Francia realiza un contundente llamado a los países para financiar al FIDA y garantizar la estabilidad y la seguridad alimentaria a escala mundial

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

Francia realiza un contundente llamado a los países para financiar al FIDA y garantizar la estabilidad y la seguridad alimentaria a escala mundial

Comunicado de prensa conjunto de Francia y el FIDA

Durante la Cumbre para un Nuevo Pacto Financiero Mundial, celebrada en París los días 22 y 23 de junio, el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha instado a los líderes mundiales a incrementar de manera considerable sus contribuciones al Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de las Naciones Unidas (FIDA), en un momento crucial para impulsar el desarrollo agrario y la adaptación al clima, con miras a lograr la estabilidad y la seguridad alimentaria mundial en el futuro. Francia anunció que apoyará las iniciativas de movilización de recursos que está emprendiendo el FIDA para tratar de erradicar el hambre en el mundo y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En los próximos años, los 177 Estados Miembros del Fondo definirán las prioridades estratégicas y asignarán fondos a esta organización para que pueda llevar adelante su labor entre 2025 y 2027. Francia también anunció que organizará una emblemática campaña de cierre para recaudar fondos en el marco de la reposición de recursos del FIDA, que tendrá lugar en París en diciembre de este año. A la luz de los debates mantenidos en la Cumbre celebrada en París, es fundamental fijar objetivos ambiciosos de cara a la reposición de los recursos para destinar una mayor financiación a algunos de los pequeños productores y poblaciones rurales más pobres del mundo, cuya contribución es esencial para consolidar la seguridad alimentaria mundial y la reducción de la pobreza.

“Mi prioridad es garantizar que el FIDA cuente con los recursos necesarios para hacer frente al agravamiento de la crisis alimentaria mundial y, al mismo tiempo, para contribuir a la lucha contra la pobreza y la desigualdad, sobre todo en las zonas rurales, así como para apoyar las iniciativas climáticas en favor de las personas más vulnerables. Insto a la comunidad internacional a reunirse en París el próximo mes de diciembre para la próxima sesión de Reposición de Recursos, a fin de garantizar nuestro apoyo financiero a la labor esencial que realiza el Fondo”, dijo el Presidente de Francia, Emmanuel Macron.

El FIDA ha realizado un llamado para movilizar nuevos recursos por al menos 10 billones de dólares, destinados a fortalecer y transformar los sistemas alimentarios, así como a impulsar la adaptación climática, la seguridad alimentaria y los ingresos de 110 millones de productores a pequeña escala. Ellos producen un tercio de los alimentos que se consumen en todo el mundo y son responsables de hasta el 70 % de la despensa en los países de renta media y baja. No obstante, pese a que son esenciales para alimentar a la creciente población mundial, los productores se ven afectados de manera desproporcionada por el hambre, la pobreza y los efectos del cambio climático. En este contexto, las inversiones destinadas a aumentar la producción, fomentar la resiliencia al cambio climático y brindar acceso a los conocimientos, los mercados y las tecnologías pueden sacar a las poblaciones rurales de la pobreza y el hambre. Cabe destacar que las inversiones en agricultura son entre dos y tres veces más eficaces para reducir la pobreza que invertir en cualquier otro sector.

Esta es la razón por la que el FIDA requiere que los gobiernos incrementen sus aportes ahora.

“Invertir en el FIDA es invertir en el activo más poderoso del planeta: los productores, que desempeñan un papel fundamental en la protección del medio ambiente y en la alimentación de un mundo en constante crecimiento. Al financiar a un FIDA más fuerte, los líderes pueden demostrar que el mundo se toma en serio la lucha contra el hambre y el apoyo a las naciones que se encuentran paralizadas por el aumento de la deuda”, declaró Álvaro Lario, Presidente del FIDA. 

La reposición de los recursos del Fondo tiene lugar en un contexto de creciente pobreza y hambre en el mundo. En 2021, 1 de cada 10 personas sufría de desnutrición debido a una combinación de los efectos derivados del cambio climático, los conflictos, la pérdida de biodiversidad y las perturbaciones económicas ocasionadas por la pandemia. Esta crisis se vio agravada por el estallido de la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania.

“La necesidad es realmente urgente. Las condiciones de hambruna que afectan a 800 millones de mujeres, niños y hombres les impiden llevar una vida normal y productiva. Las personas que cultivan los alimentos que consumimos no tienen suficiente sustento para alimentarse a sí mismas. Por eso, agradezco el liderazgo de Francia en esta iniciativa, pues los productores de todo el mundo dependen de las medidas que tomemos entre todos en diciembre, y este respaldo tiene ahora más importancia que nunca”, dijo Sabrina Dhowre Elba, Embajadora de Buena Voluntad de las Naciones Unidas.

Francia lleva mucho tiempo promoviendo la agricultura sostenible como medio esencial para eliminar el hambre y la pobreza y proteger la biodiversidad y el clima del planeta. El país es uno de los Miembros fundadores del FIDA y el segundo aportante más importante a su actual ciclo de financiación (2022-2024). Desde hace casi 45 años, el FIDA apoya a los pequeños productores y a las poblaciones rurales, cuya contribución a los sistemas alimentarios locales es crucial.

Entre 2019 y 2021, gracias a las inversiones del Fondo, se logró aumentar los ingresos de 77 millones de habitantes del medio rural y fomentar la resiliencia alimentaria de 38 millones de personas. Para alcanzar este objetivo, el FIDA moviliza inversiones públicas y privadas que se destinan al sector agrícola y al desarrollo de empresas rurales, y por cada euro aportado por los Estados Miembros se obtiene un rendimiento de seis euros que se invierten en las operaciones en el terreno.

Por este motivo, en 2022, Francia y la Unión Europea aunaron fuerzas con el FIDA para poner en marcha la Misión de Resiliencia Alimentaria y Agrícola (iniciativa FARM), dirigida a promover la resiliencia y sostenibilidad de los sistemas alimentarios en los países más afectados por la crisis alimentaria que trajo consigo la guerra en Ucrania. Con el apoyo financiero de Francia, el Fondo asume la labor administrativa del tercer pilar de la iniciativa, cuyo objetivo radica en reforzar la coordinación entre los donantes y los asociados nacionales a fin de aumentar la producción agrícola sostenible.

Nota para los redactores:

En el marco de la asistencia oficial para el desarrollo, el volumen de recursos destinado a la agricultura se sitúa entre el 4 % y el 6 %, cifra que lleva sin aumentar al menos 20 años. Los pequeños productores reciben menos del 2 % de la financiación para el clima a escala mundial.

El pasado mes de febrero, el FIDA puso en marcha su Decimotercera Reposición de los Recursos (FIDA13), que insta a aumentar las inversiones en los pequeños productores y las poblaciones rurales de los países en desarrollo. Los recursos del Fondo se reponen cada tres años gracias a las contribuciones de los Estados Miembros. Para obtener más información, visite el sitio de la FIDA13.

Persona de contacto para los medios de comunicación en la Presidencia de la República Francesa: organisationpresse@elysee.fr | +33 (0)1 42 92 83 01

Persona de contacto para los medios de comunicación en el FIDA: Caroline Chaumont| c.chaumont@ifad.org | (+ 39) 3496620155


Comunicado de prensa no.: IFAD/61/2023

El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura. El Fondo invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado más de USD 24 millones en donaciones y préstamos a bajo interés para financiar proyectos en países en desarrollo.  

En el banco de imágenes del FIDA, una amplia gama de fotografías de la labor del FIDA en las comunidades rurales está disponible para descarga.