Family farming, biodiversity and climate change - opportunities of the United Nations Decade of Family Farming

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

Agricultura familiar, biodiversidad y cambio climático: oportunidades que ofrece el Decenio de las Naciones Unidas de la Agricultura Familiar

©FIDA/Susan Beccio

Aunque la agricultura genera una parte importante de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, los agricultores familiares también promueven la biodiversidad y garantizan los servicios ecosistémicos de los que depende la actividad agrícola. Tal fue uno de los principales mensajes en un acto celebrado durante la 25.ª Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), organizada como parte del Decenio de las Naciones Unidas de la Agricultura Familiar.

Presentado a comienzos de este año, el Decenio de las Naciones Unidas de la Agricultura Familiar coordina iniciativas en los planos nacional, regional y mundial dirigidas a promover las prácticas de agricultura familiar sostenibles y resilientes.

El acto durante la COP25 puso de relieve el compromiso de la comunidad internacional con la agricultura familiar y su resolución de avanzar hacia un sistema alimentario más sostenible, que ofrezca oportunidades económicas y proteja los ecosistemas, respete la diversidad cultural y fomente la resiliencia al cambio climático.

La comprensión que los agricultores familiares tienen de su entorno los coloca en una posición ventajosa para impulsar esta transición y fomentar la resiliencia al cambio climático, mejorar la biodiversidad y asegurar los servicios ecosistémicos de los que dependen todas las actividades agrícolas.

Si podemos lograr todo eso durante el Decenio, también podemos lograr que los jóvenes se vuelvan a interesar en la actividad agrícola y aprovechar la energía de una nueva generación para transformar la agricultura y los sistemas alimentarios. Frente a los desafíos actuales, la necesidad de contar con jóvenes en el sector nunca había sido tan apremiante, pero para atraerlos necesitamos un nuevo modelo de agricultura familiar basado en políticas e inversiones, uno que promueva la innovación, que haga uso de las nuevas tecnologías, que esté basado en el mercado y sea remunerativo. Para alcanzar las ambiciones del Decenio, necesitamos contar con el apoyo de los jóvenes.

La Sra. Margarita Astralaga, del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), estuvo presente en el acto e hizo hincapié en la necesidad de incluir a las mujeres en el debate sobre la agricultura familiar. “Aunque sus aportes a veces pasan desapercibidos y no siempre reciben el apoyo que necesitan, las mujeres son fundamentales para los sistemas de agricultura familiar de todo el mundo”, apuntó; y añadió que “las políticas y las inversiones deben corregir las disparidades entre hombres y mujeres en lo referido al acceso a los recursos productivos, los servicios y los mercados, y deben tener en cuenta a las instituciones que velan por los derechos de las mujeres”.

El FIDA ha trabajado con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para poner en marcha el Plan de acción mundial para el Decenio de las Naciones Unidas de la Agricultura Familiar. El Plan establece un marco para alcanzar las metas del Decenio y contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Más información sobre el FIDA en la COP25