El FIDA refuerza sustancialmente sus inversiones en Somalia para ayudar a los pequeños productores a hacer frente a las perturbaciones climáticas y a la inseguridad alimentaria

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

El FIDA refuerza sustancialmente sus inversiones en Somalia para ayudar a los pequeños productores a hacer frente a las perturbaciones climáticas y a la inseguridad alimentaria

©IFAD/Cristian Gennari

Roma, 14 de febrero de 2023 – En un momento en el que Somalia continúa sufriendo una sequía histórica que está arrastrando a millones de somalíes a una situación de inseguridad alimentaria aguda, el presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Álvaro Lario, anunció hoy durante la 46ª sesión del Consejo de Gobernadores que la institución reforzará considerablemente su apoyo a Somalia y reemprenderá sus inversiones directas en el país africano tras tres décadas de suspensión por impagos de préstamos. Somalia acaba de liquidar su deuda con el FIDA gracias al apoyo de varios Estados Miembros.

“La situación de millones de somalíes hoy es descorazonadora”, dijo Lario. “Cinco temporadas de lluvia fallidas han causado estragos en sus vidas y su capacidad para poder hacerle frente, que se ha visto deteriorada también por el conflicto, los golpes climáticos, el brote de langostas del desierto y los precios elevados de comida, carburantes y fertilizantes. Tenemos que ofrecer ayuda humanitaria de forma inmediata para poder salvar vidas, sin olvidar que es igualmente importante poner hoy los cimientos que garanticen un futuro mejor.”

Lario añadió que “las soluciones existen. Es inhumano mantener a la gente viviendo en ciclos continuos de crisis. Tenemos que invertir hoy en soluciones de largo recorrido. Y esto quiere decir: desarrollo rural.”

Más tarde, durante una conferencia de prensa, Hassan Sheikh Mohamud, Presidente de la República Federal de Somalia, enfatizó la importancia del renovado compromiso del FIDA: “Este nuevo compromiso es una oportunidad para un nuevo comienzo en Somalia que aborde las numerosas prioridades de seguridad alimentaria en el país,” afirmó. “Este nuevo compromiso del FIDA es el inicio de un proceso de transición que va desde la ayuda humanitaria, al desarrollo del país. Es una gran ayuda que abre puertas, y otras organizaciones seguirán el mismo ejemplo.”

Lario anunció que el FIDA pone 11,6 millones de dólares a disposición de forma inmediata y movilizará recursos para un nuevo proyecto de desarrollo agrícola por valor de 50 millones de dólares. Esta financiación se destinará a proporcionar semillas, riego, servicios veterinarios y agrícolas, micro préstamos, capacitación en prácticas climáticamente inteligentes y de adaptación para mejorar la producción agrícola y ganadera.

“Tenemos que ayudar a los pequeños agricultores y pastores en su adaptación al cambio climático, y a que puedan construir su resiliencia para poder afrontar futuras crisis”, dijo Lario. “Necesitan financiación y formación.”

De acuerdo con la Clasificación Integrada de Fases (IPC, por sus siglas en inglés), 5,6 millones de somalíes sufren niveles agudos de inseguridad alimentaria, de los cuales 214.000 se consideran que están en situación catastrófica debido a una sequía sin precedentes en décadas. Las proyecciones señalan que los niveles agudos de inseguridad alimentaria podrían afectar a un máximo de 8,3 millones de somalíes entre abril y junio de 2023. El Plan de Respuesta Humanitaria de Somalia para 2023 busca proveer asistencia a 7,6 millones de personas en toda Somalia durante este año, lo que incluye la prevención de pérdida de vidas de unos 6,7 millones de personas entre los más vulnerables.

El FIDA ha podido renovar su compromiso con Somalia gracias a Alemania, Bélgica, Italia y Suecia, que han apoyado a Somalia para liquidar sus impagos con el FIDA. Los impagos impedían a Somalia beneficiarse de los préstamos altamente condicionales y donaciones del FIDA desde 1991, cuando comenzó la guerra civil en Somalia.

“La contribución por parte de Alemania para liquidar las deudas pendientes de Somalia con el FIDA permite al Fondo reanudar su importante función de apoyo al desarrollo rural y a una agricultura sostenible y resiliente al clima en Somalia. Hemos dado este paso bilateral atípico con el fin de dar impulso a los esfuerzos de Somalia por resistir a las crisis económicas y climáticas, y para fortalecer las instituciones y que se puedan responsabilizar en tiempos de crisis, para así obtener mayor financiación para una agricultura resiliente al clima", declaró Jochen Flasbarth, Secretario de Estado del Ministerio de Cooperación Económica y Desarrollo del Gobierno Federal de Alemania.

“La crisis climática tiene consecuencias graves sobre la agricultura y la producción alimentaria en los países más pobres del mundo. Reforzar la resiliencia de la población rural de estos países es urgente”, dijo Pierre-Emanuel De Bauw, Gobernador de Bélgica para el FIDA. “Es un honor para Bélgica ser uno de los primeros países que han contribuido a liquidar la deuda de Somalia con el FIDA. Esto permite que el país africano se pueda beneficiar de la financiación del FIDA para ayudar a los pequeños agricultores en su adaptación al cambio climático y afrontar la degradación de las tierras.”

Pese a los impagos y la suspensión de préstamos, el FIDA siguió movilizando donaciones para Somalia, y canalizando recursos para proyectos de desarrollo rural en el país. Desde los años 90, el FIDA ha conseguido unos 40 millones de dólares para Somalia. Actualmente, hay dos proyectos en marcha.

Un proyecto en Puntlandia ayuda a pastores y productores agropecuarios a rehabilitar sistemas de riego, mejorar la salud del ganado, usar riego por goteo, recuperar pastos dañados y usar energía solar. El IFAD también proporciona un apoyo extraordinario a Somalia bajo su Iniciativa para hacer Frente a la Crisis con el fin de ayudar al país a soportar los impactos de la guerra en Ucrania al responder a las necesidades urgentes de semillas, fertilizantes, cabras y ovejas, riego y energías renovables, y rehabilitación de fuentes de agua, protegiendo así los medios de vida de unas 72 000 personas.

Nota para los editores:  

Grabación de la rueda de prensa

El FIDA no puede invertir en países que acumulen impagos con el Fondo, a pesar de que esos países a menudo presenten enormes necesidades. El FIDA provee donaciones y préstamos a tipo de interés reducidos a gobiernos, a menudo con condiciones altamente concesionales, bajo la obligación de la devolución íntegra en el periodo de tiempo acordado.

Los principales acreedores, bilaterales y multilaterales, han decidido incrementar las inversiones en desarrollo en el país africano gracias a la declaración de elegibilidad del Somalia en marzo de 2020 para la iniciativa de Países Pobres Altamente Endeudados (HIPC, por sus siglas en inglés). Esta iniciativa pretende apoyar a estos países para que puedan liquidar sus deudas y tomar una trayectoria económica y socioeconómica mejor.

Contribuciones para cancelar los impagos: Alemania (6 millones de euros), Bélgica (2,5 millones de euros), Italia (0,474 millones de euros), y Suecia (0,944 millones de euros).

 


Nota de prensa nº08: IFAD/ 08 /2023

El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura. El Fondo invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado más de USD 24 millones en donaciones y préstamos a bajo interés para financiar proyectos en países en desarrollo. 

En el banco de imágenes del FIDA, una amplia gama de fotografías de la labor del FIDA en las comunidades rurales está disponible para descarga.

Contacto de medios

Image of Caroline Chaumont

Caroline Chaumont

Communication and Media Outreach Officer

c.chaumont@ifad.org