IFAD Asset Request Portlet

Agrégateur de contenus

Declaración de la República Argentina en el 32 Período de Sesiones del Consejo deGobernadores del FIDA

Señor Presidente del Consejo de Gobernadores,
Distinguido Señor Presidente del FIDA,
Distinguidos Gobernadores del Fondo,
Amigas y amigos todos:

Señor Presidente,

En nombre de Argentina y en el mío propio, deseo felicitar al señor Lennart Båge que deja la presidencia de esta institución, por el trabajo realizado, como así también, expresarle al presidente entrante, señor Nwanze, nuestros anhelos de que su tarea se desarrolle exitosamente.

Para ello, que cuente con nuestra vocación de colaboración, de trabajo conjunto y realización de los esfuerzos necesarios para mejorar el desempeño institucional ante la grave crisis que atraviesa el mundo en su totalidad.

En mi primera visita a este Consejo, deseo contarles que la Subsecretaria de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar que encabezo fue recientemente creada por el Gobierno argentino, con el propósito de atender de manera especial a los agricultores y agricultoras familiares de nuestro país, en el marco del desarrollo con equidad. El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) a través de su apoyo a la Reunión   Especializada sobre Agricultura Familiar del MERCOSUR (REAF) y por medio de los proyectos financiados en nuestro país, ha sido un socio destacado de este proceso de institucionalización del desarrollo rural, por lo que deseo hacer constar nuestra satisfacción al respecto.

Ahora bien, permítanme, señor presidente, señoras y señores representantes, plantear en esta reunión la urgente necesidad de incorporar a nuestras agendas de trabajo un análisis detallado del momento económico-financiero global para poder mensurar el impacto que la crisis ya está exhibiendo en los sectores más desprotegidos del mundo entero, en particular, los segmentos de pobreza rural y sus desprendimientos en los sectores urbano-marginales.

Hemos asistido en los últimos meses ala caída estrepitosa del modelo tardo-capitalista, en su etapa financiero-virtual, y las respuestas, como era de esperar, han sido demandadas a nuestros estados. Han sido los estados los que han debido salir en socorro de un modelo, cuyo derrumbe ya ha producido efectos catastróficos como la pérdida de decenas de miles de puestos de trabajo, el desplome del consumo en los mercados internos y, por ende, la consecuente crisis en el comercio internacional.

Los remedios que se están ensayando apunta, y es necesario que así lo hagan, a preservar la productividad y asegurar el acceso a los bienes por parte de los trabajadores con el fin de impedir que la situación se siga agravando y evitar el crecimiento del desempleo.

No obstante, de los casi mil millones de hambreados que mal agonizan en el mundo entero, aún parecería que no podemos dar cuentas.

Las tres agencias multilaterales de Roma y en este caso el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, son las que tienen el enorme desafío de posibilitar una mejor distribución de la renta mundial, abogar por una lucha sin cuartel contra el hambre y las desigualdades, permitir la generación de desarrollos novedosos en la producción de alimentos en el mundo sub-desarrollado y, con ello, ampliar el mercado mundial con cada vez mayor cantidad de ciudadanas y ciudadanos incluidos en un modelo de crecimiento equitativo.

Inequidad es la característica del modelo que se está haciendo trizas: entre países, entre sectores económicos, entre segmentos sociales.

Argentina apoya en todos sus términos la Declaración del GRULAC, y, a la vez, insiste, tal como lo hiciera nuestra representación en el año 2008, en sostener que el desafío institucional es abrirse a nuevas perspectivas de trabajo, acordes con los cambios operados; ser más flexibles con las herramientas disponibles; no olvidar las diferencias y potencialidades de las regiones y los países; utilizar toda nuestra inventiva y creatividad reformulando programas, elaborando nuevos modos de trabajo y logrando cada vez mayor eficiencia y eficacia en los impactos que podemos producir con los recursos con los que contamos.

Muchas gracias