Saltar al contenido
X

Etiopía y el FIDA mejoran el acceso a los servicios financieros en las zonas rurales amenazadas por el cambio climático

08 enero 2020

Roma, 8 de enero de 2020 – Un nuevo programa, valorado en USD “305,7 millones, ayudará a más de 13 millones de los agricultores más vulnerables a aumentar y diversificar sus ingresos, acceder a servicios financieros y mejorar su resiliencia en las zonas rurales amenazadas por el cambio climático.

El sector agrícola de Etiopía, que da trabajo al 80 % de la población, con frecuencia se ve afectado por sequías que son agravadas por el cambio climático. En 2017, las escasas precipitaciones registradas en la estación lluviosa generaron pérdidas catastróficas en los cultivos y el ganado, y empujaron a aproximadamente 8,5 millones de personas a requerir asistencia humanitaria. 

Gilbert F. Houngbo, Presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), y el Embajador Zenebu Tadesse Woldetsadik, Representante Permanente de la República Federal Democrática de Etiopía ante los organismos de las Naciones Unidas con sede en Roma dedicados a la agricultura y la alimentación, han firmado hoy un convenio de financiación para la fase III del Programa de Intermediación Financiera Rural (RUFIP).

“El acceso a la financiación es esencial para que la población rural, en especial aquellas personas cuyos ingresos se ven amenazados por el cambio climático, pueda ampliar sus negocios y aprovechar las nuevas oportunidades de subsistencia surgidas en las cadenas de valor agrícolas y agroindustriales”, dijo el Sr. Ulaç Demirag, Director en el País para Etiopía.

“Este nuevo programa brindará productos y servicios financieros a la población rural pobre de las zonas menos adelantadas con miras a reducir la pobreza y mitigar los riesgos asociados a los medios de vida”, añadió.

La fase III del programa se basará en las enseñanzas y experiencias extraídas de las dos fases anteriores. En ella, se ampliará la escala de las intervenciones ligadas a la prestación de servicios financieros rurales que se adapten a las necesidades de los pequeños agricultores más vulnerables, en particular las mujeres y los jóvenes.

También se fortalecerá la capacidad de las instituciones financieras rurales para que brinden una gama más amplia de servicios y productos financieros a un mayor número de pobladores pobres de las zonas rurales. Asimismo, se respaldará la utilización de esos productos por parte de las cooperativas rurales de ahorro y crédito y las instituciones de microfinanciación a través de la capacitación en materia de alfabetización financiera. Además, se desarrollarán productos de seguros a través de las instituciones financieras rurales a fin de que los pequeños agricultores puedan mitigar los riesgos vinculados al cambio climático.

A pesar de los avances logrados, la tasa de malnutrición infantil en Etiopía sigue siendo la mayor de África Subsahariana. El programa también promoverá la sensibilización en materia de nutrición a través de campañas y exhibiciones, que estarán dirigidas a las zonas más vulnerables a la inseguridad alimentaria debido al cambio climático.  También ayudará a los pequeños agricultores y a las empresas de menor tamaño a mejorar su resiliencia frente a las perturbaciones meteorológicas.

La financiación incluye una donación por valor de USD 35,1 millones y un préstamo por valor de USD 4,9 millones, ambos a cargo del FIDA, así como una cofinanciación significativa procedente de los asociados internacionales para el desarrollo y las instituciones financieras nacionales. El Gobierno de Etiopía contribuirá con USD 51,9 millones, mientras que USD 0,9 millones correrán a cargo de los propios beneficiarios.

Desde 1980, el FIDA ha invertido en Etiopía USD 795,5 millones en 20 programas y proyectos de desarrollo rural cuyo valor total asciende a USD 2 100 millones. Estos programas han beneficiado directamente a unos 12 millones de hogares rurales.


Comunicado de prensa n.º: FIDA/02/2020

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer la resiliencia. Desde 1978, hemos destinado 21 500 millones de dólares de los Estados Unidos en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 491 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y una organización especializada de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura. 

Encontrará más información sobre el FIDA en www.ifad.org/es.