Saltar al contenido
X

El FIDA colabora con Uzbekistán para mejorar los ingresos y los medios de vida en el valle de Fergana

04 agosto 2020

Roma y Tashkent, 4 de agosto de 2020 - Uzbekistán es uno de los cinco países del mundo que más dependen de la agricultura, donde el sector representa el 35 % del PIB y alrededor del 40 % del empleo. El 75 % de los habitantes con ingresos más bajos del país vive en zonas rurales y, si bien la pobreza rural ha disminuido en los últimos años, todavía quedan varios problemas por resolver. Más de 375 000 habitantes de las zonas rurales del valle de Fergana, situado en Uzbekistán oriental, se beneficiarán de un nuevo fondo de financiación cuyo objeto es aumentar los ingresos mediante la introducción de técnicas agrícolas modernas, proporcionar acceso a financiación a largo plazo para la agricultura y crear puestos de trabajo en las zonas rurales.

Mediante el desarrollo de cadenas de valor inclusivas y rentables, mercados accesibles y una infraestructura rural moderna y resiliente al cambio climático, los agricultores de explotaciones dehkan (pequeñas parcelas familiares) podrán diversificar su producción de cultivos de bajo valor a cultivos de alto valor, aumentar la productividad de la tierra y hacer frente a los problemas de sequía relacionados con el cambio climático.

La inversión, de USD 47 millones, proporcionará financiación adicional al Proyecto de Diversificación y Modernización Agrícolas (ADMP) en curso. Gilbert F. Houngbo, Presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de las Naciones Unidas (FIDA), y Sardor Uktamovich Umurzakov, Viceprimer Ministro y Ministro de Inversiones y Comercio Exterior de Uzbekistán, se han reunido hoy 4 de agosto por medios virtuales para firmar el convenio de financiación.

El valor del proyecto ADMP asciende a un total de USD 356,9 millones, de los cuales el FIDA aporta USD 93,5 millones: un nuevo préstamo adicional de USD 46,2 millones se sumará al préstamo inicial de USD 46,2 millones y la donación inicial de USD 0,3 millones, además de una donación adicional complementaria de USD 0,8 millones. El Banco Mundial cofinancia el proyecto mediante un préstamo de USD 200 millones. Además, el proyecto cuenta con una cofinanciación nacional por valor de USD 63,4 millones, de los que el Gobierno aporta USD 24,5 millones, los beneficiarios USD 19,4 millones y las instituciones financieras participantes USD 19,5 millones.

La economía uzbeka ha sido una de las que mejores resultados ha registrado en los últimos años, con un crecimiento económico medio del 8 % en el último decenio. Sin embargo, desde marzo de 2020, las perspectivas económicas han empeorado como consecuencia del brote de COVID-19. "La crisis ha planteado problemas que inciden significativamente en los niveles de pobreza de las zonas rurales. El FIDA está trabajando en estrecha colaboración con el Gobierno de Uzbekistán para ayudar a contrarrestar las consecuencias económicas y sociales de la pandemia", ha señalado Vrej Jijyan, Director del FIDA en el País para Uzbekistán.

El objetivo general del proyecto ADMP, que actualmente se encuentra en su segundo año de ejecución, es crear un entorno empresarial que permita a las pequeñas empresas agrícolas y rurales aumentar su productividad y acceder a los mercados dentro de las cadenas de valor. Vinculará a las empresas agrícolas con los hogares rurales de las explotaciones deshkan y los pequeños productores dedicados a la horticultura y la ganadería. En el marco del proyecto se hará especial hincapié en la participación de los hogares encabezados por mujeres y en beneficiar a las mujeres jóvenes.

Uzbekistán se incorporó al FIDA en 2011. Desde 2014, el FIDA ha apoyado tres proyectos de inversión que ascienden a un total de más de USD 435,3 millones (incluidos USD 128,7 millones aportados por el FIDA), focalizados directamente en unas 105 000 familias rurales.

Contacto:

Bruce Murphy

División de Comunicaciones del FIDA

Tel.: (+39) 06 54592693

Móvil: (+39) 3316809203

Correo electrónico: b.murphy@ifad.org

 


Comunicado de prensa n.º: IFAD/38/2020

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, les ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado USD 22 400 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 512 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.

Obtenga más información sobre el FIDA en www.ifad.org/es.