Saltar al contenido
X

La República Democrática del Congo y el FIDA se asocian para mejorar la nutrición y la resiliencia de los pequeños agricultores que hacen frente a la COVID-19

03 julio 2020

Roma, 3 de julio de 2020 – El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) ha anunciado hoy que prestará apoyo a un nuevo programa en la República Democrática del Congo dirigido a reducir la pobreza, aumentar la productividad y los ingresos, mejorar la seguridad alimentaria y nutricional y fomentar la resiliencia de más de 410 000 hogares de pequeños agricultores.

La República Democrática del Congo padece la segunda mayor crisis alimentaria del mundo, con 15,6 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria y 3,4 millones de niños que sufren malnutrición crónica. Teniendo en cuenta que los pequeños productores tienen que hacer frente al cambio climático y a la COVID‑19, cabe esperar que la inseguridad alimentaria aumente aún más en 2020. Esto constituye una amenaza para los medios de vida de millones de congoleses que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Para ayudar al país a abordar estos problemas, el Ministro de Finanzas de la República Democrática del Congo, Sele Yalaghuli, y el Presidente del FIDA, Gilbert F. Houngbo, han firmado por correspondencia el convenio de financiación del Programa de Apoyo al Desarrollo Rural Inclusivo y Resiliente (PADRIR).

Gracias a la dotación de USD 130,4 millones para este programa, se promoverán, por un lado, cultivos alimentarios como la yuca, el arroz y el maíz para desarrollar cadenas de valor resilientes al clima y, por otro lado, el maní, el caupí y la soja para reforzar la seguridad alimentaria y nutricional. Con el fin de diversificar los ingresos de los pequeños agricultores, en el marco del programa se fomentará la horticultura, la piscicultura, la cría de aves de corral, la apicultura y la cría de ganado.

“Hoy en día, el país se enfrenta a muchos desafíos —la COVID-19, el Ébola y múltiples conflictos— y estos están afectando a los medios de vida de los pequeños agricultores vulnerables”, ha afirmado Valantine Achancho, Director del FIDA en el País para la República Democrática del Congo. “El FIDA se ha comprometido a trabajar con el Gobierno para asegurar que las zonas rurales no queden rezagadas, y el Programa de Apoyo al Desarrollo Rural Inclusivo y Resiliente es un programa innovador e inclusivo con el que se abordará el problema de la pobreza rural de forma integral, prestando especial atención a las personas con discapacidad y al pueblo pigmeo. Además, se mejorará el acceso a la infraestructura económica y social básica en las zonas de intervención”.

Asimismo, se promoverá la inclusión económica de los pequeños agricultores y la agregación de valor a los productos agrícolas por medio de la elaboración. Se creará una infraestructura rural para apoyar la producción orientada al mercado y facilitar la distribución eficiente del excedente de producción de las pequeñas explotaciones agrícolas a los mercados, lo que permitirá a los agricultores vender más y mejorar sus medios de vida.

En el marco del programa se fomentará la capacidad de los pequeños agricultores y sus organizaciones, no solo en lo que respecta a la producción, sino también al almacenamiento y a la elaboración de productos perecederos. El programa servirá para promover la formación profesional de los jóvenes y ayudar a crear puestos de trabajo para ellos.

La financiación del programa incluye un préstamo de USD 26,6 millones y una donación de USD 9,8 millones del FIDA. Además, el Gobierno de la República Democrática del Congo proporcionará USD 14,7 millones, a los que habrá que sumar USD 3,3 millones que aportarán los propios beneficiarios. Por su parte, los cofinanciadores y asociados para el desarrollo internacionales se han comprometido a aportar un total de USD 75,9 millones.

La zona de ejecución del programa incluye cuatro provincias: Kasai Central, Kasai Oriental, Lomami y Maniema. Se rehabilitarán y construirán infraestructuras respetuosas con el medio ambiente, a saber: 180 fuentes de agua, incluidos pozos, sistemas de abastecimiento de agua potable y 14 microcentrales hidroeléctricas, y paneles solares. Además, se acondicionarán 1 530 kilómetros de carreteras y puentes y se reformarán o construirán 44 almacenes, 68 centros de salud y hospitales rurales, 35 centros de nutrición y 70 escuelas de educación primaria y secundaria. El proyecto tendrá como objetivo que el 60 % de sus beneficiarios sean mujeres.

Desde 1980, el FIDA ha invertido más de USD 213,7 millones en nueve programas y proyectos de desarrollo rural en la República Democrática del Congo, por un valor total de casi USD 421,2 millones. Esas intervenciones han beneficiado directamente a 561 200 hogares rurales.

 

 

Comunicado de prensa n.º: FIDA/29/2020

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, les ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer la resiliencia. Desde 1978, hemos destinado 22 400 millones de dólares de los Estados Unidos en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 512 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y una organización especializada de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura. Encontrará más información sobre el FIDA en este enlace: www.ifad.org/es.