Liberia y el FIDA aúnan esfuerzos para mejorar los ingresos de los pequeños productores y su resiliencia al cambio climático

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

Liberia y el FIDA aúnan esfuerzos para mejorar los ingresos de los pequeños productores y su resiliencia al cambio climático

Roma, 25 de marzo de 2019. Un nuevo proyecto de USD 47,6 millones que modernizará el cultivo de cacao, aumentará la producción y desarrollará los mercados, permitirá mejorar la seguridad alimentaria y nutricional y aumentar los ingresos de unos 10 000 pequeños productores de cacao en Liberia.

El convenio de financiación para la segunda fase del Proyecto de Ampliación de los Cultivos Arbóreos fue firmado por correspondencia por Gilbert F. Houngbo, Presidente del FIDA, y Samuel D. Tweah, Jr., Ministro de Finanzas y de Planificación del Desarrollo de la República de Liberia.

La financiación del proyecto incluye un préstamo de USD 11,9 millones y una donación por el mismo monto, ambos del FIDA, y la cofinanciación del sector privado (USD 3,4 millones), del Gobierno de Liberia (USD 2,5 millones) y de los propios beneficiarios (USD 1,8 millones). El FIDA está trabajando para eliminar el déficit de financiación de USD 16,2 millones utilizando financiación para el clima y cofinanciación adicional para construir carreteras rurales en la zona del proyecto.

 “La segunda fase del proyecto hará hincapié en ayudar a las mujeres y a los hombres pobres del medio rural a salir de la pobreza”, dijo Lisandro Martin, Director de la División de África Occidental y Central del FIDA. “Promoverá el empoderamiento económico que brinda a las mujeres del medio rural las mismas oportunidades de participar en actividades económicas rentables de la cadena de valor del cacao y beneficiarse de ellas”.

La agricultura es la principal fuente de medios de subsistencia para más del 60 % de la población de Liberia. Tradicionalmente, los cultivos arbóreos —por ejemplo, el cacao, el caucho y la madera de construcción— han sido una de las principales fuentes de empleo del país y un aspecto fundamental de su tejido social. Pero durante las guerras civiles, el sector de los cultivos arbóreos quedó devastado y muchos agricultores fueron desplazados. Las explotaciones y las plantaciones abandonadas acabaron convertidas en bosques, y la infraestructura necesaria para explotar los cultivos arbóreos quedó dañada o destruida. Los vínculos con los mercados desaparecieron y las exportaciones se redujeron a niveles casi nulos.

La segunda fase del Proyecto de Ampliación de los Cultivos Arbóreos invertirá en la revitalización o el reemplazo de las plantaciones abandonadas para intentar revertir esta situación. Se pondrá en marcha en el condado de Lofa y buscará aumentar la cantidad y la calidad del cacao que comercializan los pequeños productores y mejorar el manejo y la calidad de los productos tras la cosecha. También se fomentará la diversidad de los cultivos usando cultivos intercalados, que pueden mejorar la seguridad alimentaria y nutricional, el manejo de la sombra y la generación de ingresos. Se adoptarán medidas específicas para incluir a las mujeres y los jóvenes y promover su acceso a los beneficios del proyecto, como las oportunidades de capacitación y los servicios financieros.

Al promover la rehabilitación y el mantenimiento de las carreteras y la construcción de depósitos con humedad controlada para almacenar el cacao en grano durante la estación húmeda, cuando los caminos se vuelven intransitables, el proyecto fortalecerá la infraestructura rural y mejorará su resiliencia al cambio climático. También potenciará la capacidad de las cooperativas para que ofrezcan mejores servicios a sus miembros.

El nuevo proyecto ampliará la escala del recientemente finalizado Proyecto de Reactivación de los Cultivos Arbóreos en Pequeñas Explotaciones y complementará la primera fase del Proyecto de Ampliación de los Cultivos Arbóreos; ambos proyectos son respaldados por el FIDA. Favorecerá la prestación de servicios de calidad a los productores de cacao y garantizará la sostenibilidad gracias a la mejora de los servicios de extensión y el mayor acceso a los insumos y los mercados.

Desde 1981, el FIDA ha financiado siete programas y proyectos de desarrollo rural en Liberia por un costo total de USD 164,9 millones, gracias a una inversión del FIDA por valor de USD 101,9 millones. Estos proyectos y programas han beneficiado directamente a 220 800 de hogares rurales.

El FIDA ha invertido en la población rural durante 40 años y, al empoderar a estas personas, les ha ayudado a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer la resiliencia. Desde 1978, hemos destinado cerca de 20 400 millones de dólares de los Estados Unidos en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 480 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y una organización especializada de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.

Encontrará más información sobre el FIDA en https://www.ifad.org/es/

Comunicado de prensa n.º: IFAD/17/2019

Contacto de medios

Image of David Florentin Paqui

David Florentin Paqui

Regional Communications Officer, East and Southern Africa, West and Central Africa

d.paqui@ifad.org