IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

La radio acude al rescate en Nepal

12 febrero 2021

En el pasado mes de marzo, cuando Nepal entró en confinamiento para tratar de controlar la pandemia de la COVID-19, Sarbaraj Bhandari, un criador de cabras, se dio cuenta de que estaba en aprietos. En ese momento, Sarbaraj se encontraba mejorando y organizando las instalaciones de los establos de sus cabras con la ayuda de los servicios de extensión y el apoyo técnico brindado a los productores que participan en el Programa de Desarrollo del Sector Agrícola (ASDP), dirigido por el Ministerio de Fomento Agrícola y Ganadero y financiado por el FIDA, pero sus planes se vieron arruinados cuando, al imponerse restricciones a la circulación de los bienes y las personas, dejó de tener acceso a servicios de asesoramiento, al igual que otros miles de agricultores.

Tan pronto como se anunció el confinamiento, el equipo del programa comenzó a evaluar el impacto de la pandemia en la vida y los medios de vida de las personas que viven en las zonas rurales de la provincia nepalesa de Karnali, donde se ejecuta el programa. El equipo sabía que la pandemia incidiría en la producción agrícola, las cosechas, el suministro de insumos agrícolas y los alimentos, y quería actuar rápidamente para poder ayudar a las comunidades rurales de la mejor manera posible.

Fue entonces cuando tomó conocimiento de la gran interrupción de los servicios de asesoramiento de los que dependían algunos agricultores, como Sarbaraj. Debido a la importante reducción de los viajes y el distanciamiento social que limitaban las interacciones en persona, las actividades de capacitación e intercambio de conocimientos quedaron prácticamente paralizadas. Los agricultores no podían obtener asesoramiento del personal de extensión, los expertos, los agentes de seguros, los comerciantes ni otros proveedores de servicios.

Y entonces la radio llegó al rescate. La mayoría de los hogares rurales tienen aparatos de radio, y muchos reciben transmisiones de FM. Durante la primera semana de mayo de 2020, tres emisoras locales de radio de FM (Sanobheri FM, Sanopaila FM y Dhrubatara FM) comenzaron a transmitir un programa de 30 minutos de duración dos veces por semana, con el apoyo del gobierno local, para subsanar esa falta de servicios. El programa se transmitía a primera hora de la mañana o a última de la tarde, cuando era probable que los agricultores estuvieran en sus hogares y pudieran escucharlo, y se centraba en diversos temas: servicios de asesoramiento, entrevistas con expertos, conversaciones con agricultores, novedades sobre las políticas de los gobiernos locales, planes y actividades realizadas por medio de los municipios, programas provinciales y mensajes técnicos. Los servicios de asesoramiento incluían información sobre buenas prácticas agrícolas, la gestión de las plagas y enfermedades, ataques de langostas, la gestión del suministro de insumos y la facilitación comercial, así como información sobre la gestión de las cooperativas y los seguros.

Sarbaraj se enteró de la existencia del programa radial gracias al personal del programa, y comenzó a escucharlo. El programa no solo le permitió saber que podía adoptar nuevas prácticas para la gestión de los establos de sus cabras, sino que le ayudó a familiarizarse con nuevas tecnologías y prácticas. “Comencé a cultivar de manera intercalada jengibre y legumbres con maíz tras aprender sobre ello en la radio. Esto no solo me permitió mejorar la productividad de mis cultivos de maíz, sino que además comencé a obtener ingresos adicionales a partir de la venta del jengibre”, afirmó Sarbaraj.

Por su parte, Narendra Rana, un agricultor de Rukum, señaló que había podido controlar la plaga del gusano cogollero empleando métodos de tratamiento sugeridos por expertos en el programa de radio. También controlaba las plagas de langostas aplicando soluciones locales propuestas en el programa, como la generación de mucho ruido. Además, Narendra también se benefició de la información proporcionada sobre la producción de cebollas y otras hortalizas fuera de temporada para compensar la escasez de suministros. “Tengo un vivero, y cuando escuché que algunos agricultores estaban buscando plántulas de cebolla, comencé a cultivar más para ofrecérselas. ¡La demanda era tan grande que no llegaba a cubrirla!”. Narendra fue invitado al programa de radio a compartir sus experiencias.

Sarbaraj y Narendra son dos de los más de 15 000 agricultores que se estima que han sintonizado estos programas. Los episodios se grababan previamente, pero también ofrecían a los agricultores la oportunidad de interactuar con los expertos. Los productores podían llamar a la emisora en cualquier momento para dejar sus preguntas, las cuales luego se hacían a los expertos, y tanto la pregunta como la respuesta se transmitían al aire en episodios posteriores.

Los programas también fueron muy bien acogidos por otros agentes. Dev Kumar Oli, el conductor del programa de Sanobheri FM, ha señalado que, a raíz del éxito de la iniciativa y la gran cantidad de llamadas recibidas de los agricultores, el gobierno municipal ha pedido a la emisora que incluya regularmente información sobre la agricultura en su programa local de noticias. Además, Mohan Budhathoki, que trabaja para una compañía aseguradora y fue invitado a hablar sobre los beneficios de los seguros agrícolas y ganaderos, incluidas las subvenciones que proporciona el Gobierno de Nepal, estaba tan complacido con el número de agricultores a los que había podido llegar que ha recomendado a su compañía que ponga en marcha un programa de radio similar propio.

Esta experiencia nos recuerda que, en muchas partes del mundo, la radio sigue siendo una herramienta indispensable para compartir y comunicar novedades e información, especialmente en los contextos en que los servicios de extensión rural son cada vez más reducidos. En particular, la radio es una fuente eficaz —y fiable— de novedades e información durante tiempos de crisis, como la pandemia de la COVID-19, en los que la confianza escasea.