FIDA: contrarrestar el aumento vertiginoso de los precios de los alimentos y el agravamiento de la malnutrición exige inversiones urgentes en la agricultura en pequeña escala

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

FIDA: contrarrestar el aumento vertiginoso de los precios de los alimentos y el agravamiento de la malnutrición exige inversiones urgentes en la agricultura en pequeña escala

©IFAD/Nilza Utali

Roma, 7 de diciembre de 2021: En un contexto en que el drástico aumento de los precios de los alimentos está empujando a millones de personas a la inseguridad alimentaria, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) insta a los gobiernos y al sector privado a aumentar con urgencia sus inversiones en la agricultura en pequeña escala para promover los alimentos nutritivos de producción local. El llamamiento se realizó antes de la inauguración de hoy de la Cumbre de Nutrición para el Crecimiento, que se desarrollará en Tokio.

Millones de personas que viven en los países en desarrollo se están enfrentando a aumentos de entre un 5 % y un 17 %1en los precios de productos básicos tales como los cereales y los aceites vegetales, así como de las frutas, las hortalizas y el pescado, entre otros alimentos nutritivos. Esto está perjudicando a las poblaciones más vulnerables, que destinan una gran parte de sus ingresos a los alimentos.

Las pequeñas explotaciones, que suministran la tercera parte de los alimentos del mundo, en general producen una mayor diversidad de cultivos que los establecimientos más grandes, y desempeñan un papel fundamental en la promoción de dietas más variadas. Además, mejorar los rendimientos de la agricultura en pequeña escala aumenta los ingresos de las personas del medio rural que viven en la pobreza, brindándoles más oportunidades de adquirir alimentos más nutritivos. Si invierten en los pequeños productores y en la agricultura, muchos países en desarrollo pueden aumentar la producción alimentaria local y disminuir su dependencia de las importaciones de alimentos.

“La agricultura en pequeña escala es un aspecto fundamental de la solución a nuestra crisis de malnutrición. Invertir en las pequeñas explotaciones, que se dedican a producir una amplia diversidad de alimentos nutritivos, es esencial para mitigar la malnutrición en las comunidades más pobres del mundo”, señaló Gilbert F. Houngbo, Presidente del FIDA. “No se trata únicamente de subsanar problemas de salud; es una iniciativa que también tiene sentido desde el punto de vista económico. Retribuir de manera justa a los pequeños agricultores para facilitarles el acceso a una nutrición de calidad permite a sus hijos alcanzar su pleno potencial físico e intelectual, de forma tal que puedan convertirse en adultos saludables que contribuyan al desarrollo económico de sus familias y sus comunidades y logren salir de la pobreza”.

La Cumbre de Nutrición para el Crecimiento de Tokio (7 y 8 de diciembre) ofrece la oportunidad de asumir un compromiso mundial para impulsar acciones más enérgicas que permitan erradicar la malnutrición. El FIDA insta a que se realicen más inversiones para aumentar la producción de alimentos nutritivos dirigidos al mercado y al autoconsumo; a promover el consumo de especies abandonadas e infrautilizadas; a mejorar las infraestructuras de abastecimiento de agua y de almacenamiento y transporte de alimentos nutritivos pero perecederos, y a aumentar la conciencia y la educación en torno a las dietas saludables.

Aun antes del drástico aumento en los precios de los alimentos, el hambre, la falta de acceso a las dietas saludables y la malnutrición vienen agravándose desde 2015 debido al cambio climático, a las crisis económicas, a los conflictos y, desde el año pasado, a las repercusiones de la pandemia de la COVID-19. Tres mil millones de personas son incapaces de costear una dieta saludable, en gran medida debido a los elevados costos. A nivel mundial, una de cada 10 personas —811 millones de individuos— pasan hambre, y uno de cada cuatro niños menores de cinco años presentan retraso del crecimiento o son demasiado pequeños para su edad.

Según el Informe de la nutrición mundial de 2021, el mundo no está encaminado a alcanzar las metas relacionadas los indicadores de nutrición de aquí a 2030. El progreso es demasiado lento en los indicadores relacionados con la nutrición materna, de los lactantes y de los niños de corta edad. Sin acceso a alimentos suficientes, asequibles y nutritivos, las generaciones quedan atrapadas en la pobreza, incapaces de aprovechar las oportunidades educativas y laborales para desarrollar todo su potencial.


Comunicado de prensa n.º: IFAD/78/2021

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado USD 23 200 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 518 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.

En el banco de imágenes del FIDA, se encuentra disponible para descarga una amplia gama de fotografías de la labor del Fondo en las comunidades rurales.


1 Según datos del Programa Mundial de Alimentos

Contacto de medios

Image of Antonia Paradela

Antonia Paradela

Communication Officer to Senior Management

a.paradelatorices@ifad.org