Saltar al contenido
X

Primer Foro de los Pueblos Indígenas del FIDA

Líderes indígenas de 27 países abogan por el desarrollo autónomo

Roma, 12 de Febrero de 2013 - La primer reunión mundial del Foro de los Pueblos Indígenas llevada a cabo en la sede del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola en Roma, finalizó hoy con 32 participantes originarios de 27 países; quienes se comprometieron a proteger, respetar y promover un desarrollo autónomo; para garantizar que el crecimiento rural y agrícola signifique al mismo tiempo la preservación de la identidad y cultura de indígena.

Con una duración de dos días, el Foro coincidió con el 36° período de  sesiones del Consejo de Gobernadores del FIDA y marcó además un nuevo capítulo en la larga labor del FIDA con los pueblos indígenas, muchos de los cuales viven en áreas rurales y sufren desproporcionadamente de pobreza y exclusión social.

"Hace 3 años, el FIDA adoptó una política de compromiso con los pueblos indígenas. Este Foro pretende darnos una oportunidad de evaluar si estamos actuando bien y de mejorar la implementación de nuestras políticas" declaró Kanayo F. Nwanze, Presidente del FIDA. "Mientras reconocemos y respetamos las diversas culturas, medios de sustento y tradiciones; estamos conscientes también que existe a menudo un terreno común entre los pueblos indígenas, particularmente cuando se trata de la conexión entre las sociedades, territorios y recursos naturales."

Previamente al Foro, el FIDA y sus socios en las comunidades indígenas realizaron una serie de consultas que incluyeron talleres, los cuales identificaron dos áreas prioritarias: incrementar una plena y efectiva participación de los pueblos indígenas en el diseño e implementación de los proyectos respaldados por el FIDA; y fortalecer la capacidad de las organizaciones indígenas. Uno de los temas discutidos en el Foro fueron los derechos de los indígenas sobre la tenencia y el manejo de territorios ancestrales. Los participantes del Foro sintetizarán sus hallazgos y discusiones en una declaración y un plan de acción, que presentarán el 13 de Febrero al Consejo de Gobernadores, el órgano  decisorio supremo del FIDA.

Hay aproximadamente 370 millones de personas indígenas en el mundo. Aunque se trate de menos del 5 por ciento de la población mundial, representan al 15 por ciento de los pobres del mundo. En muchos países son los más pobres entre los pobres, y aunque aproximadamente el 80 por ciento de la biodiversidad mundial se encuentre en áreas habitadas mayormente por los indígenas, su situación no está mejorando tan rápido como debería.

"Muchos de los pueblos indígenas, especialmente aquellos que se encuentran en las áreas más remotas, aún habitan en sus territorios tradicionales" comentó Victoria Tauli- Corpuz, Director Ejecutivo de la Fundación Tebtebba. "Estos son los últimos ecosistemas que quedan en el mundo, mejor conservados y utilizados en forma sostenible, como bosques boreales y tropicales, turberas, litorales y áreas marinas. Uno de los factores que ha asegurado que sea así, es que los pueblos indígenas siguen usando sus conocimientos tradicionales y una forma de gobierno tradicional de sus territorios."

"Mientras que en estas áreas donde la biodiversidad, minerales, petróleo y gases aún pueden encontrarse, los indígenas se enfrentan cada día con amenazas como el ser forzados a desalojar sus comunidades, o agendas de desarrollo inapropiadas" añadió Tauli- Corpuz.

La creación del Foro de los Pueblos Indígenas en el 2000 fue un hecho crucial, a lo que siguió en el 2007 la aprobación de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas. Fue un éxito en la campaña de los indígenas para obtener una mayor participación en las instituciones internacionales. El FIDA ha apoyado a los representantes de los pueblos indígenas a establecer una serie de indicadores específicos para evaluar el bienestar de su población, con base a sus propios principios.

El FIDA tiene una valiosa experiencia en establecer un diálogo constructivo con los indígenas. El FIDA está financiando alrededor de 240 proyectos, de los cuales aproximadamente el 30 por ciento apoya a comunidades indígenas en 38 países. Por ejemplo, el proyecto PROCORREDOR en Ecuador combina la generación de ingresos con la revitalización cultural. Los pueblos indígenas, que tradicionalmente fabrican artesanías, están aprendiendo nuevas habilidades de marketing y presentación, con el fin de beneficiarse de la industria eco-turística creciente en Ecuador.

"Los pueblos indígenas, junto al FIDA, hemos aprendido que debemos dialogar, trabajar en conjunto y ser los principales promotores de las políticas y prácticas para superar la  pobreza. El Foro es el espacio idóneo de diálogo donde analizamos los aprendizajes y nos ponemos de acuerdo para mejorar las intervenciones del FIDA en nuestros países," destacó Myrna Cunningham, miembro del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas.


Comunicado de prensa n.º: FIDA/05/2013

El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) trabaja con la población rural pobre para que pueda cultivar y vender más alimentos, aumentar sus ingresos y determinar la orientación de sus propias vidas. Desde 1978, el FIDA ha invertido alrededor de 14 800 millones de dólares estadounidenses en donaciones y préstamos a bajo interés en los países en desarrollo mediante proyectos con los cuales se ha empoderado a más de 400 millones de personas para que salgan de la pobreza y, por tanto, se ha contribuido a construir comunidades rurales dinámicas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura. Se trata de una asociación de 169 miembros, única en su género, integrada por países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), otros países en desarrollo y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).