Saltar al contenido
X

El FIDA, organismo especializado de las Naciones Unidas dedicado al desarrollo rural, abrirá una oficina en el Japón para promover los esfuerzos mundiales hacia la erradicación del hambre

03 febrero 2021

Roma, 3 de febrero de 2021 –  Reconociendo que las inversiones en los pequeños productores de los países en desarrollo son fundamentales para enfrentar el hambre, la malnutrición y la pobreza, el Gobierno del Japón y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) firmaron hoy un acuerdo histórico para abrir la primera Oficina de Enlace del FIDA en dicho país.

El acuerdo fue firmado por Gilbert F. Houngbo, Presidente del FIDA, y Oe Hiroshi, Embajador Representante Permanente del Japón ante el FIDA.

Con su nueva presencia en el Japón, el FIDA profundizará sus relaciones con el Gobierno, los parlamentarios, el sector privado, el sector académico y la sociedad civil, y promoverá alianzas e intercambios de conocimientos especializados en ámbitos tales como el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones para el desarrollo, la reducción de la pérdida de alimentos, el fortalecimiento de las cadenas de valor alimentarias y la mejora de la nutrición en las zonas rurales.

“El liderazgo internacional del Japón en  apoyo de mejorar la nutrición es más importante que nunca si queremos erradicar el hambre de aquí a 2030”, señaló Houngbo. “Este acuerdo refleja nuestro compromiso conjunto para alcanzar dicha meta, y nos da la oportunidad de trabajar estrechamente para establecer sistemas alimentarios sostenibles que promuevan las dietas saludables, mejoren los ingresos de las personas del medio rural y fortalezcan su resiliencia para adaptarse al cambio climático”.

Los sistemas alimentarios en que predominan las explotaciones agrícolas en pequeña escala producen más del 70 % de las calorías alimentarias en América Latina, África Subsahariana y Asia Meridional y Oriental. La agricultura en pequeña escala también es fundamental para mantener la diversidad nutricional.

“El Japón acoge con satisfacción la decisión del FIDA de abrir una Oficina de Enlace del Fondo en el país. El FIDA es un asociado importante del Japón para enfrentar desafíos complejos, tales como la inseguridad alimentaria, la malnutrición y la pobreza en las zonas rurales”, expresó Oe Hiroshi. “Creemos que esta nueva oficina será un importante centro de referencia para ampliar y profundizar las relaciones del FIDA con una variedad de partes interesadas en el Japón, a fin de aprovechar mejor los conocimientos y las asociaciones para transformar los  medios de vida rurales”.

El Japón y el FIDA comparten el compromiso de avanzar hacia la seguridad alimentaria y hacia una mejor nutrición en todo el mundo, con especial hincapié en los países de ingresos bajos e ingresos medianos bajos, en particular en África y Asia. A raíz del cambio climático y de los conflictos, el número de personas que padecen hambre viene aumentando desde 2015. En 2019, unas 690 millones de personas pasaron hambre, en tanto que alrededor de 2 000 millones no pudieron acceder regularmente a alimentos inocuos, nutritivos y en una cantidad suficiente. Los efectos socioeconómicos de la pandemia de la COVID-19 podrían empujar a otras 132 millones de personas a la subalimentación en todo el mundo.

El Japón es uno de los miembros fundadores del FIDA y uno de sus donantes más importantes. Desde que se unió al Fondo, en 1977, ha contribuido más de USD 572 millones que han permitido ayudar a millones de productores en pequeña escala a aumentar su producción alimentaria y mejorar sus medios de vida y su nutrición. Recientemente, el Japón ratificó su compromiso hacia el FIDA al anunciar su promesa de efectuar una importante contribución a la Duodécima Reposición de los Recursos, lo que allana el camino para lograr impactos más amplios y profundos en el periodo comprendido entre 2022 y 2024.

El FIDA es una institución financiera internacional y el organismo especializado de las Naciones Unidas dedicado a erradicar la pobreza rural en los países en desarrollo. Ocho de cada 10 de las personas más pobres del mundo viven en zonas rurales, y la mayoría depende de la agricultura para sobrevivir.


Comunicado de prensa n.º: FIDA/06/2021

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer la resiliencia. Desde 1978, hemos destinado USD 23 200 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 518 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.