La agricultura digital: clave para ayudar a los pequeños productores a superar los retos de la COVID-19

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

La agricultura digital: herramienta clave para ayudar a los pequeños productores a superar el reto de la COVID-19

© FIDA/Edward Echwalu

A medida que 2021 se inicia y se acerca el primer aniversario del comienzo de la crisis mundial de la COVID-19, conviene hacer un balance de las repercusiones de la pandemia a fin de reflexionar en lo que hemos aprendido y definir en qué aspectos podemos mejorar de cara al futuro. El Banco Mundial ha calculado que durante 2020 unos 124 millones de personas de todo el mundo cayeron en la pobreza extrema, un 60% de ellas en Asia Meridional.  Por primera vez en 20 años, se ha registrado un aumento considerable en la pobreza, en su mayoría en las zonas rurales. Los pequeños agricultores y productores continúan enfrentando desafíos sin precedentes.

Con todo, 2020 también nos ha dejado momentos inspiradores, historias de comunidades rurales que lograron adaptarse y enfrentarse a los problemas aun ante las circunstancias más desafiantes. Uno de los aspectos más sobresalientes es la revolución de la agricultura digital favorable a los pobres y la manera en que los productores más desfavorecidos, gracias a las herramientas digitales simples que ahora tienen a su disposición, han logrado acceder a la información que necesitan para proteger sus medios de vida. Muchos agricultores, hasta los de las zonas más remotas, ahora están usando teléfonos celulares para acceder a información agrícola personalizada en tiempo real que les permite adoptar decisiones informadas sobre qué producir y cuándo y dónde vender su producción. Ahora, el desafío radica en seguir avanzando sobre la base de estos buenos resultados y buscar maneras de ampliar rápidamente la escala de estas tecnologías para que los más pobres de las zonas rurales no queden atrás.

Para impulsar la ampliación de la escala, en agosto de 2020 el FIDA estableció una alianza con Precision Agriculture for Development (PAD), una organización mundial sin fines de lucro cofundada por Michael Kremer, economista galardonado con el Premio Nobel. Mediante esta asociación, se buscará beneficiar a 1,7 millones de pequeños agricultores en Kenya, Nigeria y el Pakistán con consejos agropecuarios personalizados que les llegarán a sus teléfonos móviles, con vistas a ayudarlos a mejorar sus ingresos, su seguridad alimentaria y su resiliencia. En un momento en que es prácticamente imposible brindar los servicios de extensión tradicionales en persona, el envío de consejos por teléfono móvil es una opción sumamente atractiva y rentable. 

En lo que se refiere a la tecnología en sí, una característica particularmente innovadora y en la que PAD es el primero en incursionar es el uso de teorías de aprendizaje social para definir qué tipo de información y mecanismos de envío son más idóneos para los agricultores. Esto permite brindar información especialmente adaptada a las características geográficas, de mercado y de producción de la localidad.

Los efectos del enfoque de extensión de PAD son sobresalientes. Las pruebas demuestran que cuando se empodera a los agricultores con información digital de alta calidad, aumentan sus rendimientos, sus ingresos y su resiliencia. Un artículo de la revista Science sugiere que las probabilidades de que los agricultores adopten las prácticas agrícolas recomendadas aumentan un 22 % cuando reciben información de este tipo. 

Desde que se estableció la asociación, en agosto, el progreso ha sido rápido. PAD ha establecido su centro de operaciones en Nigeria, y ha comenzado a transmitir contenidos por teléfono tanto en Kenya como en el Pakistán. También han establecido contactos con proyectos financiados por el FIDA actualmente en curso en los tres países para explorar oportunidades de ampliar el alcance. Hasta ahora, PAD ha logrado alcanzar con sus servicios a unos 1,4 millones de pequeños productores. 

  • En Kenya, el equipo en el país del FIDA ha establecido nexos entre PAD y el Proyecto para la Gestión de los Recursos Naturales de la Cuenca Alta del Río Tana, y pronto establecerá contactos con el Programa de Mejora de la Producción de Cereales en Kenya - Modalidad de Fomento de Medios de Vida Agrícolas Resistentes al Cambio Climático. El equipo en el país del FIDA también ha presentado la iniciativa ante el Gabinete de Secretarios en los ministerios del Tesoro Nacional, de Agricultura y de Agua y Saneamiento, a fin de aprovechar y fortalecer los servicios digitales de asesoramiento agrícola personalizado de PAD a través de la plataforma INFO del Ministerio de Agricultura, que funciona mediante mensajes SMS.
  • En Nigeria, PAD ha establecido una sólida relación de trabajo con la unidad de gestión del Programa de Adaptación al Cambio Climático y Apoyo a los Agronegocios en el Cinturón de la Sabana, y buscará que los primeros usuarios de sus servicios en el país sean los beneficiarios de dicho programa.
  • En el Pakistán, PAD está transitando el proceso de formalización de un Memorando de Entendimiento con el equipo del FIDA en el país para colaborar mediante el Proyecto de Alivio de la Pobreza en el Punjab Meridional, una iniciativa financiada por el FIDA.  Un ámbito de particular interés es el empoderamiento de las mujeres y la ampliación de la cobertura de los servicios de PAD para que lleguen a las agricultoras en el Pakistán.

Con la llegada de las vacunas contra la COVID-19, ha renacido la esperanza de que nos acercamos al fin de la pandemia. Sin embargo, no es momento de bajar la guardia, y está claro que la COVID-19 continuará perjudicando los medios de vida de los pequeños productores durante gran parte de 2021.  Lo que importa es que los gobiernos y los organismos de desarrollo continúen trabajando juntos para ayudar a los pequeños productores a superar las continuas limitaciones y desafíos que impone una pandemia mundial. Esto debe incluir ampliar el alcance de las inversiones y las innovaciones en la agricultura digital, como las que PAD está promoviendo, por cuanto seguirán siendo herramientas poderosas y pertinentes para los agricultores por mucho tiempo después de que pase la pandemia. De cara al futuro, la misión del FIDA es seguir trabajando con PAD y otros asociados para ampliar la escala de las soluciones digitales de extensión, incluidos los servicios relacionados con las cadenas de valor y el asesoramiento en materia climática. Los resultados preliminares de esta prometedora asociación son una prueba fehaciente de los beneficios a largo plazo de las inversiones en servicios digitales de extensión agrícola.