Saltar al contenido
X

A medida que la pandemia de COVID-19 se desarrolla, al FIDA le preocupa enormemente las consecuencias que esta traerá en el bienestar y los medios de subsistencia y en la seguridad alimentaria de la población rural.  La crisis de COVID-19 podría revertir los progresos realizados por el mundo en la reducción de la pobreza rural (ODS1) y amenaza con agravar la ya declinante seguridad alimentaria (ODS2).

La COVID19 ya está afectando negativamente a la población rural, que puede ser especialmente vulnerable a sus efectos, tanto en lo que respecta a la propagación del virus como a sus consecuencias económicas y sociales. Esto es especialmente cierto para la población rural que vive en contextos frágiles.

Dada la magnitud del reto que supone esta crisis, el FIDA ha puesto en marcha un Mecanismo de Estímulo para la Población Rural Pobre de donantes múltiples (RPSF en sus siglas en inglés) en respuesta a la COVID-19. Esta iniciativa se ajusta al marco de respuesta socioeconómica de las Naciones Unidas y complementa los esfuerzos más amplios de respuesta del FIDA en relación con la COVID-19. Su objetivo es mejorar la capacidad de recuperación de los medios de vida rurales en el contexto de la crisis, asegurando un acceso oportuno a los insumos, la información, los mercados y la liquidez.

Este Mecanismo servirá para potenciar el Fondo fiduciario de múltiples asociados para la respuesta y la recuperación en relación con la COVID-19 del Secretario General de las Naciones Unidas y la labor de otros asociados multilaterales para lograr la seguridad alimentaria de miles de personas pobres de las comunidades rurales más remotas y vulnerables.

El Mecanismo es una estrategia a corto plazo que se integra en los objetivos de desarrollo a más largo plazo del FIDA. El FIDA ha puesto en marcha el Fondo con 40 millones de dólares de financiación inicial procedentes de donaciones y espera movilizar al menos 200 millones de dólares de los Estados Miembros y otros donantes para ampliar el apoyo. El Gobierno del Canadá ya se ha comprometido a aportar 6 millones de dólares canadienses. Todos los fondos se desembolsarán antes del 31 de diciembre de 2021 como respuesta inmediata a la COVID-19.

Objetivos e intervenciones previstas

El Mecanismo de Estímulo para la Población Rural Pobre tiene por objeto mejorar la seguridad alimentaria y la resiliencia de la población rural pobre prestando apoyo a la producción, el acceso a los mercados y el empleo.

En esencia, el objetivo de este Mecanismo de Estímulo es acelerar la recuperación de las personas pobres y vulnerable del medio rural de la crisis de la COVID-19. Esto se logrará dotando a los grupos objetivos del FIDA de la capacidad, los activos y la resiliencia necesarios para hacer frente a las perturbaciones; aprendiendo de la experiencia adquirida en la labor realizada para aplicar el Mecanismo y fomentar innovaciones, y fortaleciendo la capacidad para prestar apoyo digital.

Las intervenciones previstas se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Suministro insumos y activos básicos para la producción de cultivos, ganado y pesca.
  • Facilitación del acceso a los mercados para apoyar a los pequeños productores rurales a vender sus productos cuando la restricción a la libre circulación afecte al funcionamiento de los mercados.
  • Establecimiento de fondos específicos para prestar servicios financieros rurales y garantizar que haya suficiente liquidez disponible y reducir los requisitos de reembolso de préstamos con el fin de conservar los servicios, los mercados y los empleos.

  • Uso de servicios digitales para compartir información básica sobre la producción, el clima, la financiación y los mercados.

Financiación y entrega

Todos los programas de los países que reciban financiación del FIDA y que corren el riesgo de no alcanzar sus resultados en materia de desarrollo a causa de la COVID-19 reúnen los requisitos para recibir financiación en el marco del Mecanismo de Estímulo para la Población Rural Pobre.Por conducto del Servicio, el 85% de los fondos se utilizará para apoyar a 59 de los países de mayor riesgo con financiación a nivel nacional, y el 15% para apoyar iniciativas regionales particularmente innovadoras o estratégicas. En cuanto a la financiación a nivel de los países, el FIDA ha identificado los países que reúnen las condiciones sobre la base de un índice de riesgo COVID-19 ampliamente utilizado, junto con los indicadores pertinentes sobre la pobreza rural. El monto asignado a cada país se determinará en función del monto total de la financiación disponible.

Las actividades financiadas en el marco del Mecanismo se pondrá en marcha a través de  los proyectos y programas existentes del FIDA, así como a través de agentes no estatales -organizaciones de agricultores, organizaciones no gubernamentales y agentes del sector privado- siempre que puedan añadir valor a la respuesta.

Cómo contribuir

El FIDA agradece el apoyo constante de los Estados Miembros en su empeño por asegurar que, en una respuesta colectiva mundial a la COVID-19, los habitantes más pobres y vulnerables de las zonas rurales no se queden más rezagados. Los Estados Miembros que deseen aportar contribuciones al nuevo Mecanismo podrán hacerlo mediante convenios s de financiación complementarios con el FIDA.

El Mecanismo ya está en marcha. Las nueve primeras propuestas que se han recibido, ya se encuentran en proceso de examen internamente, y se espera recibir más durante el mes de julio.

Descargue el folleto (disponible solo en inglés).

 

Noticias relacionadas

Idris y Sabrina Elba, Embajadores de Buena Voluntad de las Naciones Unidas, hacen un llamamiento a la aportación de contribuciones con el objetivo de recaudar USD 200 millones para el fondo del FIDA destinado al alivio de la crisis del coronavirus entre las comunidades rurales

abril 2020 - NOTICIAS
En su papel de nuevos Embajadores de Buena Voluntad de las Naciones Unidas, el actor, director y filántropo Idris Elba y la actriz, modelo y activista Sabrina Dhowre Elba han presentado hoy un nuevo fondo mundial destinado al alivio de la crisis del coronavirus en nombre del FIDA, organismo especializado de las Naciones Unidas.

El FIDA presenta un nuevo fondo para ayudar a prevenir que la pandemia de la COVID-19 ocasione una crisis alimentaria

abril 2020 - NOTICIAS
Con la pandemia de COVID-19 y la desaceleración económica amenazando la vida y los medios de subsistencia de las personas más vulnerables del mundo, el FIDA se ha comprometido hoy a aportar USD 40 millones y ha hecho un llamamiento urgente a la contribución de fondos adicionales para ayudar a los campesinos y las comunidades rurales a que sigan creciendo y vendiendo alimentos.