Un nuevo paradigma de desarrollo

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

Un nuevo paradigma de desarrollo - BAPA+40

©IFAD/Minzayar Oo/Panos

Vietnam - El Proyecto de Desarrollo Rural Sostenible para la Población Pobre de las Provincias de Ha Tinh y Quang Binh – noviembre 2017

Esta semana en Buenos Aires (Argentina) se celebra una conferencia que nos recuerda que los países en desarrollo apoyan sus respectivos esfuerzos para avanzar en el camino hacia el desarrollo, y no solo esperan recibir el apoyo del mundo desarrollado. De hecho, las dicotomías como “desarrollado/en desarrollo” se están difuminando rápidamente, al igual que muchas otras cosas en este mundo caracterizado por los cambios rápidos. Ante el cambio climático, la creciente desigualdad, la competencia por los recursos, la migración y otros desafíos, el “Sur Global”, con sus poderosas economías emergentes, ha comprendido que cuenta con una amplia fuente de recursos, que incluye desde financiación hasta tecnología y conocimientos especializados: el propio Sur Global. 

La Segunda Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur-Sur, o PABA+40, celebra el cuadragésimo aniversario de la primera conferencia del Sur Global organizada en Buenos Aires, en la que 138 países aprobaron el Plan de Acción de Buenos Aires para Promover y Realizar la Cooperación Técnica entre los Países en Desarrollo. Dicho plan contenía 38 recomendaciones concretas para fortalecer la cooperación entre los países del Sur Global, que también se conoce como la cooperación Sur-Sur y cooperación triangular.

El primer Plan de Acción de Buenos Aires se creó en un mundo muy distinto al de hoy. En 1978, las siete economías más importantes (el Grupo de los Siete o G7) aportaban el 62 % del producto interno bruto (PIB) mundial, que en ese entonces ascendía a USD 8,5 billones; en 2017, el PIB mundial había aumentado a USD 80,7 billones y la proporción del G7 se había reducido al 45 % (Banco Mundial, 2019).

PABA+40 convocará a más de 1 500 representantes de los Estados Miembros de las Naciones Unidas, de las Naciones Unidas y de otras organizaciones internacionales, de bancos multilaterales de desarrollo, de la sociedad civil y del sector privado. Los tres organismos con sede en Roma (OSR) de las Naciones Unidas dedicados a los alimentos (la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el FIDA) estarán representados por la Vicepresidenta del FIDA, la Sra. Cornelia Richter. Los OSR tienen un interés especial en esta conferencia debido a sus mandatos complementarios, que contribuyen a luchar contra el hambre, fortalecer la agricultura en pequeña escala y transformar la vida de las personas pobres de las zonas rurales de todo el mundo.   

En 2017, los OSR adoptaron la hoja de ruta titulada “Joint Roadmap on SSTC towards BAPA+40” (Rumbo a PABA+40: fortalecimiento de la colaboración entre los OSR en materia de cooperación Sur-Sur y cooperación triangular), que incluía la ejecución conjunta de proyectos sobre el terreno, y actualmente están determinando en qué países se llevarán a cabo las actividades conjuntas de cooperación Sur-Sur y cooperación triangular que se han seleccionado. Asimismo, los OSR están definiendo qué organismos del sector privado pueden proporcionar asistencia y conocimientos técnicos a los pequeños agricultores en las cadenas de valor agrícolas, y están estudiando las oportunidades de financiación que ofrece el sector privado.

Habida cuenta de las condiciones ambientales, agrícolas y económicas comparables de muchos países del Sur Global, la cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular resultan adecuadas para el desarrollo agrícola. La producción agrícola en el Sur Global se ve cada vez más amenazada por el cambio climático, el agotamiento de los recursos, la urbanización, y la pérdida y el desperdicio de alimentos. La migración de las zonas rurales a las urbanas, un fenómeno en aumento en todos los países en desarrollo, se traduce en una menor cantidad de productores rurales, quienes se ven presionados para satisfacer la creciente demanda de alimentos y productos agrícolas conexos.

Los países deberán mejorar la productividad rural, promover la adaptación al cambio climático, aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías y respaldar la creación de organizaciones y redes de agricultores. Estas medidas exigen un aumento de las inversiones, la difusión de nuevas tecnologías, el intercambio de conocimientos y el apoyo a las políticas (esferas a las que la cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular pueden contribuir).

En la actualidad, la cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular son importantes modalidades de desarrollo que funcionan de forma paralela con la cooperación Norte-Sur. Asimismo, abarcan una noción mucho más amplia de cooperación para el desarrollo que la idea de “ayuda”, e incluyen el comercio, las políticas, el intercambio de conocimientos, las inversiones y la colaboración del sector privado. Sin embargo, la cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular también comprenden otros aspectos, como la solidaridad, la reciprocidad, la confianza y las iniciativas tendientes a fortalecer la autosuficiencia.

As the development community works towards the achievement of the 2030 Agenda and the Sustainable Development Goals (SDGs), SSTC is a means to strengthen multilateral approaches that have come under threat in recent years. In collaboration with member states, a number of agencies in the United Nations system are already expanding and diversifying their support for SSTC. For example, IFAD has launched an SSTC Facility with the Government of China, and established three sub-Regional SSTC and Knowledge Centres to ramp up its effort in SSTC.

Mientras la comunidad dedicada al desarrollo se esmera en hacer realidad la Agenda 2030 y cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular ofrecen un medio para fortalecer los enfoques multilaterales que se han visto amenazados en los últimos años. Varios organismos del sistema de las Naciones Unidas, en colaboración con los Estados Miembros, ya están ampliando y diversificando su apoyo a la cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular. Por ejemplo, el FIDA ha puesto en marcha un mecanismo de cooperación Sur-Sur y cooperación triangular con el Gobierno de China, y ha creado tres centros subregionales de cooperación Sur-Sur y cooperación triangular y de gestión de los conocimientos para redoblar los esfuerzos en este sentido.

PABA+40 se celebra del 20 al 22 de marzo de 2019