Saltar al contenido
X

Recetas para el cambio : Dhindo - puré de harina de maíz con curry de hoja de ortiga y tomates encurtidos Nepal

Pruebe la receta en casa

Nepal es un país continental de Asia Meridional que depende en gran medida de la agricultura. Más del 80 % de la población vive en zonas rurales y se dedica a la agricultura de subsistencia. Aunque cuatro de cada cinco hogares se dedican a la agricultura, la mayor parte de la población carece de las aptitudes necesarias para innovar las prácticas de cultivo. La utilización de métodos anticuados termina por disminuir el potencial agrícola del país, a pesar de su vasta superficie de tierra. Esto, a su vez, genera desempleo y la emigración de los jóvenes.

BAdemás de los problemas socioeconómicos a los que se enfrentan las zonas rurales nepalesas, el cambio climático complica todavía más la vida de los agricultores. Entre las amenazas figuran las sequías, el aumento de las temperaturas, la infertilidad de las tierras y una rigurosa temporada invernal. Las altas temperaturas intensifican el crecimiento de las plagas, y el clima seco reduce la disponibilidad de agua y aumenta la probabilidad de que se produzcan incendios forestales. El agotamiento de los recursos hídricos también obliga a los animales silvestres a invadir las aldeas en busca de alimentos y agua. Los deslizamientos de tierra y la erosión del suelo también forman parte de los efectos del cambio climático en la región, que se ven agravados por la falta de una infraestructura adecuada. 

La agricultura de Nepal se basa en gran medida en el maíz, las hojas de ortiga y el tomate. El maíz es una buena fuente de vitamina C, tiamina y folato, mientras que 100 gramos de hojas de ortiga pueden aportar casi la mitad de las cantidades diarias recomendadas de vitamina A y calcio. Los tomates también son importantes debido a su alto contenido de licopeno, un potente antioxidante. Por tanto, para la población nepalí es esencial preservar estos cultivos.

El Programa de Adaptación para la Agricultura en Pequeña Escala (ASAP) del FIDA apoya el Proyecto de Adaptación Orientada a los Pequeños Agricultores en las Zonas Montañosas, que ofrece soluciones para los agricultores en pequeña escala de Nepal.

 

Riesgos climáticos para el maíz y el tomate:

  • Sequías e incendios forestales
  • Deslizamientos de tierra y erosión
  • Aumento de las plagas
 

Soluciones del FIDA:

  • Planes de conservación y distribución del agua
  • Promoción de la gestión integrada de plagas
  • Creación de capacidad en la agricultura resiliente al clima
  • Tecnologías de energía renovable, como los molinos de agua

 

La Receta

 

Dhindo: puré de harina de maíz con curry de hoja de ortiga y tomates encurtidos

Para 4 personas

Valor nutricional por ración

  • Calorías - 305
  • Proteína - 21 g
  • Carbohidratos - 55 g
  • Grasas -  2,7 g
 

Ingredientes

Dhindo

  • 2 litros de agua
  • 400 gramos de harina de maíz

Curry de hoja de ortiga

  • 200 gramos de hojas de ortiga crudas, espinacas u hojas de remolacha
  • 1 litro de agua
  • 10 gramos de harina de maíz, para espolvorear sobre las hojas de ortiga
  • 120 gramos de harina de maíz, para mezclar con el agua
  • Sal y pimienta de Sichuan al gusto
  • Guindillas verdes y ajo a gusto (opcional)
  • Tomates encurtidos
  • 10 tomates medianos
  • 110 gramos de pimienta de Sichuan
  • 4 dientes de ajo
  • 4 guindillas verdes
  • 1 cebolla picada
  • 10 gramos de cilantro verde
  • Guindilla roja molida y sal al gusto

Preparación

Dhindo

  1. Hervir el agua en una olla pesada con una pizca de harina.
  2. Una vez que el agua comience a hervir, añadir la harina y remover continuamente.
  3. El dhindo estará listo cuando la mezcla se dore y adquiera consistencia.

Tradicionalmente, el dhindo se come con las manos mojando pequeñas cantidades en curry.

Curry de hoja de ortiga

  1. Espolvorear 5 gramos de harina de maíz uniformemente sobre las hojas de ortiga (alternativa: espinaca u hojas de remolacha).
  2. Disolver 60 gramos de harina de maíz directamente en la olla con agua para cocer las hojas.
  3. Moler el ajo, las guindillas y la pimienta hasta obtener una pasta homogénea. Una vez que el agua comience a hervir, añadir la pasta.
  4. Añadir las hojas y sal al agua y dejar que se cuezan.
  5. Remover de vez en cuando hasta obtener una sopa espesa, de color verde oscuro.

Tomates encurtidos

  1. Asar los tomates hasta que se oscurezca la piel.
  2. Pelar los tomates asados.
  3. Triturar la guindilla molida, la sal, las guindillas verdes, el ajo y la pimienta de Sichuan todo junto.
  4. Añadir los tomates asados y pelados y moler todo junto.
  5. Una vez que se obtenga una pasta fina, servir con cilantro y cebolla picada bien mezclados.

 

Descubra todas las Recetas para el Cambio aquí. 

Síganos en las redes sociales #RecipesforChange (Recetas para el Cambio).