Una plataforma para ampliar la escala de las metodologías basadas en los hogares

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

Una plataforma para ampliar la escala de las metodologías basadas en los hogares

©FIDA/Susan Beccio

Muy a menudo, las intervenciones que se realizan en el sector agrícola para promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres se centran en fortalecer las oportunidades económicas y la capacidad de toma de decisiones de las mujeres como agricultoras independientes o en grupos. Sin embargo, la dinámica interna de los hogares es tan importante como las causas fundamentales de las desigualdades existentes, incluidas las cargas desproporcionadas de trabajo no remunerado y cuidado de los niños, la malnutrición y la violencia doméstica. Si las mujeres que reciben apoyo no están empoderadas en sus hogares, las causas fundamentales de las desigualdades de género persisten sin ser cuestionadas. El cambio debe comenzar en el hogar.

La plataforma Empower@Scale ayuda a las organizaciones a combatir las causas fundamentales de la desigualdad de género incorporando en sus proyectos metodologías basadas en los hogares, las cuales permiten afrontar la discriminación contra las mujeres y los prejuicios sexistas arraigados en las familias. El Sistema de Aprendizaje Activo de Género (GALS) es un ejemplo de este tipo de metodología a partir del cual las familias formulan una visión común a fin de superar las limitaciones existentes basadas en el género y empoderar a los integrantes de los hogares para que hagan realidad sus posibilidades de desarrollo.

La nueva plataforma se ha creado en el marco de un proyecto de donaciones más amplio denominado Empower@Scale, el cual prevé crear, en un plazo de cuatro años, una red de centros locales y nacionales de aprendizaje para el empoderamiento con el fin de brindar servicios de fomento de la capacidad de calidad garantizada en torno a las metodologías basadas en los hogares, así como dos centros regionales para forjar redes de contactos, intercambiar conocimientos y hacer un seguimiento del uso de esas metodologías.

El FIDA es el organismo de las Naciones Unidas que lidera la innovación en el ámbito del uso de las metodologías basadas en los hogares a fin de llegar eficazmente a las familias pobres y mejorar las relaciones de género dentro de los hogares. Actualmente, el Fondo tiene más de 50 inversiones en curso que incluyen estas metodologías en las cinco regiones en las que realiza intervenciones, lo que representa casi el 25 % de su cartera total de préstamos. La integración de este tipo de metodologías en los proyectos de desarrollo ha demostrado ser eficaz para hacer frente a las normas sociales, las actitudes, las conductas y los sistemas que perpetúan la desigualdad de género, lo que contribuye a afrontar sus causas fundamentales, en vez de sus síntomas.

En Sierra Leona, el FIDA ha puesto a prueba el uso del GALS en el Proyecto Comunitario de Rehabilitación y Reducción de la Pobreza. A partir de ello, se ha observado un cambio evidente en las normas de género tanto de los hombres como de las mujeres: se ha registrado una mayor colaboración en las tareas que se realizan en los hogares y en las explotaciones agrícolas, junto con una mejor distribución de la carga de trabajo y un mayor reparto de los ingresos familiares. Helena Lowe, una facilitadora que ha venido ayudando a aplicar el GALS durante casi 10 años, explica cómo funciona parte de esta metodología:

“Si el esposo tiene más poder, y suele ser el hombre el que tiene más poder, la pareja terminará trabajando según su visión únicamente, y eso no es lo que buscamos. Queremos cambiar estas relaciones de poder, transformarlas. Alentando a las mujeres a compartir sus propios planes para la pareja, las hemos ayudado a ser más fuertes, ya que no creían mucho en sí mismas. Además, en la mayoría de los casos, los planes propuestos por las mujeres tenían una mayor visión de futuro que los de sus esposos. Así la pareja se da cuenta, de manera conjunta, de que puede hacer más”.

Cuando las parejas piensan y planifican juntas, los resultados son claros. “Los hombres se sorprenden mucho cuando comienzan a comprender la cantidad de trabajo que deben hacer sus esposas para que ellos puedan tener la vida que tienen. Y entonces empiezan a trabajar de otra manera; empiezan a asumir la responsabilidad de ciertas tareas domésticas. He podido observar ese cambio en todos los países en los que he trabajado con el GALS”, dice Helena.

En Sierra Leona, también se ha registrado una reducción de los gastos —por ejemplo, en relación con el consumo de alcohol y los juegos de azar—, así como de la violencia y los conflictos. La ampliación del empoderamiento por medio de las metodologías basadas en los hogares puede ayudar a mejorar el diálogo y la toma de las decisiones entre los miembros de las familias, que colaboran para lograr relaciones más equitativas. Como resultado, el hogar y todos sus integrantes gozan de un mayor bienestar general, tanto en términos sociales como económicos.

“Habitualmente, los esposos administran todo el dinero, incluida la parte que ganan las esposas, y ellos deciden qué parte darles a las mujeres. Cuando la planificación de los ingresos familiares es conjunta, todos ganan. Se produce un gran cambio cuando las mujeres pueden tomar decisiones sobre los ingresos familiares y cómo invertirlos”.

Compartir experiencias, hallar soluciones y ampliar la escala

La recopilación y el análisis de los datos ayudan al FIDA a entender de qué manera puede mejorar su labor sobre el terreno. En el pasado se han realizado muchas iniciativas independientes y aisladas relacionadas con las metodologías basadas en los hogares en las distintas regiones, pero, al vincular estas iniciativas entre sí, el proyecto de donaciones y la nueva plataforma Empower@Scale proporcionarán pruebas más sólidas para ampliar la escala de los enfoques de carácter transformador en materia de género en los proyectos del Fondo y otras iniciativas.

La mejor manera de aprender sobre las metodologías basadas en los hogares es a partir de la experiencia de promotores locales en sus comunidades. Por medio de Empower@Scale, los colaboradores del FIDA pueden compartir fácilmente sus experiencias con estas metodologías y acceder a recursos proporcionados por otros colaboradores. También se puede localizar a usuarios según sus funciones y su región, enviarles mensajes y compartir estrategias. Además de facilitar el intercambio de conocimientos en línea, en un momento en que los viajes se ven muy restringidos, la plataforma también favorece el acceso a proyectos en otros idiomas.

La plataforma se basa en la asociación y la colaboración, y permite al FIDA extraer mejores prácticas y comparar los puntos fuertes de los proyectos para mejorar la situación de las mujeres de las zonas rurales. Las estrategias, las soluciones y los proyectos del FIDA orientados a corregir los desequilibrios de género se integrarán con mayor facilidad, lo que enriquecerá los esfuerzos del Fondo para lograr la igualdad de género.

Obtenga más información acerca del proyecto y la plataforma Empower@Scale y la labor del FIDA con las metodologías basadas en los hogares sobre el terreno.