Saltar al contenido
X

El papel de la cooperación Sur-Sur y triangular en la transformación de los sistemas alimentarios en el contexto de la COVID-19

Evento organizado por los organismos de las Naciones Unidas con sede en Roma para celebrar el Día de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur

26 septiembre 2020

El 16 de septiembre, los organismos de las Naciones Unidas con sede en Roma, a saber, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el FIDA y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), celebraron el Día de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur de 2020, con un evento virtual organizado por el FIDA.

La celebración giró en torno al tema “El papel de la cooperación Sur-Sur y triangular en la transformación de los sistemas alimentarios en el contexto de la COVID-19”.

El acto tuvo como objeto aumentar la concienciación en torno a la forma en que la cooperación Sur-Sur y triangular y la colaboración entre los organismos con sede en Roma pueden contribuir a transformar los sistemas alimentarios y satisfacer las necesidades inmediatas y a medio plazo en el contexto de la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19).

El objetivo de este día radica en celebrar y compartir los buenos resultados obtenidos en materia de desarrollo, explorar nuevas modalidades de colaboración y forjar asociaciones innovadoras e inclusivas”, señaló en su discurso inaugural Guoqi Wu, Vicepresidente Adjunto del FIDA encargado del Departamento de Servicios Institucionales.

El alcance y la importancia dada a la cooperación Sur-Sur han aumentado considerablemente en el mandato de las Naciones Unidas y la comunidad internacional”, afirmó Jorge Chediek, Director de la Oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur (UNOSSC). “Todos deberíamos participar en la cooperación Sur‑Sur y triangular. Debemos seguir perfeccionando la estructura mundial a fin de promover la expansión de estas modalidades de cooperación con distintos actores”.

Beth Bechdol, Directora General Adjunta de la FAO, brindó ejemplos concretos de cómo la pandemia de la COVID-19 ha generado una cantidad ingente de nuevos conocimientos, innovaciones y experiencias que pueden ayudar a los Gobiernos de los países en desarrollo, y a sus comunidades, a afrontar el impacto en los sistemas alimentarios y agrícolas. “Debemos detectar y compartir las ideas, experiencias y soluciones innovadoras extraídas de la respuesta de los sistemas agroalimentarios, en especial las provenientes de los países en desarrollo”, sostuvo.

El acto brindó una plataforma única para escuchar los relatos de los Estados Miembros acerca de cómo estaba afectando la pandemia a sus poblaciones rurales, y sobre la forma en que el apoyo de los organismos con sede en Roma sería fundamental para evitar una crisis alimentaria y mejorar la resiliencia de los medios de vida rurales.

Desde el inicio de la pandemia, han aumentado las solicitudes de apoyo adicional en forma de asistencia alimentaria, en especial por parte de los países del Sur Global, que han exhortado a que todos los agentes de desarrollo brinden una respuesta concertada. Al mismo tiempo, la resolución de los desafíos planteados por la pandemia permite que los países mejoren sus procesos de producción agrícola, impulsen el desarrollo de sus cadenas de valor y transformen sus sistemas alimentarios.

Valerie Guarnieri, Subdirectora Ejecutiva encargada del Departamento de Elaboración de Programas y Políticas del PMA, hizo hincapié en que la pandemia exige pensar de manera poco convencional, así como en la necesidad de intensificar la colaboración entre los asociados y de emplear métodos innovadores para prestar servicios que lleguen a las poblaciones más vulnerables. Asimismo, brindó ejemplos concretos de la forma en que el PMA ayuda a los Gobiernos anfitriones brindándoles soluciones innovadoras en materia de cooperación Sur-Sur y triangular. También señaló lo siguiente: “Aquí y ahora, con los organismos con sede en Roma, y ante las crecientes necesidades desencadenadas por la COVID-19, tenemos la oportunidad de movilizar más conocimientos técnicos especializados de los países del Sur Global que están gestionando el impacto de la pandemia y están dispuestos a compartir esas experiencias con los demás; las ideas innovadoras, como las modalidades digitales, pueden contribuir a una negociación más eficiente de la cooperación Sur-Sur y triangular”.

Los representantes nacionales que asistieron al acto acogieron con satisfacción la propuesta de aumentar las iniciativas relacionadas con la cooperación Sur-Sur y triangular sobre el terreno, que presten especial atención al desarrollo de las cadenas de valor, la participación de los jóvenes en el ámbito de las tecnologías y la colaboración con el sector privado.

