Saltar al contenido
X

Los pequeños productores rurales siguen sin tener acceso suficiente a la financiación mundial para el clima: aunque producen el 50 % de las calorías que se consumen en el planeta, solo se destina a ellos el 1,7 % de la financiación para el clima a nivel mundial.

Los principales factores interrelacionados que conducen al aumento de la inseguridad alimentaria—especialmente en África— son los efectos del cambio climático y los conflictos. Un cuarto de la población mundial enfrenta una inseguridad alimentaria moderada o grave, un porcentaje que ha crecido en los últimos años. Esta situación afecta a más de la mitad de la población de África, casi un tercio de la de América Latina y el Caribe y más de una quinta parte de la de Asia.

Por lo general, la inseguridad alimentaria y la pobreza se concentran en las zonas más vulnerables al cambio climático, como la región de África Subsahariana, y especialmente en las zonas rurales de los países de ingreso bajo, donde habita el 75 % de la población mundial que enfrenta condiciones de pobreza extrema. .

El Programa de Resiliencia Rural (2RP) es un innovador programa marco que consolidará múltiples fuentes de financiación orientada a los pequeños productores y sus comunidades.  

Al reunir varias iniciativas mundiales bajo un mismo marco de coordinación común, el Programa de Resiliencia Rural multiplica los beneficios de iniciativas que buscan alcanzar los objetivos comunes de las tres convenciones de Río: la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) y la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CLD).

El Programa de Resiliencia Rural tiene tres pilares:

  1. la ampliación del Programa de Adaptación para la Agricultura en Pequeña Escala (ASAP+);
  2. la Iniciativa para la Sostenibilidad, la Estabilidad y la Seguridad en África (Iniciativa 3S), y
  3. el Programa Marco del Fondo Verde para el Clima para la Iniciativa de la Gran Muralla Verde del Sáhara y el Sahel.

Por medio de estos pilares, el Programa de Resiliencia Rural dotará a los pequeños productores, a las personas pobres sin tierras y a sus comunidades de los recursos que necesitan para aplicar sus propias estrategias de resiliencia adaptadas al contexto local a fin de hacer frente a la variabilidad del clima, las presiones ambientales, la inseguridad alimentaria y el hambre, así como a la pobreza rural, la inestabilidad y la migración irregular.

El Programa de Resiliencia Rural proporcionará inversiones, principalmente mediante donaciones, para actividades orientadas a:  

  • atender los factores sociales y vinculados al cambio climático que contribuyen a la inseguridad alimentaria y nutricional;
  • recuperar y gestionar de manera sostenible las tierras degradadas, y
  • frenar el aumento del desempleo juvenil que lleva a los jóvenes a migrar de las zonas rurales o a unirse a organizaciones extremistas.

El Programa de Resiliencia Rural contribuirá a trasladar la atención de los medios de vida extractivos no sostenibles a medios de vida regenerativos. Se trabajará con las comunidades locales para ayudarlas a innovar y adoptar enfoques agrícolas que sean sostenibles desde el punto de vista económico, ambiental y social, como la agroecología, soluciones basadas en la naturaleza, el manejo de pastizales y la ganadería de bajo impacto, la pesca artesanal, medios de vida no agrícolas sostenibles y tecnologías verdes. Asimismo facilitará incentivos y oportunidades para que los jóvenes del medio rural impulsen la innovación a fin de ampliar la escala de las prácticas sostenibles a lo largo de las cadenas de valor.

 

Contacto

2rp@ifad.org

Donantes


Noticias relacionadas

El FIDA y el Fondo Verde para el Clima intensifican su labor para mejorar las vidas de millones de personas y restaurar los ecosistemas en la Gran Muralla Verde de África

enero 2021 - NOTICIAS
Se prevé un nuevo programa de inversiones para apoyar a los gobiernos del Sahel mediante una cooperación entre el Fondo Verde para el Clima (GCF por sus siglas en inglés) y el FIDA, a fin de impulsar la financiación relacionada con el clima de estas poblaciones rurales.

Historias relacionadas

Para “reverdecer” el Sahel, necesitamos planes ambiciosos y acciones comunes

enero 2021 - RELATO
Para que el desierto florezca, lo mejor es cavar un hoyo. No un pozo, sino un hoyo poco profundo en el suelo arenoso, tan ancho como el largo de tu antebrazo. Luego se debe añadir un poco de estiércol, plantar las semillas y esperar las lluvias.

Blogs relacionados

Los pequeños agricultores de la región de Asia-Pacífico se enfrentan a una emergencia climática cada vez mayor: ¿qué está haciendo el FIDA al respecto?

enero 2021 - BLOG
Según informes de la ONU, la región de Asia-Pacífico es la más propensa a los desastres del mundo. Casi el 45 % de las catástrofes naturales del mundo se producen en la región.

Reverdecer el Sahara: la Iniciativa de la Gran Muralla Verde

enero 2021 - BLOG

En 2009, viajé por carretera a Tombuctú, Malí, en un corto viaje de campo. A medida que avanzábamos por los polvorientos caminos, recuerdo que me pregunté: ¿qué podría llevar a esta tierra árida y poco poblada a una relativa prosperidad?

 

Publicaciones relacionadas

Rural Resilience Programme

enero 2021
This brochure provides an overview of the Rural Resilience Programme (2RP), an innovative umbrella programme that consolidates multiple sources of financing channelled to small-scale producers and their communities.

The enhanced Adaptation for Smallholder Agriculture Programme (ASAP+)

enero 2021
This brochure provides an overview of ASAP+, which is expected to be the largest fund dedicated to channelling climate finance to small-scale producers.

Iniciativa para la Sostenibilidad, la Estabilidad y la Seguridad en África (Iniciativa 3S)

enero 2021
Este brochure ofrece una visión general de la Iniciativa para la Sostenibilidad, la Estabilidad y la Seguridad en África