Saltar al contenido
X

Rwanda y el FIDA se asocian para reducir la pobreza en las zonas propensas a las sequías

24 junio 2019

Roma, 24 de junio de 2019 – Unos 7 167 hogares pobres y expuestos a la inseguridad alimentaria en Rwanda se beneficiarán de un nuevo proyecto por USD 24,7 millones que buscará potenciar la producción para aumentar la seguridad alimentaria y nutricional, la resiliencia al cambio climático y los ingresos. 

El 22 de junio, Gilbert F. Houngbo, Presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), y Gerardine Mukeshimana, Ministra de Agricultura y Recursos Animales de la República de Rwanda, firmaron el convenio de financiación para el Proyecto de Gestión Integrada de las Cuencas Hidrográficas y el Riego en Kayonza - Fase I.

La financiación del proyecto incluye un préstamo de USD 17,8 millones y una donación de financiación para el clima del FIDA por USD 8,3 millones. El proyecto estará cofinanciado por el Gobierno de Rwanda (USD 5,4 millones) y por los propios beneficiarios (USD 1,5 millones).

La agricultura es uno de los factores fundamentales para la reducción de la pobreza en Rwanda. El sector emplea al 70 % de la población y genera un 91 % del alimento que se consume en el país. También representa un 70 % de los ingresos de exportación y un 32,7 % del PIB. Se caracteriza por las unidades de producción pequeñas y una elevada presión demográfica sobre los recursos naturales. Alrededor del 80 % de la población rural está compuesta por agricultores de subsistencia que dependen principalmente de la producción de secano, dado que menos del 6 % de las tierras cultivadas del país es de regadío.

El proyecto, que responderá a la acuciante necesidad de afrontar los problemas vinculados al agua, se pondrá en marcha en ocho zonas propensas a las sequías en la provincia oriental: Gahini, Kabare, Kabarondo, Murama, Murundi, Mwiri, Ndego y Rwinkwavu. Se trata de zonas relativamente cálidas cuyo promedio anual de precipitaciones (900 mm) es escaso frente al resto del país (1 000 mm a 1 400 mm). Si bien los hogares rurales padecen una grave escasez de recursos hídricos durante los meses secos, existe un elevado potencial para desarrollar el riego.

El nuevo proyecto promoverá la agricultura climáticamente inteligente para las tierras de regadío y de secano a través de escuelas de campo para agricultores, y fomentará las buenas prácticas en materia de nutrición. Además, invertirá en la rehabilitación de las cuencas hidrográficas, en el desarrollo de la infraestructura para la ganadería y el abastecimiento doméstico de agua, y en el establecimiento de instituciones eficaces para la gestión de la infraestructura.

El proyecto ayudará a 11 250 productores rurales a acceder a la tierra y el agua para potenciar su producción y promoverá las prácticas de gestión resilientes al clima en 1 400 hectáreas de tierra, lo que beneficiará a 21 000 personas.Además, se construirán 35 tanques y pozos entubados en zonas de secano y se invertirá en sistemas que permitirán regar una superficie de 2 275 hectáreas.

Desde 1981, el FIDA ha invertido USD 382,06 millones en Rwanda, lo que ha permitido financiar 19 programas y proyectos de desarrollo rural en el país por un costo total de USD 621,14 millones. Estos proyectos y programas han beneficiado directamente a 1 540 517 hogares rurales.

Comunicado de prensa n.º: IFAD/30/2019

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, les ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado USD 20 900 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 483 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y una organización especializada de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura. 

Encontrará más información sobre el FIDA en www.ifad.org