Saltar al contenido
X

Idiomas: Arabic, English, French, Spanish

El FIDA ofrece financiación en forma de préstamos, donaciones y un mecanismo de sostenibilidad de la deuda

Condiciones de los préstamos del FIDA 

Las condiciones de los préstamos se determinan de conformidad con las Políticas y Criterios en materia de Financiación del FIDA, y se basan principalmente en el ingreso nacional bruto (INB) per cápita de un país (según el cálculo del Banco Mundial con arreglo al método Atlas) y una evaluación de la solvencia crediticia.

Marco de Transición. El Marco de Transición establece los principios y procedimientos generales que rigen los procesos de transición y contempla el posible cambio en la admisibilidad de un determinado país a préstamos en determinadas condiciones. Las condiciones de los préstamos aplicables a cada país se revisan antes de que comience un nuevo período de reposición y en principio permanecen en vigor durante los tres años del ciclo. Si el FIDA considera que un país reúne los requisitos para recibir financiación en condiciones menos favorables, las nuevas condiciones se aplicarán de forma progresiva a lo largo del período de reposición mediante un mecanismo de transición gradual a las nuevas condiciones. Las condiciones de los préstamos se revisan anualmente. Si en una de esas revisiones, un país reúne los requisitos para acogerse a unas condiciones más favorables, el cambio entrará en vigor el año civil siguiente.

El FIDA concede préstamos en condiciones muy favorables, combinadas y ordinarias.

Los Estados Miembros que cumplen los requisitos para obtener préstamos en condiciones muy favorables son normalmente los que al final del año previo al inicio de un período de reposición:

  • tienen un ingreso nacional bruto (INB) per cápita inferior o igual al límite operacional que determina anualmente la Asociación Internacional de Fomento (AIF);
  • tienen un INB per cápita superior al límite operacional, pero no han sido clasificados por la AIF como “países que todavía no pueden recibir financiación en condiciones ordinarias” o como “países que pueden recibir financiación en condiciones combinadas”;
  • están clasificados por la AIF como “economías de Estados pequeños”.

Los Estados Miembros que cumplen los requisitos para obtener préstamos en condiciones combinadas son normalmente los que al final del año previo al inicio de un período de reposición han sido clasificados por la AIF como “países que pueden recibir financiación en condiciones combinadas” o “países que todavía no pueden recibir financiación en condiciones ordinarias”.

Los Estados Miembros que no cumplen los requisitos para obtener préstamos en condiciones muy favorables o en condiciones combinadas son los que pueden beneficiarse de los préstamos en condiciones ordinarias.

Mecanismo de sostenibilidad de la deuda. El Marco de Sostenibilidad de la Deuda (MSD) es un marco conceptual que favorece el alivio de la deuda de los países que reúnen las condiciones exigidas (en el FIDA, los Estados Miembros que cumplen los criterios para obtener préstamos en condiciones muy favorables). El marco se basa en análisis técnicos económicos del país, denominados análisis de sostenibilidad de la deuda (ASD), que lleva a cabo el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial en colaboración con los países interesados. Una de las principales conclusiones de ese análisis es la clasificación del riesgo de sobreendeudamiento, a saber: i) países con riesgo de sobreendeudamiento bajo; ii) países con riesgo de sobreendeudamiento moderado; iii) países con riesgo de sobreendeudamiento alto, o iv) países con sobreendeudamiento. Esta clasificación determina las condiciones de financiación aplicables a los países que reúnen los requisitos exigidos.

El FIDA no aplica ninguna comisión de compromiso ni de apertura a sus productos financieros. Tampoco aplica ninguna comisión de cancelación ni penalización por reembolso anticipado.

Política sobre Financiación en Condiciones no Favorables. La Política sobre Financiación en Condiciones no Favorables es una política multifacética dirigida a hacer frente a los problemas del riesgo moral y el aprovechamiento indebido de los préstamos en condiciones favorables. Se centra en intensificar la coordinación de los acreedores en torno al Marco de Sostenibilidad de la Deuda, y permite al FIDA aplicar medidas a los países que solicitan en exceso préstamos en condiciones no favorables; las medidas que podrían aplicarse pueden consistir en un recorte de la asignación de fondos o en el endurecimiento de las condiciones de préstamo de un prestatario.

Modalidades de financiación

Préstamos en condiciones muy favorables

Los préstamos en condiciones muy favorables tienen un plazo de vencimiento de 40 años, incluido un período de gracia de 10 años a partir de la fecha de aprobación de la Junta Ejecutiva. Se ofrecen sin intereses, pero se les aplica un cargo por servicios sobre el monto del principal pendiente, sujeto a un mínimo del 0,75 % anual, con ajustes para préstamos en una sola moneda.

La amortización del principal de un préstamo en condiciones muy favorables dependerá de si el Estado Miembro es una economía de Estado pequeño o no.

