South Sudan small-scale producers receive support from IFAD to safeguard their livelihoods in the face of the COVID-19 crisis

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

Los pequeños productores de la República de Sudán del Sur reciben apoyo del FIDA para salvaguardar sus medios de vida ante la crisis del COVID-19

©FIDA/Ann Turinayo

Roma, 17 de mayo de 2021 – El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) proporcionará financiación esencial para ayudar a 23 900 personas vulnerables de las zonas rurales (4 780 hogares) en la República de Sudán del Sur. La donación del FIDA ayudará a reducir el impacto de la pandemia de la COVID-19 en sus actividades agropecuarias y de pesca y a salvaguardar sus medios de vida.

Sudán del Sur es la nación africana más joven y la tercera más frágil del mundo. La disponibilidad y el acceso a los alimentos siguen siendo un reto para la mayoría de la población debido al prolongado conflicto que atraviesa el país, la alteración de las cadenas de valor agrícolas y los desplazamientos de personas. Por lo tanto, la pandemia de la COVID-19 plantea una amenaza grave ante una situación que ya de por sí es delicada, especialmente en lo que respecta a la seguridad alimentaria y nutricional.

A través de su Mecanismo de Estímulo para la Población Rural Pobre (RPSF), el FIDA aportará USD 706 000 para apoyar el Proyecto de Fomento de la Resiliencia de los Medios de Vida y los Sistemas Alimentarios, que ayudará a los pequeños productores de los condados de Bor y Torit a mejorar su productividad agrícola asegurando el acceso oportuno a los insumos y a las tecnologías poscosecha.

El proyecto distribuirá un total de 52 toneladas de semillas de maíz, sorgo, maní y hortalizas seleccionadas al comienzo de la temporada de siembra. Además, los pescadores recibirán lotes compuestos por anzuelos, redes y carretes de hilo. Los agricultores también recibirán capacitación sobre tecnologías de producción que les permitirán reanudar sus actividades habituales y también aprovechar las nuevas oportunidades que brinda el proyecto.

Bernadette Mukonyora, Directora en el País para Sudán del Sur, declaró que, en el marco del nexo entre la ayuda humanitaria, el desarrollo y la paz, la donación realizada a Sudán del Sur refleja el compromiso del FIDA de prestar apoyo a los países que salen de un conflicto y de salvaguardar la seguridad alimentaria al velar por que los agricultores, ganaderos y pescadores en pequeña escala continúen con sus actividades productivas y aumenten su resiliencia frente a las perturbaciones externas.

Debido a la deficiente infraestructura de almacenamiento del país, muchos alimentos se pierden antes de llegar a los mercados: los agricultores pierden entre el 15 % y el 50 % de su producción. El proyecto pondrá a disposición equipos de poscosecha como trilladoras, silos, bolsas herméticas, equipos de enfriamiento y refrigeradores. Además, los agricultores recibirán capacitación sobre tecnologías de producción y prácticas de manipulación poscosecha que les permitirán salvaguardar sus cosechas durante la pandemia de la COVID-19 y garantizar su seguridad alimentaria.

El proyecto se ejecutará bajo la supervisión del Ministerio de Agricultura y Seguridad Alimentaria, con la asistencia técnica de Vétérinaires Sans Frontières - Alemania. Al menos la mitad de los beneficiarios serán mujeres, y el 50 % serán personas jóvenes.

Desde la independencia del país, el FIDA ha financiado un programa de desarrollo rural en Sudán del Sur con un monto total de USD 25,9 millones y una inversión por parte del Fondo de USD 13,5 millones. El programa ha beneficiado directamente a 76 800 hogares rurales del Sudán del Sur.

 

Nota para los redactores

El 21 de abril de 2020, el FIDA puso en marcha un Mecanismo de Estímulo para la Población Rural Pobre, una iniciativa de donantes múltiples motivada por la COVID-19, a fin de dar una respuesta más amplia para complementar nuestras actividades readaptadas. El mecanismo ayuda a proteger la seguridad alimentaria y la resiliencia de la población rural pobre garantizando un acceso oportuno a los insumos, la información, los mercados y la liquidez, y está destinado ante todo a los beneficiarios de los proyectos del FIDA, a fin de garantizar que no se reviertan los logros que estos han alcanzado. Si la financiación lo permite, también es probable que el mecanismo se amplíe para llegar a un mayor número de personas necesitadas de las zonas rurales. El FIDA aportó al mecanismo un capital inicial de USD 40 millones provenientes de sus propios recursos, y aspira a movilizar al menos unos USD 200 millones provenientes de los Estados Miembros y otros donantes.


Comunicado de prensa n.º: IFAD/20/2021

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado USD 23 200 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 518 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.

Contacto de medios

Image of David Florentin Paqui

David Florentin Paqui

Regional Communications Officer, East and Southern Africa, West and Central Africa

d.paqui@ifad.org

Image of Linda Odhiambo

Linda Odhiambo

Communication Analyst

l.odhiambo@ifad.org