Pequeños agricultores de Tanzanía reciben apoyo para mejorar su seguridad alimentaria frente a la pandemia de la COVID-19

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

Pequeños agricultores de Tanzanía reciben apoyo para mejorar su seguridad alimentaria frente a la pandemia de la COVID-19

©IFAD/Joanne Levitan

Roma, 6 de julio de 2021 - El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) brindará financiación para ayudar a 6 240 pequeños agricultores vulnerables en las zonas rurales de Tanzanía que se han visto afectados por la pandemia de la COVID-19. La donación del FIDA ayudará a los agricultores a acceder a insumos, les permitirá vincularse con los mercados y les brindará información agrícola y sobre el mercado para mejorar su productividad y aumentar su resiliencia. 

Se prevé que el crecimiento del sector agropecuario en Tanzanía disminuirá de un 5 % en 2019 a un 2 % en 2020 debido a la reciente plaga de langostas y a la pandemia de la COVID-19. El declive en el crecimiento, que ha afectado particularmente a los pequeños agricultores, ha producido un aumento en el costo de los insumos y limitado el acceso a los mercados, entre otras repercusiones negativas.

A través de su Mecanismo de Estímulo para la Población Rural Pobre (RPSF), el FIDA brindará USD 882 841 como parte de su respuesta a la COVID-19 en Tanzanía. En un momento en que la crisis de la COVID-19 amenaza con sumir a otros 500 000 tanzanos en la pobreza, la donación busca minimizar las repercusiones sobre los medios de vida y fomentar la resiliencia y la seguridad alimentaria. Se centrará en los agricultores, la mitad de los cuales serán mujeres y un 30 %, jóvenes, así como en los comerciantes de productos agrícolas, los compradores contractuales y los oficiales de extensión en las regiones de Dodoma, Njombe, Simiyu, Singida y Unguja.

Pese a los innumerables retos que enfrentan, como los bajos rendimientos, la agricultura sigue siendo la principal actividad económica para la mayoría de los pequeños agricultores en Tanzanía. Para ayudar a potenciar su productividad, a través de la donación se distribuirán 23 650 kilogramos de semillas de maíz bioenriquecidas, 14 460 kilogramos de semillas de girasol y 971 000 plántulas de frutas y hortalizas. Además, la donación ayudará a preservar las ganancias obtenidas en el marco del Programa de Apoyo a la Financiación Rural, el Valor Agregado y la Infraestructura de Comercialización (MIVARF) —un proyecto respaldado por el FIDA que concluyó en 2020— valiéndose del sistema de distribución de insumos agrícolas de ese programa para llegar a los agricultores beneficiarios.

“La pandemia de la COVID-19 ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de nuestros sistemas alimentarios. Para lograr establecer un sistema alimentario sostenible y resiliente, es necesario reconocer la función que desempeñan los pequeños agricultores y empoderarlos para que accedan a los insumos, la información y los mercados que necesitan para vender su producción”, dijo Francesco Rispoli, Director del FIDA en el País para Tanzanía.

Los cierres de frontera y los estrictos protocolos para frenar el avance de la COVID-19 han limitado el acceso de muchos pequeños agricultores a los mercados agrícolas. Para paliar la situación, la donación permitirá apoyar al Organismo Nacional de Reserva de Alimentos para que compre maíz en grano a los agricultores, en el marco de su actual plan para aumentar sus reservas. La donación también aprovechará las plataformas creadas en el marco del MIVARF para ayudar a los agricultores a acceder a nuevos mercados.

Los servicios de extensión pueden ser clave para aumentar la productividad de los pequeños agricultores. Lamentablemente, debido al número limitado de oficiales de extensión, la mayoría de los agricultores no llegan a beneficiarse del servicio a tiempo. Para ayudar a cerrar esta brecha, la donación también permitirá ampliar la escala de la plataforma M-Kilimo, una aplicación móvil para agricultores que pone al alcance de su mano servicios de asesoramiento y extensión e información sobre el mercado.

Desde 1978, el FIDA ha financiado 16 programas y proyectos de desarrollo rural en la República Unida de Tanzanía por un monto total de USD 917,0 millones, con una inversión propia de USD 402,5 millones, con lo que ha beneficiado directamente a más de 4 millones de hogares del medio rural.

Nota para los redactores

El 21 de abril de 2020, el FIDA puso en marcha un  Mecanismo de Estímulo para la Población Rural Pobre, una iniciativa de donantes múltiples motivada por la COVID-19, a fin de dar una respuesta más amplia para complementar nuestras actividades readaptadas. El mecanismo ayuda a proteger la seguridad alimentaria y la resiliencia de la población rural pobre garantizando un acceso oportuno a los insumos, la información, los mercados y la liquidez, y está destinado ante todo a los beneficiarios de los proyectos del FIDA, a fin de garantizar que no se reviertan los logros que estos han alcanzado. Si la financiación lo permite, también es probable que el mecanismo se amplíe para llegar a un mayor número de personas necesitadas de las zonas rurales.


Comunicado de prensa n.º: FIDA/35/2021

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado USD 23 200 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 518 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.

Contacto de medios

Image of David Florentin Paqui

David Florentin Paqui

Regional Communications Officer, East and Southern Africa, West and Central Africa

d.paqui@ifad.org

Image of Linda Odhiambo

Linda Odhiambo

Communication Analyst

l.odhiambo@ifad.org