  • Si se trata de una economía de Estado pequeño, la amortización se fija en el 2 % del total del principal retirado anualmente en los años 11 a 20, y en el 4 % del total del principal retirado anualmente en los años 21 a 40.
  • Si no se trata de una economía de Estado pequeño, la amortización se fija en el 4,5 % del total del principal retirado anualmente entre los años 11 y 30, y en el 1 % del total del principal retirado anualmente entre los años 31 y 40.

Las donaciones concedidas con arreglo al Marco de Sostenibilidad de la Deuda no están sujetas a cargos por servicios u otras comisiones.

Préstamos en condiciones combinadas

Los préstamos en condiciones combinadas tienen un plazo de vencimiento de 25 años, incluido un período de gracia de cinco años a partir de la fecha de aprobación de la Junta Ejecutiva. Se les aplica un cargo por servicios sobre el principal pendiente, sujeto a un mínimo del 0,75 % anual, con ajustes para préstamos en una sola moneda. Además, se pagan intereses sobre el principal pendiente a una tasa fija del 1,25 %, con ajustes para préstamos en una sola moneda, sujetos a un mínimo del 0 %. El principal del préstamo se amortiza al 5 % del total del principal retirado anualmente entre los años 6 y 25.

Préstamos en condiciones ordinarias

Estos préstamos tienen un plazo de vencimiento y un período de gracia variables. El plazo máximo de vencimiento que puede solicitar un prestatario es de 35 años, sujeto a un plazo medio máximo de reembolso de 20 años. El período máximo de gracia se establece en 10 años, a partir de la fecha en que el FIDA haya determinado que se cumplen todas las condiciones generales previas al principal retirado.

  • El plazo medio de reembolso es la suma de los reembolsos medios ponderados del principal durante el período de reembolso, por lo que depende de la elección del plazo de vencimiento y del período de gracia elegido por el prestatario./li>
  • Existen seis tramos de vencimiento medio (es decir, intervalos de tiempo de vencimiento medio) en los que se clasifican los préstamos: i) hasta 8 años; ii) a partir de 8 años hasta 10 años; iii) a partir de 10 años hasta 12 años; iv) a partir de 12 años hasta 15 años; v) a partir de 15 años hasta 18 años, y vi) a partir de 18 años hasta 20 años.

El interés de los préstamos en condiciones ordinarias se compone de una tasa de referencia variable basada en el mercado y de un diferencial. Los prestatarios pueden elegir entre un diferencial variable y un diferencial fijo. El nivel del diferencial del préstamo depende del tramo medio de reembolso así como de la categoría de ingresos del prestatario, sujeto a otras clasificaciones de los países.

Los préstamos con un plazo medio de vencimiento superior a ocho años incluyen una prima de vencimiento. La prima de vencimiento también se diferencia en función de la categoría de ingresos; actualmente, los prestatarios pueden clasificarse de la siguiente manera:

  1. prestatarios sujetos a una prima de vencimiento ordinaria (a partir de julio de 2018);
  2. prestatarios exentos del aumento de la prima de vencimiento, introducido por el Banco Mundial en julio de 2018;
  3. prestatarios con un INB per cápita de hasta USD 6 795 sujetos a un descuento de la prima de vencimiento ordinaria; y
  4. prestatarios con un INB per cápita superior a USD 12 055 sujetos a un recargo de la prima de vencimiento ordinaria.

Tan pronto como el prestatario cumpla las condiciones para el primer retiro de fondos, el FIDA le enviará un calendario de amortización. Los reembolsos del principal suelen corresponder a cantidades iguales, aunque existe la posibilidad de variar las cuotas de reembolso.

Préstamos en una sola moneda

El FIDA ofrece un mecanismo de concesión de préstamos en una sola moneda que permite a los Estados Miembros obtener préstamos en euros o en dólares de los Estados Unidos, como alternativa a los derechos especiales de giro. Los países miembros del FIDA pueden solicitar la moneda de denominación de la financiación, que el FIDA concederá a su discreción. Los cargos por servicios y los tipos de interés variarán en función de la moneda de denominación del préstamo.

Donaciones

Podrán concederse donaciones a: i) Estados Miembros en desarrollo; ii) organizaciones intergubernamentales en que participe un Estado Miembro, y iii) otras entidades que según la Junta Ejecutiva resulten admisibles en virtud del artículo 8 del Convenio. Las donaciones se concederán de conformidad con la Política del FIDA relativa a la Financiación mediante Donaciones establecida por la Junta Ejecutiva. En la actualidad, el 6,5 % de los recursos procedentes de la reposición del FIDA se destina al programa de donaciones. En la Política relativa a la Financiación mediante Donaciones y los procedimientos de aplicación conexos se definen las normas y los procesos relativos al ciclo de donaciones.

Vea también los tipos de interés del FIDA aplicables durante el cuarto trimestre de 2019.