El Excmo. Sr. Henri Djombo, Ministro de Estado, Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca y Gobernador del FIDA por la República del Congo, hizo hincapié en la importancia de aprender de las experiencias de los países africanos y de compartir las enseñanzas con ellos. En sus propias palabras, “Debemos fijarnos en otros países africanos y en sus experiencias y resultados satisfactorios y, a través de la financiación, sentar las bases para el desarrollo del sector agrícola”. Asimismo, destacó la importancia de las iniciativas de cooperación Sur-Sur y triangular en el ámbito de la yuca, en particular, la encomiable labor realizada por los organismos con sede en Roma para mejorar la producción de ese alimento a través del uso de tecnologías innovadoras.

En opinión del Excmo. Sr. José Ángel López Camposeco, Ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la República de Guatemala, los debates debían girar en torno al enorme potencial de los jóvenes como impulsores de la transformación agrícola y el desarrollo sostenible. En concreto, destacó la necesidad de “generar oportunidades para los jóvenes, brindarles apoyo y derribar los obstáculos existentes para que puedan participar en los procesos de producción en las zonas rurales”. Además, añadió: "Los jóvenes tienen un potencial inmenso y deberíamos aprovecharlo. Podemos acercar la tecnología a la agricultura gracias a los jóvenes”.

El Excmo. Sr. Niu Dun, Embajador y Representante Permanente de la República Popular China ante los Organismos de las Naciones Unidas encargados de la Alimentación y la Agricultura en Roma, reiteró el respaldo de su país a la cooperación Sur-Sur y triangular y destacó la importancia de que los distintos asociados trabajaran de consuno para combatir la pandemia. Asimismo, puso de relieve el plan de la República Popular China de aumentar las inversiones en la agricultura rural, fomentar su producción agrícola y revisar sus políticas conexas a fin de garantizar que sus agricultores recibieran el mejor apoyo posible.

Una de las esferas principales señalada por numerosos participantes fue la necesidad de promover el intercambio de las soluciones innovadoras generadas por los países en desarrollo en beneficio de los demás países en desarrollo. A ese respecto, los organismos con sede en Roma y sus asociados para el desarrollo pueden redoblar los esfuerzos encaminados a impulsar el intercambio de conocimientos y experiencias, que sigue siendo una herramienta tremendamente valiosa para ayudar a los productores rurales en pequeña escala.

La cooperación Sur-Sur y triangular es un elemento central de las actividades que desplegamos en los países de África, el Caribe y el Pacífico. Las amenazas que entraña la COVID-19 no pueden resolverse de manera independiente por un solo país, región o continente”, afirmó Escipión Joaquín Oliveira Gómez, Subsecretario General para la Transformación Económica Estructural y el Comercio de los Estados de África, del Caribe y del Pacífico. Además, en lo referente al papel fundamental desempeñado por los actores del sector privado en materia de cooperación Sur-Sur y triangular, añadió: “Creemos que la colaboración del sector privado es esencial para esta tarea. La producción agrícola en nuestros países contribuye de manera crucial a mejorar los medios de vida”.

Tres años después de la publicación de la hoja de ruta conjunta titulada Joint Roadmap towards BAPA+40: Strengthening collaboration among Rome-based Agencies on South-South and Triangular Cooperation (Rumbo a la BAPA+40: fortalecimiento de la colaboración entre los OSR en materia de cooperación Sur-Sur y cooperación triangular), los representantes de la FAO, el FIDA y el PMA renovaron su compromiso de colaborar entre sí para alcanzar la Agenda para el Desarrollo Sostenible, así como los Objetivos de Desarrollo Sostenible, promoviendo y aprovechando las actividades relativas a la cooperación Sur-Sur y triangular sobre el terreno.

Contactos:

  • Michela Baratelli, Especialista en Comunicaciones de la División de la Cooperación Sur‑Sur y Triangular de la FAO
  • Elena Bertusi, Especialista en Cooperación Sur-Sur y Triangular de la División de Participación Activa, Asociaciones y Movilización de Recursos a Nivel Mundial del FIDA
  • Carola Kenngott, Oficial de Programas de la Dirección de Programas de Acción Humanitaria y Desarrollo del PMA

Para más información, visite la página web del evento.