Poblaciones indígenas piden reconocimiento del derecho a la tierra en que viven

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

Poblaciones indígenas piden reconocimiento del derecho a la tierra en que viven

Comunicado de prensa IFAD 15/03

Roma, 20 febrero 2003 – Cualquiera estrategia de asistencia respecto de las poblaciones indígenas, debe partir del reconocimiento del derecho a la tierra y a los recursos naturales. Este fue uno de los puntos cruciales de una mesa redonda sobre estrategias de desarrollo de las poblaciones indígenas que se realizó en el marco del Consejo de Gobernadores del FIDA.

En la mesa redonda participaron líderes de las comunidades indígenas de diversos países de América Latina (entre los cuales, México y Guatemala), del Asia (Filipinas e India), expertos internacionales en desarrollo y representantes de gobierno y de instituciones públicas de diversos países.

Las poblaciones indígenas constituyen una gran parte de la pobreza rural. Las estimaciones a disposición hablan de más de 300 millones de personas de más de 70 países. La inmensa mayoría vive en condiciones de extrema pobreza.

Todas las intervenciones han individualizado entre las causas que han llevado a la actual situación de pobreza, marginalidad y exclusión de las poblaciones indígenas, el no haber sido reconocido su derecho a la tierra y a los recursos naturales, junto a una situación general de injusticia estructural denunciada en casi todos los países donde viven estas comunidades.

Los participantes expresaron reconocimiento al FIDA por haber sido una de las primeras organizaciones en reconocer lo fundamental que es la cuestión indígena y de haberla puesta al orden del día en su batalla contra la pobreza rural. El FIDA ha invertido más de 730 millones de dólares en proyectos de apoyo a las poblaciones indígenas de América Latina y Asia. Se ha empeñado también en el reconocimiento de sus derechos a la tierra, a los recursos naturales, a los servicios sanitarios, a los alimentos, a la educación.

En contraste con la marginalidad a la cual han sido relegadas las poblaciones indígenas, muchos de los participantes han puesto de evidencia el patrimonio cultural, tradiciones, conocimientos que poseen. Se subrayó además su papel, a menudo fundamental, en la conservación del ambiente en el cual viven.

De parte de muchos de los participantes se planteó la exigencia de una mayor coordinación de las intervenciones internacionales y las políticas nacionales para que las primeras puedan influenciar las políticas nacionales. La participación directa de las poblaciones indígena se vio como el elemento central para que esto pueda ocurrir.