IFAD leads on sustainable farming on World Water Day

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

El FIDA marca el paso de la agricultura sostenible en el Día Mundial del Agua

Roma, 21 de marzo de 2018 - En el Día Mundial del Agua de 2018, un nuevo informe publicado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) indica que la inversión sostenible en ecosistemas de agua dulce en los países en desarrollo ayuda a los agricultores a reducir los efectos de las inundaciones, las sequías y la contaminación del agua.

El informe titulado “The Water Advantage: Seeking Sustainable Solutions for Water Stress” (La ventaja del agua: En busca de soluciones sostenibles para el estrés hídrico), basado en pruebas extraídas de un examen de varios proyectos respaldados por el FIDA en seis países, señala que las soluciones sostenibles como el riego por goteo, la captación del agua de lluvia y los cultivos resistentes al agua salada contribuirán en gran medida a proteger los medios de vida de los pequeños agricultores y la seguridad alimentaria de millones de personas en todo el mundo.

“Para los pequeños agricultores de los países en desarrollo, el agua hace la diferencia entre tener una vida decente o la pobreza, el hambre y la malnutrición”, declaró Gilbert F. Houngbo, Presidente del FIDA y ONU-Agua. “Este preciado recurso está sometido a estrés y puede tener enormes efectos en los medios de vida de las comunidades rurales pobres”, agregó.

“Frente a las más de 1 000 millones de personas que viven en regiones con escasez de agua y las 3 500 millones de personas que se verán afectadas por la escasez de agua de aquí a 2025, El FIDA está preparado para ayuda a los agricultores a proteger los recursos de agua dulce que representan un factor fundamental para la agricultura y el bienestar de las comunidades rurales”, afirmó Margarita Astralaga, Directora de la División de Medio Ambiente y Clima del FIDA.

El informe muestra que las comunidades son más capaces de adaptarse al cambio climático si se mejora el acceso al agua potable y se ayuda a los agricultores a gestionar los recursos hídricos de manera más eficaz.

En Bangladesh, el FIDA colabora con los habitantes de las aldeas para protegerlos de las inundaciones repentinas. Al mismo tiempo, en Malawi y el Brasil se han puesto en marcha sistemas de riego de tamaño mediano para ayudar a los pequeños agricultores a hacer frente a la escasez de agua.

Además, el Programa de Adaptación para la Agricultura en Pequeña Escala (ASAP) del FIDA tiene por objeto aumentar la disponibilidad del agua y la eficiencia en el uso del agua para la producción agrícola en pequeña escala. El ASAP cuenta actualmente con 14 proyectos que contribuyen de forma directa a este fin y se prevé que para 2020 superará el objetivo de lograr que 100 000 hogares tengan un mejor acceso a los recursos hídricos.

“El FIDA se centra en la manera de ampliar a escala sus inversiones relacionadas con los recursos hídricos como parte del esfuerzo por cumplir con la Agenda 2030 y el objetivo conexo del FIDA sobre el desarrollo rural incluyente y sostenible”, añadió Houngbo. “Una forma de avanzar es manteniendo el intenso compromiso del FIDA en el diálogo sobre políticas en materia de recursos hídricos a nivel internacional, regional y nacional, en busca de definir políticas sobre seguridad alimentaria y gestión integrada de los recursos hídricos”, aclaró.

En 2017, los resultados obtenidos comprendieron: la gestión de 135 394 hectáreas mediante prácticas para mejorar la fertilidad de los suelos y la conservación de los suelos y el agua; la recuperación de 21 404 hectáreas mediante prácticas de conservación de los suelos y el agua; la preparación de 650 planes de gestión de microcuencas; la creación de 650 comités comunitarios de cuenca hidrográfica formados por 4 462 miembros, y la capacitación sobre técnicas de gestión de las cuencas hidrográficas ofrecida a 2 166 miembros de los comités.

Haga clic aquí para acceder a una copia del informe “The Water Advantage: Seeking Sustainable Solutions for Water Stress.

 


Comunicado de prensa  No.: IFAD/21/2018

El FIDA ha invertido en la población rural durante 40 años y, al empoderar a estas personas, les ha ayudado a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer la resiliencia. Desde 1978, hemos destinado 19 700 millones de dólares de los Estados Unidos en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a unos 474 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y una organización especializada de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.

Contacto de medios

Image of Brian J. Thomson

Brian J. Thomson

Senior Communication Specialist

b.thomson@ifad.org