Saltar al contenido
X

Hace falta destinar más financiación para el clima a los agricultores de pequeña escala – nuevo informe

12 noviembre 2020

©FIDA/Petterik Wiggers

Roma, 12 de noviembre de 2020 Según un informe publicado hoy por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de las Naciones Unidas y la Iniciativa de Política Climática (CPI), solo el 1,7 % de la financiación para el clima se destina a los agricultores en pequeña escala de los países en desarrollo, a pesar de su desproporcionada vulnerabilidad a los efectos del cambio climático.

En la cumbre Finance in Common se presentará el informe titulado “Examining the Climate Finance Gap for Small-Scale Agriculture”, el cual incluye un primer análisis detallado del déficit de la financiación para el clima destinada a los agricultores en pequeña escala. Esta importante cumbre reunirá por primera vez representantes de 450 bancos de desarrollo públicos del mundo con el objeto de examinar formas para reorientar la financiación hacia los objetivos mundiales en materia de clima y desarrollo.

En el informe se señala que, si bien la financiación que apoya las medidas para hacer frente al cambio climático superó por primera vez el medio billón de dólares de los Estados Unidos en 2017 y 2018, solo unos USD 10 000 millones anuales se destinaron a dar apoyo a los pequeños agricultores.

“Es inaceptable que las personas que producen gran parte de los alimentos del mundo, y que están a merced de un clima cada vez más impredecible, sean las que menos apoyo reciben”, afirmó Gilbert F. Houngbo, Presidente del FIDA. “Los agricultores en pequeña escala que viven en tierras marginales son los primeros en sufrir las consecuencias del cambio climático y deberían tener acceso a la financiación para el clima que necesitan para adaptar su producción”.

“Los resultados muestran que solo una pequeña proporción de los recursos que se invierte en las medidas para luchar contra el cambio climático a nivel mundial se destina a los agricultores en pequeña escala. Esta falta de financiación podría tener graves efectos, ya que para mantener sus medios de vida frente al cambio climático los pequeños agricultores necesitan urgentemente de más apoyo”, comenta la Dra. Barbara Buchner, Directora Gerente Mundial de la CPI.

Los agricultores en pequeña escala producen el 50 % de las calorías consumidas a nivel mundial. Sin embargo, las temperaturas cada vez más elevadas, así como el aumento de las sequías y las inundaciones, destruyen cosechas y ganado, y hacen que para los agricultores sea más difícil alimentar a sus comunidades y ganarse la vida.

Si bien no se conoce una cifra exacta de la financiación para el clima necesaria, se estima que, conforme a las necesidades generales de los pequeños agricultores, esta cifra pueda encontrarse en el orden de cientos de miles de millones de dólares anuales, lo que proporciona una indicación de la magnitud de las inversiones para el clima necesarias en el sector.

“Los Gobiernos deben asegurarse de que la financiación para el clima llegue a las personas que más la necesitan, y los pequeños agricultores deben ser los primeros en esa lista, no los últimos”, dijo Margarita Astralaga, Directora de la División de Medio Ambiente, Clima, Género e Inclusión Social. “El FIDA se propone apoyar esta labor mediante el aumento de la financiación pública y privada para el clima que se destina a los agricultores en pequeña escala”.

El FIDA es la única organización multilateral de desarrollo cuya labor se centra en erradicar el hambre y la pobreza en las zonas rurales. En 2021, pondrá en marcha el ASAP+, un mecanismo de financiación para el clima que se prevé será el mayor fondo dedicado a canalizar la financiación para el clima hacia los productores en pequeña escala con el fin de ayudarlos a adaptarse al cambio climático y a combatir el hambre y la malnutrición.

El ASAP+ se basa en el Programa de Adaptación para la Agricultura en Pequeña Escala del FIDA (ASAP), el mayor programa mundial de adaptación al clima para pequeños agricultores, que ya ha canalizado más de USD 300 millones dirigidos a más de 5 millones de agricultores en 41 países.

Nota para los redactores:


Comunicado de prensa n.º: FIDA/51/2020

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado USD 22 400 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 512 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.