Saltar al contenido
X

El FIDA y el BEI ponen en marcha un proyecto de USD 125 millones para aumentar los ingresos rurales y la seguridad alimentaria en Camboya

03 febrero 2020

Phnom Penh, 3 de febrero de 2020 – El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), junto con el Gobierno de Camboya y el Banco Europeo de Inversiones (BEI), ha puesto en marcha hoy un proyecto de desarrollo rural por valor de USD 125 millones que tiene por objeto aumentar los ingresos y la seguridad alimentaria de 200 000 familias en Camboya.

En este país, dos tercios de las familias de las zonas rurales sufren escasez estacional de alimentos todos los años. Los agricultores suelen carecer de acceso a los nuevos mercados, la capacitación y la tecnología y, en general, la infraestructura rural es deficiente. Esto hace que las comunidades rurales, especialmente los jóvenes, no puedan beneficiarse de las oportunidades comerciales y laborales.

El objetivo del Proyecto de Creación de Activos Sostenibles para los Mercados, los Negocios y el Comercio Agrícolas es mejorar los medios de vida mediante una mejor conexión de las comunidades rurales con los mercados, la capacitación técnica y las oportunidades de empleo.

“Con este proyecto nos centramos en la creación de una infraestructura rural sostenible e inclusiva, en especial carreteras y mercados; el fomento de la capacidad rural, y la vinculación de las comunidades rurales (especialmente los jóvenes) con las competencias y tecnologías pertinentes”, señaló Kaushik Barua, Director del FIDA en Camboya.

“Agradecemos a nuestros asociados nacionales, entre ellos el Ministerio de Economía y Finanzas, el Ministerio de Desarrollo Rural y las comunidades y los jóvenes de las zonas rurales, que aportaron sus ideas y observaciones durante la elaboración del proyecto. Y, por supuesto, agradecemos al Banco Europeo de Inversiones por invertir en esta asociación con el FIDA”, añadió.

El proyecto tiene por objeto lograr que al menos 4 500 jóvenes del medio rural consigan un empleo productivo, crear 500 pequeñas y medianas empresas y capacitar a 25 000 integrantes de las cadenas de valor en el uso de tecnologías digitales. Además, se construirán o rehabilitarán aproximadamente 650 kilómetros de carreteras rurales y 75 mercados. 

El proyecto está financiado mediante un préstamo de USD 53,3 millones y una donación de USD 1,2 millones del FIDA, un préstamo de USD 57,6 millones del BEI y una contribución de USD 12,41 millones de Camboya.

“En calidad de banco de la Unión Europea, el BEI se complace especialmente en apoyar este proyecto y en contribuir directamente a mejorar la calidad de vida de los camboyanos en las zonas rurales. La asociación con el Gobierno de Camboya y el FIDA es un excelente ejemplo de cómo la colaboración internacional puede generar de manera efectiva un cambio positivo y tangible para las comunidades rurales”, declaró el Vicepresidente del BEI, Andrew McDowell, antes del taller de puesta en marcha de hoy, en el que todas las partes interesadas acordarán un plan de ejecución para el proyecto de seis años de duración.

“Las numerosas actividades que se realizarán en el marco del proyecto crearán puestos de trabajo y harán que las comunidades sean más resilientes, reducirán la pobreza y protegerán a las comunidades rurales de los cambios sociales y económicos negativos”, añadió.

El FIDA comenzó sus actividades en Camboya en 1996 y ha ejecutado 10 proyectos, para lo que ha invertido más de USD 256 millones, lo que ha beneficiado directamente a más de 1,5 millones de hogares. Actualmente hay cuatro proyectos en curso en el país.

 

Nota para los redactores:

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es la institución de financiación a largo plazo de la Unión Europea cuyos accionistas son sus Estados miembros. El BEI facilita financiación a largo plazo a proyectos de inversión viables con el fin de contribuir al logro de los objetivos de la política de la Unión Europea.

Lea más sobre la labor del FIDA en Camboya

 

 

Comunicado de prensa n.º: IFAD/04/2020

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer la resiliencia. Desde 1978, hemos destinado cerca de 22 400 millones de dólares de los Estados Unidos en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 512 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y una organización especializada de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.