Saltar al contenido
X

Guinea-Bissau y el FIDA se asocian para fomentar la resiliencia de los agricultores al cambio climático

03 marzo 2020

Roma, 4 de marzo de 2020. El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) ha anunciado hoy que prestará apoyo a un nuevo proyecto en
Guinea-Bissau dirigido a reducir la pobreza, aumentar la productividad y los ingresos, mejorar la seguridad alimentaria y nutricional y fomentar la resiliencia de al menos 287 000 agricultores en pequeña escala ante el cambio climático.

Guinea-Bissau es uno de los países menos adelantados del mundo. Su índice de pobreza es muy elevado, en especial en las zonas rurales, donde el 80 % de la población vive en condiciones de extrema pobreza, principalmente trabajando en el sector de la agricultura. Esas personas están especialmente expuestas a los riesgos, dado que el aumento de las temperaturas y del nivel del mar y las alteraciones climáticas están afectando a la producción agrícola.

Para ayudar al país a hacer frente a estos problemas, Gilbert F. Houngbo, Presidente del FIDA, y Geraldo João Martins, Ministro de Hacienda de la República de Guinea-Bissau, firmaron por correspondencia el convenio de financiación del Proyecto sobre la Diversificación de la Agricultura, la Integración de los Mercados, la Nutrición y la Resiliencia al Cambio Climático.

Con este proyecto, cuyo costo asciende a USD 65,7 millones, se promoverá la diversificación de los cultivos con miras a reducir la dependencia del monocultivo (de arroz o anacardo) que tiene el país. Dado que las zonas abarcadas por el proyecto tienen un clima árido saheliano, se introducirán medidas de adaptación al cambio climático y mitigación de sus efectos, especialmente reduciendo el uso de fuegos de matorrales y talas con destronque, mejorando la gestión de los recursos hídricos en las tierras bajas, aumentando el contenido orgánico de los suelos que se cultivan, y repoblando las mesetas con bosques y protegiéndolos.

 “El FIDA se compromete a trabajar con el Gobierno de Guinea-Bissau para llevar adelante la transformación rural inclusiva del país, donde las personas con discapacidad y los migrantes que regresan no sean un problema para sus comunidades, sino que sean parte de la solución”, dice Gianluca Capaldo, Director del FIDA en el País para Guinea-Bissau. “En el marco del programa se trabajará para asegurar que nadie se quede atrás”.

Se promoverá la inclusión económica de los agricultores en pequeña escala agregando valor a la producción agrícola por medio de la elaboración. Se creará infraestructura rural que preste apoyo a la producción orientada al mercado y facilite una distribución eficiente a los mercados del excedente de producción de las pequeñas explotaciones agrícolas, lo que permitirá que los agricultores vendan más en los mercados nacionales y subregionales y mejoren sus medios de vida.

En el marco del programa, se fomentará la capacidad de los agricultores en pequeña escala, no solo en lo que respecta a la producción, sino también al almacenamiento y a la elaboración de productos perecederos. Se promoverán actividades de alfabetización dirigidas a las mujeres y de formación profesional para los jóvenes.

La financiación del proyecto comprende un préstamo de USD 11,8 millones y una donación de USD 4,3 millones del FIDA por conducto de su Programa Especial para Países con Situaciones de Fragilidad. Además, el Gobierno de Guinea-Bissau aportará USD 7,6 millones, y los propios beneficiarios contribuirán con otros USD 4,9 millones, mientras que otros asociados para el desarrollo aportarán una cofinanciación significativa.

El programa se ejecutará en cuatro regiones —Bafatá, Cacheu, Gabú y Oio—, donde se habilitarán 14 000 hectáreas de cuencas hidrográficas y 3 500 hectáreas de tierras bajas para cultivo. Además, se rehabilitarán 175 kilómetros de carreteras, los tres mercados intermedios existentes, cinco mercados semanales y dos centros de acopio. Estará dirigido a las mujeres y los jóvenes, en particular a las personas con discapacidad y los migrantes que han regresado al país.

Desde 1983, el FIDA ha invertido más de USD 45,3 millones en cinco programas y proyectos de desarrollo rural en Guinea-Bissau, por un valor total de casi USD 115,4 millones. Esas intervenciones han beneficiado directamente a 182 000 familias rurales.

 

 

 

Comunicado de prensa n.º: IFAD/16/2020

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, les ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado USD 22 400 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 512 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura. 

Encontrará más información sobre el FIDA en www.ifad.org/es.