No ocean wide enough, no fence high enough to keep out desperate people, says IFAD President at opening of Rome conference

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

El presidente del FIDA en la apertura de la Conferencia de Roma: “Ningún océano es lo bastante ancho ni ninguna verja lo suficientemente alta para impedir el paso de personas desesperadas”

©IFAD/Giulio Napolitano

Kanayo F. Nwanze, President of IFAD, makes his final appeal to governments on behalf of poor rural people across the globe at the opening of IFAD’s 40th Governing Council.

Roma, 14 de febrero de 2017. Tras describir el desarrollo rural como una “obligación moral”, el presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Kanayo F. Nwanze, ha realizado hoy un último llamamiento a los gobiernos en nombre de la población rural pobre de todo el mundo durante la apertura del 40º período de sesiones del Consejo de Gobernadores del FIDA.

Al dirigirse a los líderes del sector del desarrollo y a los gobernadores del FIDA, Kanayo F. Nwanze, cuyo mandato concluye el próximo 31 de marzo, ha hecho hincapié en la necesidad de seguir invirtiendo en las zonas rurales para que los países puedan cumplir su compromiso de erradicar la pobreza y el hambre antes de que concluya 2030, tal como se señala en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Según el presidente, “para aquellas naciones verdaderamente comprometidas con la aplicación de la Agenda 2030, la inversión en las zonas rurales de los países en desarrollo no es una opción, es una necesidad”.

Tras describir el desarrollo rural como una “obligación moral”, ha continuado diciendo que “cuando las personas se enfrentan a la perspectiva de morir en la pobreza y el hambre, emigran a las ciudades o a lugares más alejados. Para ellos, ningún océano es lo bastante ancho, ninguna verja será jamás lo suficientemente alta y ninguna frontera será lo bastante insalvable para impedir el paso de mujeres, niños y hombres desesperados".

Por su parte, en su declaración de apertura, la presidenta de Mauricio, Bibi Ameenah Firdaus Gurib-Fakim, ha hablado sobre la crisis que se está gestando en numerosos países africanos.

“África Subsahariana sigue siendo el epicentro de la pobreza, donde demasiados de nuestros conciudadanos viven por debajo de la línea de pobreza. Hoy en día, cerca de dos de cada cinco niños están malnutridos y una de cada ocho mujeres padece insuficiencia ponderal”, ha afirmado Gurib-Fakim. Y ha añadido: “Sin un sector agrícola floreciente, la mayoría de los africanos se verá excluida de la creciente ola de prosperidad".

Maurizio Martina, ministro de Agricultura de Italia, también ha pronunciado unas palabras en la sesión inaugural de esta mañana y ha recordado a los representantes gubernamentales lo lejos que había llegado la comunidad internacional en el replanteamiento de sus metas y objetivos para combatir la pobreza y el hambre.

“Hasta hace unos años, nos hemos limitado a hablar de reducir el número de personas afectadas por el hambre y la malnutrición con el fin de reducir la pobreza extrema". Y ha añadido: "Hoy en día, podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que ningún número es aceptable; trabajamos en pos de un desarrollo rural que nos llevará a un objetivo: el del hambre cero”.

Martina ha señalado que “el hambre y la pobreza, especialmente en las zonas rurales, a menudo son el primer eslabón de una cadena de factores que originan conflictos, inestabilidad, emergencias humanitarias y movimientos migratorios”.

A lo largo de la conferencia de dos días de duración, los Estados Miembros del FIDA nombrarán al nuevo presidente del Fondo. Los ocho candidatos propuestos, entre los que figuran tres mujeres, representan colectivamente a Indonesia, México, Italia, Marruecos, Togo, Turquía, la República Dominicana y Suiza. El Consejo de Gobernadores es el principal órgano decisorio del FIDA y el presidente es el funcionario de mayor rango, responsable de dirigir la organización.

Kanayo F. Nwanze fue nombrado presidente del FIDA en febrero de 2009 y ha ocupado el cargo durante dos mandatos, el período máximo permitido. De entre sus numerosos logros, Nwanze será recordado por los cambios que ha impulsado en el modelo operativo del FIDA, al asegurarse de que la población rural pobre sea el foco principal de la labor del FIDA y de que la agricultura se vea como una actividad empresarial por muy pequeña que sea su escala. En su afán por acercar la organización a los destinatarios de su labor, ha aumentado de 9 a 40 el número de oficinas del FIDA ubicadas en países en desarrollo.

En septiembre de 2016, Nwanze fue galardonado con el Premio de Alimentación en África por su excepcional liderazgo y su apasionada labor de promoción para posicionar a los pequeños agricultores africanos en el centro de la agenda mundial de la agricultura.

Durante su presidencia, el valor de la cartera de inversiones del Fondo ha aumentado de USD 3.400 millones a USD 5.900 millones, en parte gracias a su labor para instituir un modelo financiero más flexible que ha incluido préstamos empréstitos soberanos y otros mecanismos para movilizar recursos.

Comunicado de prensa n.º: IFAD/14/2017

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, les ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado alrededor de USD 18 500 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a unos 464 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.

Contacto de medios

Image of David Florentin Paqui

David Florentin Paqui

Regional Communications Officer, East and Southern Africa, West and Central Africa

d.paqui@ifad.org

Image of Susan Beccio

Susan Beccio

Regional Communication Officer, Asia and the Pacific

s.beccio@ifad.org