Saltar al contenido
X

Un cambio de vida en momentos de incertidumbre: fomentar la resiliencia gracias a la agricultura innovadora

30 marzo 2020

©FIDA/Susan Beccio

Mientras los países se preparan apresuradamente para la pandemia mundial de coronavirus, con el objetivo de proteger a sus ciudadanos y sus economías, el mandato de una organización para el desarrollo rural tal vez no resulte especialmente pertinente para algunos en el contexto de crisis actual. No obstante, la experiencia ha demostrado que las crisis y los desastres tienen un efecto multiplicador que se refleja en un aumento de los precios de los alimentos y el forraje, el estallido de disturbios civiles y a la reducción de los servicios sociales mientras los Gobiernos redistribuyen los presupuestos. A ese respecto, independientemente de si las crisis se producen en zonas urbanas o rurales, las personas pobres de los países en desarrollo siempre se ven desproporcionadamente afectadas porque tienen menos capacidad para hacer frente a estos efectos.

Los pequeños productores y las pequeñas empresas rurales son el pilar de las economías rurales y de los sistemas alimentarios nacionales y regionales. Es vital que las zonas rurales sigan recibiendo apoyo para ayudar a los países a evitar la escasez de alimentos. El cierre de fronteras y regiones afecta a los servicios rurales, como los mercados locales y regionales, y puede dar lugar a distorsiones en las cadenas de suministro de alimentos que tendrían efectos adversos tanto en los productores como en los consumidores.

El FIDA da prioridad al desarrollo a medio y largo plazo para ayudar a las comunidades rurales a aumentar su resiliencia a las perturbaciones de todo tipo. Los pequeños productores rurales necesitan instrumentos y recursos para producir alimentos y obtener ingresos sostenibles, así como resiliencia para hacer frente a las perturbaciones, recuperarse, seguir saliendo de la pobreza y mantenerse fuera de ella.

En el Centro del Mekong del FIDA hemos publicado recientemente una recopilación de 15 historias de personas del medio rural cuya vida ha cambiado gracias a la labor del FIDA en Camboya, Filipinas, Myanmar, la República Democrática Popular Lao y Viet Nam.

Esas historias muestran ejemplos de cómo la labor del FIDA está evolucionando constantemente, poniendo a prueba nuevas ideas, resolviendo problemas de manera innovadora, aprovechando las enseñanzas extraídas y ampliando la escala de las iniciativas que han logrado buenos resultados para ejecutar proyectos de mayor envergadura. Las historias también ponen de relieve la importancia de una gran variedad de asociaciones sobre el terreno y el papel que desempeña el personal especializado de cada proyecto para obtener resultados satisfactorios. Como organización de aprendizaje y basada en los resultados, el FIDA cree firmemente en el intercambio de conocimientos. Mediante la recopilación y el intercambio de estas historias, esperamos difundir nuestras experiencias a un público amplio y contribuir a que los lectores obtengan más información sobre los problemas que afronta la población rural pobre.

Les invito a que escuchen a las personas que viven en zonas remotas y rurales de Asia Sudoriental, que son firmes defensoras de la innovación y el cambio eficaz. Se trata de personas que pertenecen a grupos étnicos minoritarios, pequeños productores o integrantes de organizaciones de campesinos, personas que acceden a un préstamo por primera vez o beneficiarios de un acuerdo de asociación entre los sectores público y privado. Proceden de diferentes países, pero todas tienen algo en común: la fortaleza y el deseo de cambiar su situación.

La agricultura ocupa un lugar destacado en la economía de esos países, puesto que la mayor parte de la fuerza laboral trabaja en el sector agrícola. Dado que una gran parte de la población de cada país depende de la agricultura para su sustento, el desarrollo del sector agrícola es la solución para el progreso y la reducción de la pobreza en el medio rural. Es la clave para reforzar la seguridad alimentaria y mejorar la nutrición en los hogares. Los Gobiernos están haciendo hincapié en la agricultura para lograr una transformación económica y crear empleo en las zonas rurales.

Los proyectos y programas de desarrollo agrícola y rural respaldados por el FIDA en esos países han beneficiado a más de cuatro millones de hogares en 25 años. Actualmente, se están ejecutando 17 proyectos y programas respaldados por el FIDA en esos países, con una inversión total de USD 988,2 millones. En esos proyectos se han aplicado diversas técnicas, por ejemplo, un enfoque de cadenas de valor basadas en los productos básicos, tecnología optimizada, más servicios de crédito y financieros, disponibilidad de capacitación y servicios de extensión, adaptación de prácticas agrícolas al cambio climático, especial atención al aumento de la seguridad alimentaria y nutricional y la mejora general de la calidad y los medios de vida de la población rural pobre en las zonas objetivo.

Si echamos un vistazo hacia atrás y miramos hacia el futuro, puedo afirmar categóricamente, en nombre de los equipos del FIDA en Camboya, Filipinas, Myanmar, la República Democrática Popular Lao y Viet Nam, que estamos orgullosos de nuestras asociaciones con los protagonistas de esas historias y los miles de personas que integran las comunidades rurales en esos países. Les agradecemos que hayan confiado en nosotros, al igual que nosotros en ellos, y esperamos transmitir a los lectores de esa publicación la confianza que sustenta nuestras asociaciones con los pequeños productores y las familias de las comunidades rurales.

Personalmente, me emocionan las importantes mejoras en la vida de las personas del medio rural que he observado durante las diferentes visitas que he realizado sobre el terreno en la región. También me han inspirado los cambios positivos que he visto con mis propios ojos durante los últimos dos años. Deseo que llegue el día en el que podamos erradicar por completo la pobreza y el hambre en las zonas rurales de la región.

 

Lea Stories from the field: Innovative agriculture