Paraguay: Agencia de la ONU fomenta empresas de pequeños productores rurales

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

Paraguay: Agencia de la ONU fomenta empresas de pequeños productores rurales

Roma, 18 de diciembre de 2015 – El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), la agencia de la ONU especializada en desarrollo rural, centrará sus actividades en el Paraguay en fortalecer las organizaciones rurales para que puedan crear empresas rurales rentables y fortalecer la capacidad de resiliencia de los pequeños agricultores ante los efectos del cambio climático.

La nueva estrategia para el Paraguay, aprobada esta semana por la Junta Ejecutiva del FIDA, es el resultado de un amplio proceso de consulta con el gobierno, la sociedad civil, el sector privado y las organizaciones de pequeños agricultores. El documento prevé que, a lo largo de los próximos siete años, 55 000 familias rurales pobres se beneficien directamente de los proyectos financiados por el FIDA en el país.

“La creación de empresas rurales rentables beneficiará no sólo a los pequeños agricultores, sino a todo el país. Sólo los pequeños agricultores pueden garantizar la seguridad alimentaria del Paraguay y un sector agrícola pujante”, dijo Claus Reiner, Gerente del Programa del FIDA para el Paraguay.

Durante la última década, la economía del Paraguay ha experimentado un crecimiento significativo, sobre todo gracias al sector agrícola y ganadero. Más del 75 por ciento de los ingresos por exportaciones del Paraguay provienen de los productos agrícolas y sus derivados.

A pesar de la gran importancia de la agricultura para el país, la población rural pobre del Paraguay aún sufre las consecuencias de muchos años de abandono. La tasa de pobreza rural (32 por ciento) es mucho más alta que el promedio nacional (22,6 por ciento).

“Para revertir esta situación, tenemos que empoderar a la población rural pobre y darle las herramientas que necesita para prosperar y desarrollar sus capacidades. Esto se puede hacer mediante el fortalecimiento de las organizaciones rurales”, dijo Reiner.

De este modo, las operaciones financiadas por el FIDA en el Paraguay se centrarán en fortalecer la capacidad de las organizaciones rurales para proporcionar servicios técnicos y financieros a sus miembros. Formación y financiación permitirán aumentar el uso de la tecnología en la producción agrícola, prestando especial atención al desarrollo de estrategias y herramientas que permitan a la población rural pobre paraguaya adaptarse al cambio climático y mitigar sus efectos negativos.

La situación ambiental del Paraguay es grave y afecta profundamente a los pequeños agricultores. Las tasas de deforestación en la región occidental del Paraguay se encuentran entre las más altas del mundo; la agroindustria ejerce una gran presión sobre los recursos naturales; en el norte y el noreste, las temperaturas aumentan y disminuyen las precipitaciones.

“En todo el país, los suelos que trabajan los pequeños agricultores se deterioran. A menos que actuemos y cambiemos las prácticas agrícolas, la agricultura familiar tiene poco futuro en el país”, declaró Reiner.

El objetivo final del FIDA en el Paraguay es aumentar la capacidad de los pequeños agricultores para crear empresas rurales rentables y acceder a los mercados y las cadenas de valor nacional e internacional. Para ello, un elemento clave es facilitar su acceso a los sistemas financieros formales, incluyendo créditos y seguros.

Todo ello está en consonancia con el Plan Nacional de Desarrollo del gobierno, que se centra en el aumento de la inversión social y productiva en las zonas rurales.

“Esta nueva estrategia refuerza y renueva la asociación a largo plazo del FIDA con las autoridades paraguayas para combatir la pobreza y el hambre y para allanar el camino para una transformación rural inclusiva y sostenible”, dijo Reiner.

Información para los editores:

Desde 1979, el FIDA ha financiado ocho proyectos en el Paraguay por un total de USD 228,8 millones, de los cuales USD 88,1 millones fueron aportados directamente por el FIDA. Estas inversiones han beneficiado a más de 88 000 hogares en todo el país hasta el momento.

Claus Reiner, Gerente del Programa de País del FIDA para el Paraguay, está disponible para entrevistas.


Press release No.: IFAD/88/2015

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, les ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado 17 000 millones de dólares estadounidenses en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a unos 453 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y una organización especializada de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.