transformar los sistemas alimentarios mundiales y lograr que sean más sostenibles y equitativos.


Comunicado de prensa No.: FIDA/32/2021

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado USD 23 200 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 518 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura. 

 

Contacto de medios

Image of Caroline Chaumont

Caroline Chaumont

Communications Specialist

c.chaumont@ifad.org